Revelan constante alza de operaciones en aeródromo local

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 11:25 AM 2016-08-07

“La llegada de vuelos regulares a Chillán es algo que se producirá tarde o temprano”, vaticina el presidente del Club Aéreo de Chillán, Hernán Ruiz Rodríguez, quien agrega que las condiciones parecen estar dadas para que la ciudad sea reconocida como una escala entre las líneas aéreas.

El tema cobró notoriedad luego de que el representante de la aerolínea venezolana Albatros, Hernán Valenzuela, reconociera que la firma, en su búsqueda de nuevas rutas, estudiará iniciar en el futuro vuelos entre Santiago, Chillán y Los Ángeles.

Para Ruiz, esta alternativa no tiene nada de descabellada, pues el aeródromo local cuenta con las condiciones propicias para permitir el aterrizaje de aeronaves, en especial, de las que realizan viajes regionales, como por ejemplo, las Embraer 120 que utilizaría Albatros Airlines, para 30 personas.

Independiente de si se concreta la llegada de la línea aérea a la ciudad, el terminal ya es un punto cada vez más utilizado por empresas nacionales, academias de vuelo, por charters turísticos y entidades que prestan servicios a empresas eléctricas o de telefonía.

Desde la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) se informó que el aeródromo local está en condiciones de recibir por ahora y tras la remodelación de 2015 que demandó una inversión de $2.200 millones del MOP, máquinas de menor tonelaje.

La entidad grafica que al recinto pueden arribar “aviones de menor performance (de tipo C172/180, PA21/28). Ahora, por la capacidad de la pista, también puede operar hasta un B737 300, aeronave que llega cuando se realiza un vuelo presidencial”.
aumento de operaciones

En los últimos años, las operaciones en el aeródromo Bernardo O’Higgins han ido en incremento, de manera que durante el 2015 los registros de la entidad dan cuenta que hubo 12.353 aterrizajes y despegues.

Los vuelos más comunes que tienen como origen o destino a Chillán son los de instrucción, seguidos por los del Club Aéreo local, particulares que llegan al terminal, vuelos caracterizados como no regulares, evacuaciones médicas o extinción de incendios en verano.

Al terminal local no llegan grandes aviones por razones de seguridad aérea, pues para la recepción de máquinas de más de cien pasajeros se requiere y aconseja una pista de más de 2.300 metros, mientras que la actual tiene solo 1.800 metros.

Pero cada 20 de agosto el aeródromo recibe el “Vuelo Presidencial con motivo de la ceremonia local del natalicio del Libertador General Bernardo O’Higgins. En otras ocasiones, viene por asuntos de actividad provincial, de estos últimos no tenemos registros”, explica Ruiz.

Se suman charters provenientes de Brasil, que en las temporadas de invierno han llegado esporádicamente a la ciudad para trasladar a pasajeros que van a las Termas.

El presidente del Club Aéreo local señala que en los últimos años se ha registrado un alza sostenida y constante de movimientos en el aeródromo como consecuencia de la presencia de la Escuela Golden Eagles, que realiza vuelos de instrucción. Si bien aquella tiene sede en Santiago y usa la pista de Melipilla, sumó en los últimos años a Chillán por sus inmejorables condiciones.

Pero el gran salto en las operaciones se registró desde el año pasado, cuando tuvieron la visión de instalar estanques de combustibles Jet-A1 y de alto octanaje, que requieren los aviones para el abastacimiento en sus viajes entre ciudades.

Junto con la llegada de aviones de instrucción se suma la presencia permanente de helicópteros asociados a empresas que trabajan para eléctricas en la instalación de líneas eléctricas o para firmas de telefonía que instalan antenas en la cordillera.

Además, revela un crecimiento en la cantidad de aviones de socios del Club chillanejo, lo que deriva obviamente en un mayor movimiento.

Ruiz agrega que cuando el MOP amplíe la pista de Chillán se generarán las condiciones para que aterricen aeronaves mayores.

“El aterrizaje de aviones de pasajeros es una posibilidad cada vez más cercana y que ya cae por su propio peso”, plantea el dirigente, quien se muestra entusiasmado con la eventual presencia de Albatros Airlines en la zona.

En el pasado Chillán fue escala obligada de las grandes aerolíneas nacionales

Antes de que termine agosto es probable que el representante en Chile de Albatros Airlines, Hernán Valenzuela, llegue a Chillán para sondear si la ciudad puede ser incluida en sus planes.

El profesional sostiene que las operaciones de la firma de capitales venezolanos dependerá de la existencia de una cantidad de pasajeros que haga factible económicamente la ruta.

Si se concreta, Chillán volvería a tener vuelos regulares como ocurrió en el pasado, recuerda Miguel Martínez, funcionario del Club Aéreo de Chillán. Este agrega que hasta 1997 hubo viajes permanentes de Ladeco, los que duraron hasta que fue adquirida por Lan. Posteriormente, agrega, los propios chillanejos se desmotivaron, pues los vuelos que partían desde el terminal no iban directamente a Santiago, sino que derivaban a Los Ángeles y luego a Concepción, lo que retardaba los viajes. Además, para Lan ya no fue rentable este destino. 

 

Comentarios