Close
Radio Radio Radio Radio

¿Cómo deberán ‘leer’ las próximas municipales y regionales los partidos políticos?

Mauricio Ulloa

Cerrado el capítulo electoral de los consejeros Constitucionales, las expectativas -y la calculadora- de los partidos políticos están centradas ahora en las elecciones municipales y regionales del próximo año.

Para el experto electoral, Rodrigo Landa, “es un hecho que después del resultado del 7 de mayo, el Partido Republicano legítimamente pueda implementar una estrategia de crecimiento en cobertura y votos a lo largo de Chile. Sin embargo, nacen dos dudas para el análisis. Lo primero, es si será adecuada nuevamente la estrategia de trabajar bajo el paraguas de la marca Partido Republicano, subordinando los nombres de los candidatos a esa marca, considerando la naturaleza de las elecciones comunales y regionales que vienen. Y lo segundo, es si apostarán nuevamente por el camino propio o comenzarán a pavimentar un principio de acuerdo con otras fuerzas políticas que les genere rentabilidad en la elección presidencial del año 2025, que es finalmente su gran meta electoral”.

Para Landa, estas definiciones no son comunicacionales ni bajo el alero del marketing, son estrictamente políticas.

“En ese contexto, es difícil conocer hoy si el Partido Republicano se mantendrá en una línea más bien dogmática, asumiendo los costos que esas rigidices puedan implicar, o se abrirá a conquistar una base de apoyo mayor. Hoy nadie está en condiciones de establecer empíricamente y con elementos racionales qué parte de la votación del 7 de mayo es realmente del Partido Republicano, o si este electorado volátil nuevamente los va a apoyar con el mismo compromiso. Son dudas que todos tenemos y que hoy son imposibles de descifrar”, afirmó.

Según la politóloga y académica de la UdeC, Jeanne Simon, “el Partido Republicano seguramente llevará candidatos en varias comunas del país y en Ñuble. Con el éxito logrado en la última elección, seguro que habrá muchos candidatos ofreciéndose, e imagino que llegarán exmilitantes de los partidos tradicionales de la derecha, y quizás de la Democracia Cristiana a golpear sus puertas”, aseveró.

Paulina Pinchart, experta en Marketing Político, destacó la enseñanza que dejaron las pasadas elecciones de consejeros.

“Yo creo que la elección fue clara respecto del unirse en una sola lista. O sea, lo que pasó aquí ciertamente no hubiera pasado si hubiera ido toda la oposición en una lista. Pero, efectivamente, aquí en Chile todavía tenemos, por nuestro sistema electoral, demasiados partidos políticos. Entonces, eso hace que la única forma de que estos partidos puedan triunfar es haciendo alianzas muy amplias. Y eso es algo que la opinión pública no entiende a cabalidad. Incluso, yo me atrevería a decir que los políticos más antiguos tampoco lo entienden, que más vale ceder ciertos espacios dentro de un gran conglomerado, que separar fuerzas”, manifestó.

Pinchart añadió que en las elecciones municipales, se vota más por las personas.

“Recordemos que hay muchos candidatos a alcalde que no pudieron volver a postular porque ya hubieran estado en un cuarto período, y hay otros que perdieron, y que ahora pueden postularse perfectamente y son figuras ciertamente mucho más conocidas en su quehacer personal, en su biografía, que lo que lo fueron los candidatos a consejeros de los republicanos. Ahora, lo de los votos de castigo hacia el gobierno, yo no tengo tan claro que en las municipales se vaya a dar eso, sobre todo entre los estratos medios, medios bajos y bajos, que ven en el alcalde una posibilidad más real de ayuda”, planteó.

¿Una o dos listas?

¿Debe el oficialismo unirse e ir en una sola lista para las próximas elecciones municipales y regionales, si quiere tener posibilidades?

Según Rodrigo Landa, “lo más probable es que así sea. Al igual que en el caso de la derecha, hay dos dimensiones que siempre se ponderan al tomar esta decisión. Una tiene que ver con las identidades, y la otra, con el pragmatismo. La izquierda chilena tiende a ser un tanto más idealista en sus decisiones, pero hoy no les queda otro camino que unirse para evitar una debacle mayor. Pensemos, además, que la elección más importante del otro año es la de concejales, porque mide la distribución de las fuerzas en el mapa electoral chileno. Y en esa elección, es determinante la votación total de la lista”, dijo.

Jeanne Simon, en tanto, cree que para la elección de la máxima autoridad de la comuna, no son tan importantes las listas.

“Imagino que los partidos de la ex Concertación y de Chile Vamos presentarán sus mejores candidatos(as) buscando recuperar lo perdido en las últimas elecciones. En esta elección, estarán mucho mas conscientes de poner candidatos(as) que tengan capacidad de ganar, y dejarán de correr si hay un candidato fuerte del Partido Republicano”, aseveró.

En la derecha, en tanto, según Rodrigo Landa, “hay una interrogante mayor. Hay tres alternativas en juego: que Chile Vamos y el Partido Republicano compitan en todas las comunas y regiones; que compitan, pero con pactos por omisión o, tercero, que sellen un gran pacto electoral. También, es probable que la solución sea un equilibrio entre las alternativas anteriores, por ejemplo, que en la elección de concejales y cores compitan en listas separadas y que para los alcaldes y gobernadores regionales existan pactos por omisión, de manera de no dispersar la votación de derecha. Una alternativa de este tipo es bastante razonable, y es lo que hoy podría estar más al alcance en una posible negociación. Tanto Chile Vamos como republicanos saben que se necesitan mutuamente en una segunda vuelta presidencial, y ese gran objetivo condiciona las decisiones previas a esa elección. Si el dogma supera a la realidad el próximo año, terminará siendo pan para el momento y hambre para el futuro”, sentenció.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top