Close
Radio Radio Radio Radio

La desaparición de los rituales y Arturo Vidal

El filósofo coreano Byung Chul Han, en su libro“La desaparición de los rituales”, hace un análisis de lo que sucede en nuestra sociedad. Señala que hoy en día con el uso abusivo de las redes sociales en particular el Twitter y el Instagram se ha ido produciendo de manera paulatina la pérdida de los rituales y de los símbolos que regulan el comportamiento de la sociedad. Los símbolos y los rituales son lo que permite capturar el tiempo y el espacio para poder iniciar un proceso de reflexión mucho más profundo que la impulsiva respuestas o palabras que solemos colocar en las redes sociales. Se ha producido por decirlo de alguna manera un símil al consumismo de las cosas.

Hoy en día no usamos las cosas, las consumimos, ambos conceptos son diferentes y ocurre que cuando ya no nos satisface ese objeto reiniciamos el proceso y así indefinidamente dando lugar a lo que se llama sociedad de consumo. Ocurre lo mismo con las palabras y las acciones, estas carecen de profundidad y permanencia en el tiempo, si no están precedidas de un rito y carecen de simbolismo. Estos nos permiten situar una reflexión un punto de vista o una acción en un espacio determinado y con la pausa necesaria para que esa reflexión o punto de vista o acción no sean un bien de consumo.

En este vértigo que hoy día vivimos caemos todo, las redes sociales no dejan espacio a los ritos y menos a los símbolos, desde actores públicos que suelen tener que estar dando explicaciones por las pulsiones de las cuales han sido víctimas ellos mismos, hasta los ciudadanos común y corriente como nosotros que muchas veces decimos o actuamos sin la necesaria pausa a qué nos obligan toda relación humano y social.

Los rituales y los símbolos cumplen o cumplían una función esencial, ordenar el espacio y el tiempo, generando con ello las condiciones necesarias para que las sociedades puedan crecer de manera equilibrada, armónica e inclusiva. El filósofo coreano formula esta tesis a partir de la observación de lo que pasa en el mundo de hoy, en el cual el consumismo no solamente es de las cosas, sino que también de las ideas. 

Si nos examinamos a sí mismos nos encontraremos con distintos rituales que vamos construyendo a diario, justamente para poder situarnos de manera equilibrada en lo cotidiano, pero también en las cosas más complejas cómo es la vida en sociedad. 

En este mundo en que el frenesí de las redes sociales parece atrapar las relaciones entre las personas y a las agendas públicas, necesariamente necesitamos volver a los ritos y a los símbolos, ello significa recuperar la pausa en una reflexión necesaria para tener una mirada en profundidad de lo que son nuestras vidas y nuestra sociedad.

Los rituales y los símbolos son lo que en términos coloquiales y futboleros se dice “poner la pelota al piso”. Esto es lo que suele hacer nuestro Arturo Vidal, cuando pone la pelota al piso y mira con calma hacia adelante, antes de decidir a quién entregar el balón. Arturo mira hacia el horizonte, hacia el futuro. Logra capturar, como si fuera un rito, el tiempo y el espacio.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top