Afectados por la sequía se duplican desde el año 2012

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 07:35 PM 2017-12-08

Hasta 10 años puede demorar la aprobación y ejecución de un proyecto

San Carlos y Quirihue suman la mayor cantidad de personas afectadas por falta de agua.

En un 100% aumentó la cantidad de personas afectadas por la sequía en la Región de Ñuble desde el año 2012, según datos entregados por la Gobernación.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, hace cinco años los habitantes de la zona que carecían de agua y que debían ser abastecidos por medio de camiones aljibe sumaban aproximadamente 7.800, cifra que se duplicó este año 2017, al alcanzar un total de 15.436.

Siguiendo la política de emergencia con la que buscan mitigar el impacto de la escasez para el consumo humano, el Gobierno dispuso este año de 71 vehículos distribuidores, los que recorren las 21 comunas .

Son ocho camiones más los que adicionó la Intendencia Regional del Bío Bío para la  actual temporada, en comparación al año 2016, cuando existían 63 máquinas.

Desde la Intendencia aclararon que la modalidad de contratación de los vehículos es por valor de litro entregado a las personas beneficiarias; por lo tanto, el proveedor del servicio es quien finalmente determina la cantidad de unidades que terminarán prestando el servicio, lo cual deberá serles informado periódicamente para tener el registro oficial.

Inversiones
Si bien la política estatal de entrega de agua a domicilio se implementó para atender una emergencia que se preveía pasajera, con el correr del tiempo la iniciativa se ha ido institucionalizando, a tal punto de convertirse en un importante mecanismo de inyección de recursos.

Los millonarios desembolsos que ha tenido que hacer el Estado para mantener el programa de emergencia han sido cuestionados debido a que solo apunta a mitigar los efectos de un creciente problema.

De hecho, a inicios de año el sitio de investigación periodística Ciper publicó un reportaje en el que demostraba que los elevados montos que se destinaban en las comunas del Bío Bío y Ñuble estaban siendo aprovechados por un reducido número de empresas, que acumulan enormes sumas de dinero vía contratos de reparto de agua, situación que se mantendrá inalterable mientras no existan soluciones definitivas.

Es el caso de Quirihue, el portal encontró que una de las firmas suministró agua potable a 1.750 personas en 2013 y a otras 1.750 en 2014. Si en 2013 el empresario recibió $208 millones, en 2014 obtuvo $273 millones por prácticamente el mismo servicio; es decir, casi $500 millones se invirtieron en dos años por una iniciativa que, por el mismo precio, se podría haber ejecutado una solución definitiva para los afectados de la capital de la Provincia de Itata.

A la espera
Mientras los sectores de las comunas más perjudicadas reciben el beneficio de emergencia, sus municipios están trabajando proyectos de Agua Potable Rural (APR) que realmente les resuelvan de manera efectiva el grave inconveniente.

El alcalde de Trehuaco, Luis Cuevas, explicó que al menos 400 familias (casi 1.500 personas) son las que se surten de camiones aljibe en su comuna, no obstante, confía en que los tres proyectos de APR que tienen en carpeta podrán cubrir la demanda de al menos 200 personas.

La autoridad comunal lamentó que las iniciativas demoren más de cinco años en definirse, sin embargo, advirtió que las demoras se deben a temas técnicos y legales necesarios de cumplir.

En Pinto son 981 personas, que conforman 350 familias, las que sufren de sequía según las estadísticas que manejan en la municipalidad cordillerana.

El jefe comunal, Manuel Guzmán, comentó que están trabajando seis proyectos APR, los que están en diferente etapa de avance cada uno. De concretarse estos planes, la administración podría asegurar el abastecimiento de todos los afectados por la escasez.

San Carlos es la comuna con la mayor cantidad de iniciativas en carpeta, al contabilizarse 20. En la capital del Punilla son alrededor de 1.200 familias las que viven la sequía.

Comentarios