Patentes de alcohol: Chillán es la 4ª en Chile con más exceso

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Víctor Orellana 10:00 PM 2017-08-29

En total se han caducado 46 patentes por diversas infracciones o incumplimientos en Chillán.

En San Carlos acusan la entrega de patentes de turismo sin la visa del Sernatur.

Carabineros dijo que pedirá una reunión con el municipio de San Carlos.

Si en la Región de Ñuble la delincuencia bajó cerca de un 6% en comparación con el tramo enero-agosto de 2016, solo dos comunas experimentaron alzas de más de dos cifras respecto a este fenómeno: Chillán y San Carlos.

Y el coronel Erick Flores, prefecto de Carabineros Ñuble, de inmediato asocia esta realidad con las estadísticas publicadas esta semana por el Senda Previene y que ubica a ambas ciudades en el cuarto y quinto puesto, respectivamente, de entre todas las comunas del país que tiene más cantidad de patentes limitadas de alcoholes en proporción a su población.

“Es evidente que son problemas asociados, para nadie es un misterio que el alcohol y las drogas son una de las puertas más comunes hacia los delitos, y sabemos que la mayoría de los hechos de violencia intrafamiliar, las riñas y las lesiones están directamente relacionadas con la drogadicción y el alcoholismo”, planteó.

El estudio del Senda estipula que el 68% de las comunas del país, prácticamente siete de cada diez, están por sobre la normativa que plantea la nueva ley, la que a su vez se homologa con los parámtetros estipulados por la Organización Mundial de la Salud, admitiendo un local de expendio de alcoholes por cada 600 personas.

Esta investigación se arrastra desde el 2015 e incluyó a 252 comunas y sus 4.096 patentes limitadas, lo que representa el 73% del país.

La lista de las diez comunas más aproblemadas por el exceso de patentes otorgadas está encabezada por las tres ciudades más pobladas de Chile, es decir, Santiago, Concepción y Valparaíso.

Lo curioso, es que el cuarto y el quinto lugar lo ocupan Chillán, que totaliza 484 patentes limitadas, 183 por sobre lo que exige la nueva ley; y San Carlos, con 192 de las que 103, más de la mitad, están por sobre lo que exige la nueva normativa.

El resto de la lista de los primeros diez lo completan Ancud, Puerto Natales, Osorno, Coronel y Talcahuano.

“La verdad es que esto no me extraña”, dice el concejal y miembro de la Comisión de Alcoholes del Concejo Municipal de Chillán, Joseph Careaga.

El edil y diseñador aclara que “tal vez no esperaba que Chillán estuviera tan arriba en esta suerte de ranking, pero sí la suponía dentro de las primeras diez de Chile, porque hubo un tiempo, durante las administraciones municipales anteriores, que se entregaron patentes de alocholes limitadas a destajo y hoy es casi imposible eliminar las que sobran”.

Lo anterior es corroborado por su par, Jorge Vaccaro, quien añade que “en esos años le daban patentes de restorán a cualquiera que quisiera vender alcohol y para justificar el giro, solo les exigían que vendieran comestibles, como papas fritas o incluso, palomitas de maíz”.

La intención de la Comisión de Alcoholes es ir bajando la cantidad de patentes dentro de lo que les permite el marco legal.

Y en los últimos años se lograron claudicar 46 patentes. En 33 de estos casos, los locatarios llegaron incluso a recurrir a la Corte de Apelaciones y a la Suprema, y en todos los fallos se negó la recusión, favoreciendo al municipio.

Dentro de las estrategias que se habían utilizado para conseguir homologar la cantidad de patentes limitadas a las nuevas exigencias legales, fue el de quitar los permisos a quienes se atrasaran en los pagos, o bien a quienes fueran objetos de tres infracciones.

“Sin embargo, esa práctica se ha perdido, porque cuando la hemos aplicado, los afectados vienen a apelar al resto de los concejales y ellos mismos, en muchas ocasiones las han dejado sin efecto. Personalmente, desde que asumí la presidencia de la Comisión de Alcoholes rechacé prácticamente todas las solicitudes de alcoholes, pero ya no veo esa actitud en el concejo”.

Otra de las polémicas al respecto se generó cuando desde el gremio de locatarios del mercado municipal esperaban contar con una de las patentes de turismo que faculta el expendio de alcoholes, sin embargo, éstas no fueron entregadas por el municipio, precisamente, en virtud de la intención de reducir los permisos.

Es más, el prefecto Flores dijo a LA DISCUSIÓN que “en marzo, que era la época de renovación de patentes, nosotros ya teníamos un estudio y un catastro de estas patentes, su ubicación y las opiniones que sobre ellas tenían las respectivas juntas vecinales, y le pedimos al municipio que no renovara varias de ellas. Algunas de nuestras solicitudes fueron aceptadas y otras, no”.

Respecto al mercado municipal, el prefecto dice que “es complejo para nosotros como garantes de la seguridad pública, que se entregue patentes en sectores de concurrencia masiva y con alta presencia de personas de estratos medios bajos, porque, lamentablemente, y pese a que la violencia en contra de la mujer es transversal, es en esos estratos donde hay más casos”.

El caso de los menores
Desde el Senda Previene Ñuble, el encargado Roberto Pastén proyecta el estudio hacia lo sociológico y destaca que “el consumo de alcohol entre menores de edad en la región, desafortunadamente, es un fenómeno que va en constante aumento”.

Con base a las investigaciones realizadas por esta unidad gubernamental, “la mayoría de los menores consigue alcohol mandando a un adulto a comprar e incluso tenemos estudios que demuestran que a veces ellos pasan las botellas por las cajas en las grandes cadenas de supermercados y nadie les exige cédula de identidad”.

De todas formas, el consumo de alcohol entre los adolescentes de la región está bajo la media nacional.

San Carlos sin comisión
Uno de los primeros puntos que llaman la atención en la relación de los locales que expenden alcohol y el municipio de San Carlos, es que en el Concejo Municipal no existe la Comisión de Alcoholes, por lo que las fiscalizaciones y medidas que se puedan tomar al respecto son pocas.

“Buena pregunta..., no sé por qué no hay una Comisión de Alcoholes, pero la verdad es que faltan varias otras” dice el concejal sancarlino, Jorge Silva a modo de explicación.

Pero el edil acude a la historia para explicar el fenómeno en su comuna y recuerda que “antiguamente los locales que tenían patentes limitadas de alcohol, eran las quintas de recreo, la cantina, el cabaret o el local nocturno, sin embargo la realidad actual incluye pubs, discotecas y centros de eventos que fueron sacando estas patentes pese a que lo que ellos requieren es otro tipo de permisos. Esto demuestra que nuestra normativa no está actualizada”.

A diferencia de lo que sucede en Chillán, sí han prosperado quienes buscan vender alcohol mediante una patente de turismo y, según fuentes municipales, no todas éstas pasaron por el visado obligatorio del Sernatur.

Pese a esto, el concejal Silva aclara que “muchas de las patentes registradas están sin uso, porque hoy en día se compran por montos que van desde los 76 mil a los 516 mil pesos, sin embargo, éstas se pueden llegar a vender entre particulares por más de cinco millones de pesos, por lo que para muchos, adquirir una patente de alcoholes es una inversión”.

Finalmente, el prefecto Flores aseguró que estudiará el caso de San Carlos y solicitará una reunión con el alcalde (Hugo Gebríe) para poder regularizar el tema.

Comentarios