Close
Radio Radio Radio Radio

Déficit de viviendas en Ñuble afecta a 6.964 familias según estudio nacional

Cristian Cáceres

El déficit habitacional que existe en Chile afecta a 6.964 familias en la región de Ñuble, según un estudio nacional realizado por la ONG Déficit Cero y el Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica.

De acuerdo al trabajo estadístico y considerando la población regional proyectada actualmente en cerca de 500 mil personas, al menos el 4% de la población ñublensina vive en condiciones no adecuadas.

El estudio indica que 2.617 hogares viven de allegados, 1.735 están de allegados y en hacinamiento y 1.473 familias conviven en hacinamiento no ampliable. Asimismo, 447 núcleos habitan una vivienda irrecuperable, 412 construyeron sus casas en campamentos y 280 pernoctan y hacen su vida en la calle.

[bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

Desde Déficit Cero afirman que el impacto de la pandemia, el alza en los créditos hipotecarios, el precio de los materiales y por consiguiente de los arriendos, ha empujado a miles de familias a vivir en condiciones poco óptimas. Igualmente enfatizan que la realidad local y nacional da cuenta de una exclusión habitacional escondida, donde si bien los campamentos son la cara visible de la crisis, detrás de ellos hay miles de familias viviendo en espacios reducidos o en malas condiciones que no se ven.

Respecto a la realidad regional, la directora de Incidencia de Déficit Cero, Trinidad Vidal, manifestó que en cuanto a la distribución por decil de ingresos del componente de hogares allegados, existen diferencias entre Ñuble y lo observado a nivel nacional.

“Considerando todo el país, existe una distribución de viviendas relativamente homogénea entre los distintos deciles, mientras que en la región de Ñuble el 24,4% se concentra en el cuarto decil y el 22,5% en el decil ocho. Además destaca que, a diferencia de la situación nacional, en los primeros deciles no se observa una proporción importante de los hogares allegados. Mientras que el 17,2% de las viviendas de este componente se concentra en los primeros tres deciles en la región, a nivel nacional dicha proporción alcanza el 32,4%”, recalcó.

Trinidad Vidal comentó que es muy difícil enfrentar el déficit de vivienda si se sigue mirando el problema de la misma forma en todos los territorios. La ejecutiva señaló que, debido a que la urgencia y necesidad pueden llegar a ser distintas entre una zona y otra, las soluciones que se deben dar en una región como Ñuble o Valparaíso, también deberían serlo.

“Lo interesante de este estudio es que presenta la posibilidad de caracterizar el déficit según la realidad de cada región o territorio. No podemos seguir enfrentando el déficit de vivienda con uno o dos instrumentos iguales para todo el país; cada región o ciudad debiera identificar las mejores formas de enfrentar esta problemática”, añadió.

El diagnóstico de Déficit Cero es que Chile está viviendo una de las peores crisis de acceso a la vivienda de las últimas décadas. La ONG indica que a nivel nacional 641.421 familias necesitan de manera urgente una vivienda. Según los antecedentes del organismo, el perfil de las personas que sufren esta exclusión pertenecen a núcleos familiares fuertemente asociados a la vulnerabilidad social.

Las regiones que concentran el déficit habitacional son la Metropolitana, que lleva la delantera con un 49,4% del total nacional; seguida de Valparaíso, con un 11% del déficit; luego Biobío con un 6,4%; Antofagasta con un 5.8%; Tarapacá con 4.6% y el Maule, con un 4.3%, mientras que Ñuble concentra el 1,1% de la necesidad nacional.

Política local

El Seremi de Vivienda de la región de Ñuble, Antonio Marchant Mass, afirmó que su despacho está realizando la actualización del registro de familias que no pueden tener acceso a una vivienda, esto con el objetivo de trabajar con cifras más reales a las que en su momento arrojó el censo del año 2017, el cual daba cuenta que el déficit superaba las nueve mil casas.

El funcionario enfatizó que la proyección del Gobierno de entregar 260 mil viviendas a nivel nacional en los próximos cuatro años, obligará a cada una de las regiones a cumplir con un número importante de propiedades ofrecidas a la comunidad.

“Como región apostaremos a esa meta y por eso nos enfocaremos en empezar la construcción de viviendas entre este y el próximo año, entendiendo que la construcción de las mismas demora 18 meses aproximadamente”, detalló.

Antonio Marchant manifestó que actualmente vienen trabajando colaborativamente junto a la Seremi de Bienes Nacionales, con quien se realiza una labor de identificación de terrenos fiscales que sean adecuados para la construcción de viviendas. De hecho, según datos preliminares, por el momento ya se tienen algunas opciones de recuperar espacios en comunas como Chillán, Chillán Viejo, Pinto, Quillón, San Carlos, Yungay, Quirihue, Cobquecura y San Nicolás.

Alrededor de 14 predios en distintos puntos de la región ya están identificados y si bien se encuentran actualmente bajo algún tipo de administración, las autoridades han detectado que no están siendo bien utilizados, por lo que es factible recuperarlos para proyectos habitacionales.

El seremi de Vivienda aseguró que a este catastro de terrenos disponibles para construcción, también se sumarán aquellos que dispone el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) y de los propios municipios.

Texto: Jorge Chávez

[/bg_collapse]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top