Close
Radio Radio Radio Radio

Comisiones y terreno: los dos frentes en que los convencionales de Ñuble se despliegan a un mes de entregar la Constitución

Facebook

En dos frentes se encuentran trabajando actualmente los convencionales constituyentes, a poco más de un mes que deban entregar al Presidente de la República el texto final de Nueva Constitución, que será plebiscitado el próximo 4 de septiembre.

El primero de ellos está radicado en las tres comisiones que se encuentran ajustando el documento: Armonización, Preámbulo y Normas Transitorias.

Dos de los convencionales ñublensinos -Felipe Harboe y Martín Arrau- integran precisamente Armonización, donde se ha estado revisando redacción, ortografía, y ya se aprobó una estructura para presentar la nueva cartamagna.

Martín Arrau sostuvo que esta semana están recibiendo la visita de expertos. Dijo estar preocupado por los vacíos que presentaría el texto, y por los cerrojos o “anclajes antidemocráticos” que se estarían proponiendo en Normas Transitorias.

Según el convencional, “algunas propuestas de normas transitorias, como los decretos con fuerza de ley en caso que el congreso no cumpla con los tiempos requeridos para legislar los cambios que propone la Constitución; el término anticipado de los períodos senatoriales de quienes fueron elegidos en 2021, o los quórums para reformar la cartamagna; claramente atentarían o cambiarían el sentido del proyecto constitucional y democrático”, advirtió.

Respecto de los decretos con fuerza de ley, Felipe Harboe comparte sus aprensiones.

“Llama la atención que quienes hacen gárgaras con la democracia pretendan, de un plumazo, saltarse el congreso democráticamente elegido e implementar la Constitución por decreto. Los DFL los autoriza el congreso, no la Convención”, aseveró.

Respecto del trabajo en Armonización, Arrau mencionó que en estos días están escuchando a expertos, quienes hablarán sobre lenguaje y labores propias de la comisión.

“Hay un tema que toca tanto a esta comisión, como a Normas Transitorias: los vacíos. Hay que ser muy claros, aquí no existen vacíos en el texto, sino que no hay voluntad del Constituyente de normar o rechazar ciertas cosas. Por tanto, la Constitución sí dice algo cuando no lo dice, cuando no se nombra algo es porque no tiene importancia constitucional o porque se rechazó que estuviera. Esperemos que las comisiones se atengan a lo que tienen que hacer, sobre todo resolver los nudos transitorios y temporales, pero no cambiar el sentido de las normas, y menos poner candados o anclajes”, aseveró.

Validación en terreno

El segundo frente desde el cual los constituyentes están ejerciendo su labor es el terreno.

César Uribe, representante de Pueblo Constituyente, inició su salida territorial en la Región de Ñuble esta semana, ocasión en la que se ha reunido, hasta el momento, con colegios profesionales, estudiantes universitarios y partidos políticos.

El objetivo, dijo, es difundir el borrador de Nueva Constitución, y en ese sentido, la experiencia ha sido positiva.

“La recepción ha sido buena, ha habido interés por saber de primera fuente qué es lo que está escrito, salir de muchas dudas que se han instalado fuerte en los medios y la opinión pública, e información que instalan otros constituyentes sobre el proceso, y en ese sentido, la validación y valoración del proceso y el texto, al menos en esos tres espacios, ha sido contundente, y entendemos que es la fórmula que tenemos. Estoy muy contento de volver al terreno en Ñuble, ya que puedo explicar de manera directa y transparente el proceso, y ahondar en temas que le interesan a la región, ya que muchas veces la discusión se centra en controversias que no tienen que ver mucho con el territorio, como por ejemplo, la plurinacionalidad, que acá no afectaría en nada. Tras esa discusión se esconden temas importantes, como por ejemplo, el agua, la ruralidad y el campesinado, que están en la propuesta, y que no se han podido conversar y discutir”, manifestó.

Uribe adelantó que estará también en San Carlos, y que está preparando visitas a Cobquecura, Quillón y El Carmen.

“Paralelamente, estamos formando monitores a través de la Asamblea Ñuble, espacio que se construyó en torno al proceso Constituyente, en el que hay personas de distintas comunas. Ya ha habido tres reuniones, y la idea es contar con muchas personas para transmitir la información de forma directa en toda la región. El objetivo es multiplicar la información, estamos trabajando de una manera muy comprometida, y la invitación, con el documento ya escrito, es observarlo, leerlo, buscar los temas específicos que generan miedos y anhelos, y ver lo que realmente está escrito. Tenemos la posibilidad de desmentir y desmitificar con algo concreto, como es el texto. Un ejercicio sano es comparar la actual Constitución con la nueva en determinados temas, para así votar informados”, sentenció.

Cabe recordar que durante el mes de junio se votarán en el pleno los informes de las comisiones, siendo la última sesión plenaria el 29 de dicho mes.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top