Chillán: definen 14 prioridades para atacar delincuencia de 18 barrios

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Archivo 08:55 PM 2016-05-18

Durante el mes de junio deben ser presentados por la municipalidad y el Concejo Comunal de Seguridad Ciudadana los proyectos que deben ser ejecutados durante este año, con recursos de la Subsecretaría de Prevención del Delito del Ministerio del Interior.

Este miércoles fue presentada la última versión del Diagnóstico Local de Seguridad ejecutado por la consultora ICZP, que fue aprobado por unanimidad de los miembros de la entidad local que reúne a instituciones públicas y privadas.

En el informe, que contiene información proporcionada por las policías, se puede conocer por primera vez tanto con datos estadísticos como la sensación de las comunidades, como también los sectores más inseguros de la ciudad.

Se trata de un grupo de 18 barrios de la periferia de la ciudad donde debieran ser implementadas las acciones con las cuales se logre reducir los índices de criminalidad y la sensación de inseguridad en la población local.

Renán Cabezas, jefe de Seguridad local, comentó que en el informe aparecen como barrios inseguros, Vicente Pérez Rosales, Las Habas, Población Mardones, El Tejar, Sarita Gajardo, Luis Cruz Martínez, Óscar Bonilla, Irene Frei, Jardines del Sur.

Además figuran Purén, Arturo Prat, Diego Portales, Las Crisálidas, Nueva Río Viejo, Santa Filomena, Lomas de Oriente, Villas Los Lagos, Óscar Bonilla y Rosita O’Higgins.

Cabezas agregó que para enfrentar los problemas de base que fueron detectados, la municipalidad definió 14 prioridades con sus respectivos proyectos.

No obstante, dado que para este año dispondrán solamente de 120 millones de pesos, deberán realizar una nueva priorización con la finalidad de generar la mayor cantidad de efectos positivos.

Las prioridades definidas por el Consejo son proyectos de mejoramiento del entorno comunal que disminuyan la sensación de inseguridad de los vecinos y vecinas; prevención de carreras delictivas en niños, niñas y adolescentes, y la necesidad de trabajar en la alta percepción de inseguridad de las mujeres en la comuna.

Además se pretende mejorar e instalar luminarias públicas en la comuna. Se suma a ello  la necesidad de capacitar a dirigentes sociales en temas de conflictos comunitarios, liderazgo, información de iniciativas o proyectos en favor de la seguridad y fondos concursables para apoyar la seguridad de todos,  como alarmas comunitarias.

Se agrega la necesidad de aumentar las rondas de carabineros, coordinadas para los sectores vulnerables, desarrollar proyectos de recuperación y equipamiento de plazas, parques o espacios públicos, intervención en la prevención temprana del consumo de drogas y alcohol, detención de carrera delictiva y prevención del inicio de ellas, instalar cámaras en sectores vulnerables y mejorar la fluidez de locomoción entre las 5 a las 7 AM.

Recursos escasos
Ante la falta de fondos, que implica solo $120 millones para este año, de $770 proyectados, las acciones debieran estar focalizadas en atender a menores infractores y avanzar en programas de alto impacto como cámaras de vigilancia, iluminación o alarmas comunitarias.

El jefe de Seguridad planteó el tema de la falta de recursos para el programa en su primer año efectivo de ejecución a la gestora territorial en Chillán de la Subsecretaría de Prevención del Delito, Carolina Ahumada.

La profesional del ministerio sostuvo que la entrega de recursos por aquel monto fue definido desde el nivel central según una serie de variables técnicas. Agregó que el monto asignado a Chillán es similar al que recibirán otras comunas.

En todo caso, la solicitud de Chillán para acceder este año a mayores recursos será cursada a las autoridades ministeriales, quienes son las encargadas de decidir si es que se entregará una partida mayor.

El alcalde Sergio Zarzar indicó en tanto que “con $120 millones es muy poco lo que podemos hacer. Para este año esperábamos al menos 200 o 250 millones de pesos”.

Comentarios