Laicos de Chillán se manifiestan y exigen fin de abuso de poder

Por: Nicole Contreras Fotografía: Fernando Villa 06:30 PM 2018-07-14

“Justicia y reparación para las víctimas. Fuera el señor Pellegrin”, “Una nueva Iglesia es posible”, “Jesús dignificó a las mujeres, por qué la Iglesia no”, “Otro modo de hacer Iglesia, fraterna, no autoritarismo, no empresarial”, fueron algunos de los mensajes detrás de las pancartas que levantaron más de 60 laicos en su primera manifestación,  durante la mañana de este sábado 14 de julio en el frontis de la catedral.

El objetivo del encuentro que contó con cantos religiosos y lecturas en que profesaron su fe con el motivo de “exigir una nueva Iglesia y un cambio de autoridades, para que el modo de proceder sea el del servicio auténtico y no el del abuso de poder”. 

El Papa debe cambiar a todos los obispos, entre ellos a Carlos Pellegrin. Él representa un estilo que no nos sirve, ha sacado a las mujeres de la Iglesia. Además, ha sido cómplice y ha guardado mucha información”, afirmó Mirena Romero, dirigente de la agrupación Laicos de Chillán.

Y agregó: “Aquí hay un gran silencio, si el obispo sale, puede ocurrir lo que pasó en la Diócesis de Valparaíso, y las personas se atrevan a revelar los abusos”.

Ramón Solá, cordinador del movimiento hizo una autocrítica pidiendo el compromiso de los laicos. 

Tenemos que hacer un cuestionamiento a los que están ausentes y  no se han comprometido con el quehacer de la Iglesia. La jerarquía tiene problemas y nosotros tenemos que empujar para que se solucionen”. 

Miembros de diversas parroquias de la Diócesis expusieron la necesidad de transparencia en la Iglesia de Ñuble por los casos de abusos revelados en el último mes. 

Me preocupa el silencio, no decir las cosas que están ocurriendo, y hay sacerdotes que están cayendo en eso. El obispo cambia a los sacerdotes de sus parroquias sin explicación”, argumentó Marisol Fernández, asistente a la manifestación. 

Una de los carteles con el mensaje “La verdad nos hará libres” fue alzado por Fresia Cabrera, una víctima de abuso por parte de un sacerdote de la Diócesis. “Basta de abusos, estoy aquí de pie diciendo estoy viva. Las autoridades eclesiásticas están en conocimiento y deben responsabilizarse”, afirmó. 

Comentarios