Nueva Ley permitiría a 1.500 extranjeros regularizar sus papeles

Por: Fotografía: Mauricio Ulloa 08:10 PM 2018-04-11

Desde el año 2016 empezó a darse el dinámico flujo de ciudadanos haitianos a Ñuble.

Hasta 200 extranjeros pueden llegar a atender en la Gobernación de Ñuble.

“Me he informado de lo que se trata y creo que es una ley muy mala; solo eso quiero y puedo opinar...”, comentó notoriamente incómoda una joven venezolana quien no quiso dar su nombre y que, tras la presentación del proyecto de Ley de Migración realizada por el Presidente de la República Sebastián Piñera el pasado lunes, llegó este martes hasta las oficinas del Departamento de Extranjería de la Gobernación de Ñuble para saber cómo y cuándo deberá tramitar sus documentos para evitar caer en irregularidad.

La respuesta de la funcionaria que atendió a la veinteañera fue que regresara la próxima semana y así gestionar la visa que le dé la tranquilidad de poder realizar actividades laborales que le permitan subsistir en el país.

Catherine Rigo, una joven originaria de Maracaibo, ciudad ubicada al nor poniente de Venezuela, afirma que la nueva normativa es restrictiva y duda que otros compatriotas tengan la posibilidad de emigrar a Chile tal y como ella lo hizo hace cuatro meses, debido a las exigencias planteadas por el cuerpo legal.

“Todo el mundo viene acá a buscar una mejor vida y que ahora estén pidiendo una visa especial para trabajar, no me parece bien ¿Y qué pasa si en el país de origen no entregan la visa?; es complicada la situación de muchos”, opinó luego de tramitar su visa de trabajo en el Departamento de Extranjería de la Gobernación de Ñuble, tal y como aún le permite la vigente ley.

Impacto

El proyecto de nueva Ley de Migración considera la creación de cinco tipos de visa. La Temporaria de Oportunidades (orientada a los que quieran venir a Chile a trabajar), Temporaria de Orientación Internacional (dirigida a los que tengan un postgrado en universidades ubicadas en los primeros 200 lugares del mundo) y la Temporaria de Orientación Nacional (para los que estén realizando postgrados en territorio nacional; las dos primeras deberán ser solicitadas por los extranjeros en sus países de origen.

En el caso de los ciudadanos haitianos y venezolanos, la normativa incluye visas exclusivas de acuerdo a la realidad de cada una de ellas.

A contar del próximo lunes 16 de abril se exigirá a los ciudadanos provenientes de Haití una Visa Consular de Turismo Simple, que permite el ingreso y permanencia en Chile por un período máximo de 30 días, a quienes deseen visitar el país con fines de recreación, deportivos, de salud, de estudios, de gestiones de negocios, familiares, religiosos u otros similares, sin propósito de inmigración, residencia o desarrollo de actividades remuneradas.

Para los venezonalos y tomando en consideración la grave crisis democrática que viven, el Gobierno está creando una Visa de Responsabilidad Democrática, la que deberá ser solicitada en el consulado chileno en Caracas.

Finalmente y con el objetivo de enfrentar la situación de irregularidad migratoria, el Ejecutivo está promoviendo un proceso gradual de regularización extraordinario que permita regularizar a aquellos extranjeros que permanezcan en el país con documentación caduca o no acorde con su estadía y que hayan ingresado a Chile antes del día 8 de abril del 2018.

De acuerdo a estimaciones del propio Jefe de Estado, este indicativo del proyecto ayudaría a reglamentar los papeles de al menos 300 mil extranjeros, lo que en rigor sería el 30% del total, cifrado en la actualidad en 1 millón.

A nivel local, aproximadamente 5 mil inmigrantes radican en la Región de Ñuble, según cálculos proyectivos basados en los resultados que arrojó la última

Encuesta de Caracterización Socio Económica Nacional (Casen), publicados en agosto del año pasado. Considerando que el promedio país de personas que se encuentran con algún tipo de irregularidad es cercano al 30%, en Ñuble el número de extranjeros que podrían beneficiarse con esta medida ascendería a 1.500.
 

Medidas

Hasta el año pasado, el Departamento de Extranjería de la Gobernación era atendido solo por dos funcionarias en una oficina del segundo piso de los Edificios Públicos.

El nuevo escenario generado por el dinámico flujo de inmigrantes en Chillán, obligó a la repartición a triplicar la cantidad de personas dedicadas a la atención y gestión de documentos, subiendo de dos a seis el número de servidores públicos.

Insistiendo que el perfil de estas medidas apuntan al bienestar de quienes buscan mejores condiciones de vida en nuestro país, la gobernadora de Ñuble, Paola Becker, explicó que la gobernación ha ido perfeccionando y haciendo más eficientes los servicios de atención a extranjeros.

“Desde hace diez días hemos contratado a una persona que habla el lenguaje creolé, porque la mayoría de los inmigrantes son de nacionalidad haitiana. Además, tomado el primer mes de contención que es posible constatar porque ya no se ve en el acceso de la Gobernación la gran cantidad de extranjeros haciendo fila en la calle, para que se les atendiera, bajamos de 200 atenciones diarias a 60, no porque haya bajado el número de inmigrantes, sino porque se optimizó la atención”, dijo.

Según datos de la Gobernación de Ñuble, en 2017 se tramitaron 3.400 visas para extranjeros y solo en lo que va del 2018, éstas ya superan las 3.600.

Calificados

Un 47,6% de los inmigrantes que solicitaron su visa en Ñuble entre los años 2011 y 2015 declaró tener estudios universitarios, mientras que un  12,3% tiene estudios técnicos, según reveló el estudio “Inmigrantes en Ñuble” elaborado por el centro de estudios Cerregional. Con el flujo migratorio más reciente se ha detectado que existe una mejor preparación profesional que la chilena, en promedio. Extranjería informó  que por un chileno hay tres extranjeros arribados al país con postgrados.

La capital de Ñuble concentra el mayor número de destino de las visas con cerca del 70%; sin embargo, un cuarto del registro corresponde a comunas de mayor ruralidad, algunas de las cuales sugieren que la migración se ha consolidado como fuente de aporte a la actividad productiva del sector agrícola, según explicó el economista Renato Segura. Le siguen San Carlos (5,3%), Pinto (4,9%), Chillán Viejo (4,8%), Quillón (2,6%), Bulnes (2,5%), Yungay (2,3%), Ránquil (1,7%) y Coihueco (1,3%).

Comentarios