Close
Radio Radio Radio Radio

Ambulantes del mercado se trasladarán al patio 5 de Abril

Tras múltiples quejas, especialmente de parte de los comerciantes establecidos de la feria del mercado de Chillán, representantes municipales realizaron una reunión el fin de semana pasado con más de 70 comerciantes ambulantes no autorizados para buscar una mejor ubicación para ellos, y evitar que continúen instalándose en la diagonal que cruza 5 de Abril e Isabel Riquelme.

Las quejas eran desde la reducción de los espacios para los peatones y clientes, obstrucción a la proyección visual de sus mercaderías e incluso accesos a los locales y tiendas, y hasta el que cotidianamente se les sorprenda utilizando las rejas metálicas de los puestos cerrados como baños.

El tema fue tratado en la reunión de Concejo Municipal, ocasión en que el alcalde, Camilo Benavente, anunció un plan especial para ellos, que en primera instancia, se extendería hasta fines de diciembre de este año, echándole mano a la ya vieja idea de instalarlos en el “Patio 5 de Abril”, donde antiguamente se instalaban las yerbateras.

“Lo primero que hicimos fue reunirnos con unas 70 personas que se instalan en la diagonal, de las que cerca de un 60% eran extranjeros; entre ellos, unos 40 haitianos, por lo que tuvimos que acudir con una persona que nos hiciera de traductor al creolé, para que pudieran entender que realmente nos están causando muchos problemas, en especial en este periodo en el que estamos aún en pandemia”, dijo el alcalde a La Discusión.

Esta problemática ya había sido abordada por el presidente de la Cámara de Comercio, Alejandro Lama, quien tras su primera visita protocolar para saludar al nuevo jefe comunal, en agosto pasado, expuso las conclusiones a las que como gremio llegaron tras revisar los mapas de las vías establecidas para este tipo de comercio en el centro de la ciudad.

“Hoy estas vías peatonales son utilizadas por el comercio ambulante y por vehículos, lo que entorpece el flujo peatonal. Por otro lado, consideramos que estas vías fueron implementadas en calles que diariamente albergan a la locomoción colectiva, como puntos críticos, y que eso sumado a los arreglos, no facilitan el tránsito vehicular, generando congestión y atochamiento, especialmente en calles 5 de abril e Isabel Riquelme”, comentó el presidente gremial.

El alcalde, además, dice estar al tanto de las muchas veces que en administraciones anteriores se ha intentado llevar a los comerciantes ambulantes al patrio 5 de Abril, pero se ha fallado en el intento porque en cosa de días, los comerciantes, quejándose del escaso flujo peatonal, vuelven a los mismos lugares que les exigieron abandonar.

La solución que plantea para que en esta ocasión el intento pase a ser una respuesta efectiva, es que “instruimos que a partir del primero de octubre, se instalarán guardias en este sector, y ojo, no estamos hablando de inspectores municipales, sino de al menos cuatro guardias, quienes estarán facultados para levantarlos y moverlos de los lugares no habilitados”.

Advirtiendo que no todo el plan se basa en restricciones y medidas cohercitivas, añade que “la buena noticia es que le vamos a entregar el patio hasta finales de año, para que puedan trabajar con autorización, a lo menos, en esta primera etapa”.

Según el catastro realizado por el personal municipal, los ambulantes que regularmente se instalan a vender sin autorización en la diagonal, son cerca de 90 personas.

“De ellos hay 20 chilenos, que entendieron todo muy bien y nos manifestaron su disposición a colaborarnos”, destacó.

Dudas y competencias

La ola presencia de estos ambulantes no es la única queja que tienen los locatarios de la feria.

De hecho, algunos del rubro de cafetería y restoranes, se reunieron con el concejal Rodrigo Ramírez, a quien le plantearon que “ellas venden desde temprano el café o los sandwich, pero luego llegan estos vendedores ambulantes que andan dando vuelta y que venden lo mismo pero más barato, las sopaipillas más baratas, entonces al final la competencia no es pareja, siendo que las cocineras pagan un permiso, una patente municipal, y el vendedor ambulante, no”.

Por tal razón, el edil solicitó extender las fiscalizaciones no solo a lo concerniente a la ubicación de los ambulantes, sino que “a un mayor control de lo que sucede en el mercado”.

De todas maneras, para el alcalde Benavente, “si uno se pone a observar, se da cuenta de que las diferencias de precios que encuentra en el mercado, son menores, y no estes, sino que entre establecidos también. Por ejemplo, hay algunos que venden palta de tercera a $1.500 y otros tienen a ese mismo precio, o levemente más cara, la de primera”.

Finalmente, entre los locatarios hay más esperanzas que certezas, precisamente, porque esta idea de llevarlos al patio 5 de Abril, ya la han visto antes.

“Ojalá ahora resulte, pero siempre se terminan saliendo. Es cierto que acá molestan, porque a la gente ya le cuesta pasar por acá de tantos que son. Y si uno les dice algo, se hacen los que no entienden porque la mayoría son haitianos y al final se terminan riendo de una”, dice la locataria Patricia Gatica.

Su colega Roberto Melillán, pide “que la gente que se va ir al patio 5 de Abril, tenga paciencia, tienen que entender que esto es un proceso y que la gente no va ir de golpe a comprarles al primer ni al segundo día. Pero me parece que es bueno para ellos, para nosotros y para los mismos clientes que este espacio se ordene, porque ahora como se generan aglomeraciones, incluso se ha prestado para que aparezcan personas robando acá en los locales”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/