Close
Radio Radio Radio Radio

Con votación dividida Concejo Municipal da luz verde a extracción de áridos en el río Chillán

Mauricio Ulloa

En el recién pasado Concejo Municipal de Chillán se analizó la solicitud de extracción de áridos del cauce del río Chillán, en el kilómetro 8 del camino a Pinto, por parte de la empresa Barrera Hnos. Ltda., la cual fue aprobada con seis votos a favor y cuatro en contra.

La concejala Yanina Contreras, quien expuso la petición en la instancia, explicó que “se nos explicó todo el proceso de estudio y validación por parte de la Dirección de Obras Hidráulicas de Ñuble (DOH), además, de toda la inspección en terreno e informes que solicitó la Dirección de Obras (DOM), para poder aprobar esta solicitud camino a Pinto. Indicar aquí que la Comisión de Obras sugirió aprobar esto, bajo la premisa que la extracción de áridos es una necesidad, que también plantearon los vecinos, porque tienen algunos problemas de inundación a nivel de cauce”.

“Pero, hay más empresas que están solicitando extracción, la cantidad de metros cúbicos que se extrae son bajas, a nivel de normativa todas están debajo de la misma para no presentar estudios de impacto ambiental. Entonces, estamos preocupados por eso, porque al final nos vamos a llenar de varias chicas que van a estar resolviendo problemáticas de extracción, pero no tenemos estudios que nos avalan en temas medioambientales”, agregó la concejala.

En este sentido, el presidente del concejo y alcalde de Chillán, Camilo Benavente, en dos oportunidades recalcó que “hay que conformar una comisión bipartita, Medio Ambiente con Obras, para ver qué experiencia hay respecto a ordenanzas internas de municipalidades que hayan tenido dificultades como las nuestras. Por lo menos, soy conservador con el tema del medio ambiente, si podemos limitar, si bien algunas pueden ser favorables para algunos vecinos que son acotadas que están bien trabajadas, pero otras no. Esto para hacer o modificar una ordenanza sustentable, con asesoría externa y de un profesional”.

Esta votación generó bastante debate, debido a que quienes rechazaron -Joseph Careaga, César Riquelme, Ricardo Valdebenito y Marina Crisóstomo- argumentaron que no se cuenta con antecedentes de impacto ambiental y afectación a actividades turísticas, por lo que no se posee suficiente información, sumado a que falta mayor fiscalización en este tipo de intervenciones.

Quienes aprobaron la solicitud son los concejales Patricio Huepe, Yanina Contreras, Rodrigo Ramírez, Quenne Aitken, Brígida Hormazábal y el presidente Camilo Benavente. Además, esta se analizó extensamente en la Comisión Obras, bajo la Ley 19.300, la que regula impactos ambientales y que en este caso se están cumpliendo los parámetros.

Comunidad y la empresa

En esta ocasión, el documento para la autorización viene acompañado por una carta firmada por la presidenta de la Junta de Vecinos Lautaro, Irma Flores, quien confirmó que “me pidieron el respaldo en el tema para firmar la carta, para esos vecinos es beneficioso, porque en invierno se les viene el agua encima y corren peligro de inundarse. Esto está en acuerdo con los vecinos que viven aledaños donde ocurre la situación”.

Para poder ingresar al lugar de extracción, las maquinarias y camiones deben entrar a un predio privado. El dueño de la ribera sur del área a intervenir, Jorge Carrasco, afirmó que “lo que pasa es que el río se cargó mucho al sur, la idea es que ellos van a canalizar el río, la extracción de material es con este fin. Porque, si viene una venida (de agua) grande este año el río se meterá a las propiedades”.

Hace cinco años aproximadamente, se extrajeron áridos en el centro del río y se centró el caudal, aseguró Jorge Carrasco. En este sentido, la cantidad permitida es de 50 mil metros cúbicos, y en el caso de la empresa Barrera Hnos. Ltda. la cantidad solicitada es menor a esta.

Al respecto, Cristian Barrera, representante legal de la empresa en cuestión, indicó que “este no es un proyecto que venga a trabajar años en el sector, es algo pequeño, entiendo que cuando se habla de extracciones de áridos o de chancadoras, que no es el caso, el impacto es fuerte’’, y que son labores que tomarán más de un mes de ejecución.

Agregó que “lo otro importante es que no pasamos por ningún sector poblado, pasamos directamente desde la extracción al camino, por un terreno absolutamente privado, que es del señor Carrasco. Entonces, no molestamos a otras casas con polvo ni nada, además, está considerado la humectación de los caminos y todo lo que significa no molestar a nadie”.

Los trabajos están bajo lo que exige la normativa, con análisis de ingenieros hidráulicos, ingenieros civiles, topógrafos, entre otros, y por el estudio de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH).

Texto: Antonieta Henríquez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/