En prisión preventiva paradocente denunciado por abusar de escolar

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa 02:05 PM 2018-09-04

En prisión preventiva quedó el inspector de la Escuela Reyes de España, quien fue formalizado por los delitos de abuso sexual de menor y el de cometer actos de significación sexual en contra de una alumna de 13 años, perteneciente al establecimiento.

El hecho, del que el imputado habría aceptado parcialmente su responsabilidad, ocurrió el pasado 27 de agosto. Según el relato del fiscal de la causa, Álvaro Serrano, el inspector E.M.G. (por orden del tribunal se prohibió la publicación de su nombre hasta dictada una sentencia en su contra), vio que la menor ingresó a una sala vacía, entró tras ella y cerró con llave. Fue entonces que, a la fuerza, le realizó diversas tocaciones por debajo de sus ropas e incluso trató de desnudarla. Además, se le imputa el haberle exhibido sus genitales.

"Fue en un momento de descuido, en que el imputado tenía tomada a la menor de un brazo con la intención de abrazarla, que ella se logró soltar y arrancó de la sala. El imputado la amenazó, le dijo que si contaba lo sucedido y la iba a seguir molestando todo el año", explicó el fiscal durante la audiencia.

En conversación con La Discusión, el padre de la niña comentó que "ella estaba actuando extraño, se notaba que andaba mal, de hecho había estudiado para un concurso y para sorpresa de todos, quedó eliminada en la primera ronda. Me dijo que por favor la sacara de allí...gracias a que somos una familia unidad, a la confianza que nos tenemos, nos dijo lo que le había pasado".

De esa forma, no fue sino hasta ayer, 3 de septiembre que tras un llamado de la Policía de Investigaciones de Chillán, el denunciado se presentó de manera voluntaria en la Brigada de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme) donde fue interrogado y admitió gran parte de los hechos.

La defensa, representada por el abogado Rodrigo Orrego, de la Defensoría Penal Pública, destacó que el imputado tenía irreprochable conducta anterior y que se debía reconocer su cenfesión como una eventual aminorante de pena, por lo que pidió como medida cautelar alguna que pudiera cumplir en su domicilio, toda vez que a su juicio el delito de cometer actos de significación sexual se subsumía en el de abusos sexuales, "por lo tanto se trata de un sólo delito y no de dos, como pretende la Fiscalía", argumentó.

Pese a lo anterior, la jueza Claudia Gómez, acogió la solicitud del persecutor y decretó la prisión preventiva en contra del imputado, añadiendo que "él en su calidad de paradocente, si bien no es profesor, debe contribuir -como todas las personas que se desempeñan en un colegio o escuela, con la formación y educativa de los niños, por lo que resulta aún más grave los hechos que se le imputan".

Se decretó un plazo de investigación de tres meses para la investigación judicial.

 

Comentarios