Presentan plan para recambio de calefactores complementario al PDA

Por: La Discusión 08:15 AM 2017-08-08

Un plan paralelo, o complementario si se quiere, fue presentado ayer ante el Concejo Municipal chillanejo, el cual apunta a garantizar que ninguna familia de Chillán se quede sin calefatores certificados, lo cual es un riesgo cierto dado que el actual Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) no considera el recambio universal.

El instrumento de gestión ambiental que está en desarrollo, establece que para el 2024 cuando concluya su vida útil, se deberían haber retirado alrededor de 20.000 estufas a leña. Pero el problema radica en que en la ciudad hay alrededor de 45.000 casas que utilizan esos dispositivos por lo que es evidente que una enorme cantidad de personas no podrán acceder al recambio.

Un tema aparte es que el PDA sea capaz de satisfacer la meta que se autoimpuso. En la actualidad dado el ritmo de inversiones estatales se duda de que al 2024 se puedan cambiar los 20.000 equipos.

Pero, aceptando que se pudiera cambiar tal cantidad de calefactores, en la ciudad quedarán unas 25.000 casas sin estufas certificadas, por lo que éstas no podrán operar.

Para enfrentar esta contingencia, ayer fue presentada una estrategia que apunta a que el municipio sea capaz de presentar un proyecto al FNDR y comprometa recursos a través de convenio de programación para adquirir los equipos que faltarán.

El concejal Camilo Benavente planteó que la Municipalidad de Chillán debería ser capaz de apalancar recursos para adquirir en el mediano plazo 20.000 calefactores a leña certificados y que puedan ser usados en perídos de restricción y cuando el PDA llegue a su fin el 2024. Agregó que “la inversión puede perfectamente ser activada y ello significaría un cambio radical en las condiciones climáticas en la ciudad”.

El director provincial de Conaf, Francisco Castillo, destacó que para el 2024, “25.000 familias no podrán usar su estufa, pues no habrán accedido a recambio y quedarán sin calefacción y con grave problema de abastecerse en el mercado de calefactores a leña”.

Agrega que para esa fecha estarán finalizando los PDA de Temuco, Coyhaique, Osorno y Talca, lo que implicará una gran presión para los proveedores de estufas.

Según el actual PDA, sostiene Castillo, en solo siete años más, específicamente desde el 1º de enero del 2024, “quedarán prohibidos en la Zona Saturada todos los calefactores que no cumplan con la Norma de Emisión de Material Particulado para los artefactos que combustionen o puedan combustionar leña y pellet de madera”.

Ante la contingencia, recalca Benavente, “la municipalidad tiene que asumir una postura mucho más proactiva y preocuparse desde ya de este tema con el fin de apoyar a las familias y reducir los niveles de contaminación que son de los más elevados del país y del mundo”.

Comentarios