Close
Radio Radio Radio Radio

Detienen a hijos de Víctor Ancalaf por muerte de sargento ñublensino

Imágenes de algunas cámaras de video, más peritajes hechos en el lugar y declaraciones de algunos testigos, le habrían permitido determinar que los hermanos Matías y Heriberto Ancalaf, hijos de Víctor Ancalaf, (fundador y exlíder de la CAM) tuvieron participación directa en la muerte del sargento ñublensino Francisco Benavides, el pasado 24 de mayo en la ruta 35, en Collipulli.

Por el asesinato del funcionario, quien tenía residencia y familia en Quillón, Ñuble; y porque además se les imputan otros cinco atentados y el secuestro y tortura de dos personas, Carabineros del OS9 los detuvieron a ambos en el sector de Choy Lafquenche, de esa misma comuna, en horas de la mañana de hoy.

Las informaciones policiales confirmaron además que se detuvo al padre de ambos hermanos, por el delito de tenencia ilegal de municiones, las que se encontraron tras un allanamiento en su domicilio.

Si bien Víctor Ancalaf no estuvo en el lugar cuando se produjo el tiroteo que le causó la muerte al sargento, sí se contaría con imágenes que lo situaban previamente en el lugar en el que se realizaban cortes de calle y protestas por la muerte de José Burgos Riquelme, quien fue atropellado por el conductor de un camión de la empresa del Parque Aeólico Malleco.

La investigación de estos hechos está en manos de la Unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía Regional de La Araucanía, liderada por el fiscal Marcos Bustos.

Y las primeras sospechas del equipo liderado por el fiscal se centraron precisamente en las personas que ese día se concentraban por esas protestas, siendo la consecución de imágenes la principal clave para el resto de las indagaciones.

En el lugar se hallaron proyectiles balísticos disparados por cuatro armas distintas y que coinciden con las balas encontradas en otros hechos investigados en la misma zona por la Fiscalía de La Araucanía.

Carabineros confirmó que a los imputados además se les investigan por hechos ocurridos en septiembre de este año y relacionados con una denuncia por abusos sexuales.

La Fiscalía, quien anunció  que se formalizaría a Matías y Heriberto por el delito de homicidio, pidió la ampliación del plazo de la detención de ambos hermanos hasta mañana viernes 8 de octubre, solicitud a la que accedió el Juzgado de Garantía de Panguipulli.

Distinto fue el caso de Víctor Ancalaf. Pese a que el fiscal también solicitó la ampliación del plazo de detención en su contra hasta mañana, el tribunal resolvió en favor de su defensa, por lo que se le tuvo que formalizar en esa misma audiencia, sesión que concluyó con la petición de la medida cautelar de prisión preventiva en su contra.

Esta medida cautelar, al cierre de esta edición aún no se resolvía.

Confianza en la evidencia

Respecto a la solidez de las evidencias obtenidas para imputar a los detenidos, el fiscal regional de La Araucanía, Roberto Garrido, sostuvo que “los antecedentes permiten vincular a estos dos detenidos con otros atentados con armas de fuego en contra de Carabineros, y a uno de ellos con un delito de abuso sexual”.

En tanto, el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, añadió “que el éxito de las operaciones de nuestro equipo investigativo han dado frutos” y que “estoy tremendamente contento por el éxito y el trabajo profesional desarrollado por los equipos investigativos, que de alguna forma, llevan tranquilidad a su esposa y a sus hijos, y a la gran familia institucional”.

La familia del oficial quillonino, finalmente, mantuvo su postura de no hablar públicamente respecto a este hecho. La última vez que fue contactada por nuestro medio explicó que era para proteger a su familia.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top