7 invitados sobre 100 años llegaron al cumpleaños de Edelmira Muñoz

Por: Karyn Pradenas Fotografía: Fernando Villa 10:10 PM 2016-12-17

Puntuales, a eso del mediodía,  comenzaron a llegar los invitados al cumpleaños de Edelmira Muñoz Concha: la abuelita pinteña que este sábado celebró sus 106 años.

Agradecida y emocionada se pudo ver durante la velada a Edelmira, a quien su nieta Roberta Chávez y familia le prepararon esta especial sorpresa, donde el requisito más llamativo fue contar con la presencia solo de personas sobre los 100 años.

En total llegaron siete invitados a Aqualipso, el centro de eventos donde se desarrolló la jornada, y algunos se excusaron por problemas de salud.

Desde Santiago, Zapallar, Chillán Viejo llegaron los abuelitos que respondieron al llamado de la familia de Edelmira. Por ejemplo, un activo Pedro Pacheco, de 108 años y de Chillán Viejo, contó a LA DISCUSIÓN que aún andaba en triciclo y que el secreto para conservarse bien hasta el día de hoy fue estar siempre ligado al campo y alimentarse con todos los productos que entregaba la tierra, además de evitar los medicamentos. Respecto a la celebración dijo que, “fue muy lindo ser invitado a esta fiesta”.

Otra de las presentes en la celebración fue Carmen Navarra, de 106 años y 5 meses, chillaneja que en octubre pasado dio el ejemplo tras sufragar en las elecciones municipales. Respecto  a la reunión con los demás adultos mayores centenarios, manifestó: “esto es maravilloso, muy lindo y algo muy inolvidable venir acá”. También al inicio del festejo sorprendió a todos por su buena memoria y la declamación de un poema.

María Filomena Ruiz, de Zapallar, fue otra asistente.  A sus 103 años destacó por su buen humor: “Dios me tiene aquí, yo tengo 103, pero parece mentira”, expresó.

Celebración
Los 106 años de Edelmira, a quien de cariño le dicen“ Zelma”, no dejaron a nadie indiferente. La emoción por la meta cumplida por parte de su familia fue destacada. “Ella siempre decía que quería conocer a gente de su edad y pensaba que ya no quedaba nadie, hasta que le dije, abuelita, para tu cumpleaños los vamos a reunir a todos y así fue”, dijo su nieta y organizadora del evento, Roberta Chávez.

Agradecida de todos y de la vida se pudo ver a la festejada, quien aprovechó cada instante para conversar y conocer a sus invitados. “El secreto en esta vida es ser respetuoso siempre”, dijo.

Con brindis con champaña, la que algunos cambiaron por agua de hierbas, y comida típica fue la tan esperada fiesta, en la que los abuelitos pudieron disfrutar además de un ambiente rodeado por la naturaleza y la buena música.

La torta fue un regalo hecho por la pastelería La Abuelita, con una tradicional receta especial para la tercera edad con mil hojas, manjar y huevo mol, que es crema de huevo con almendras tostadas.

Tradición
La fiesta pretende perpetuarse en el tiempo, pues si Edelmira llega a los 107 años, se vendrá la celebración de un nuevo aniversario de nacimiento. “Si llegamos a los 107, esto ya se convertirá en una tradición. Lo importante de todo esto es no olvidarnos de nuestra quinta edad”, expresó Roberta Chávez.

Comentarios