Municipio confirmó licitación para pavimentar 10 calles de la ciudad

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 09:20 PM 2017-03-11

Durante este mes la Municipalidad de Chillán debiera licitar pavimentos de diversos sectores de la ciudad, que suman $594 millones y que fueron transferidos por el Gobierno Regional.

Se trata de proyectos presentados por el municipio chillanejo durante el año 2015, los que obtuvieron el compromiso financiero de la entidad regional a principios del 2016, pero hubo que esperar hasta fin de año para que se transfirieran los fondos.

Este viernes el jefe de Control de Gestión del GORE, Rodrigo Daroch,  confirmó que las iniciativas están en condiciones de ser desarrolladas por el municipio chillanejo, que solo debe licitarlas.

Daroch agregó que la entidad de manera permanente está entregando fondos para pavimentos en la ciudad y lo seguirá haciendo en el futuro en la medida que haya iniciativas en condiciones técnicas de ser aprobadas.

La Municipalidad de Chillán tiene recursos por $594 millones para el desarrollo de todas las iniciativas que fueron priorizadas y que figuran en el listado que se apronta a licitar. Este viernes, la entidad confirmó la urgencia que tiene el desarrollo de tales iniciativas, asegurando que en los próximos días se inicia el concurso de antecedentes.
Desde Flores Millán hasta Nueva Oriente

La entidad edilicia licitará la pavimentación de tramos viales de calles relevantes para el tráfico vehicular, como Flores Millán en un tramo con Paul Harris.

Si la municipalidad convoca al concurso público la próxima semana, se espera que a fines de abril podría terminar el proceso de recepción de antecedentes de las empresas interesadas. Posteriormente, y tras superar trámites burocráticos, se espera que las obras puedan comenzar en mayo, con la finalidad que estén disponibles durante el segundo semestre de este año.

Se trata de 10 proyectos por $594.562.000 que favorecerán a la Avenida Nueva Oriente, entre Alonso de Ercilla y el pasaje Cerro Tridente, en Los Volcanes; a Diagonal Monterrico, entre Cerro Belén y Senda Payachata;  y Flores Millán, entre Paul Harris y La Espiga, en el sector de Quilamapu, altamente transitada en especial por quienes van hacia los colegios de la zona. 

Se sumarán las futuras pavimentaciones de calle Valparaíso, entre Simón Bolívar e Ignacio Carrera Pinto; Lord Cochrane, entre Antártica Chilena y Carrera Pinto; Simón Bolívar, entre Cochrane y Juan Fernández; Juan Fernández, entre Simón Bolívar y Carrera Pinto, y los pasajes Malleco, Osorno y Bío Bío, también en la zona de Ultraestación.

Mientras se espera el desarrollo de esas iniciativas durante este año, la municipalidad postulará otras calles que requieren pavimentación, cuyos proyectos técnicos están concluidos, como los que favorecerían a Sepúlveda Labbé, entre Prat y Cocharcas;  y Osorno, entre Sepúlveda Bustos y Zañartu.  

Además, la municipalidad presentará al Plan de Pavimentación Participativa varias calles de la Vicente Pérez Rosales, como Santa Blanca, entre La Colonia y Martín Ruiz de Gamboa; Pasaje 1 Norte y 2 Poniente.

Se suman Las Dalias y Las Hiedras, de la Villa Parque Arauco. Además fue presentado el proyecto de conservación de la Avenida Sepúlveda Bustos, desde el cementerio al baipás. 

El concejal Camilo Benavente planteó este viernes que la municipalidad estará en condiciones de entregar las 10 pavimentaciones durante el segundo semestre de este año, si es que no hay inconvenientes en el contrato que debe ser firmado en el futuro con la empresa que gane el concurso.

Benavente agregó que en forma paralela la municipalidad tiene que ser capaz de entregar una solución más efectiva para un sector de la Avenida Paul Harris, entre Padre Hurtado y la prolongación al norte de Avenida O’Higgins, que fue abierta el año 2012 para beneficio de los automovilistas.

Esa calle, hoy de ripio, será modernizada en el futuro a través de un proyecto que está siendo analizado por el MOP, pero que sería ejecutado en unos cuatro o cinco años. En la actualidad la vía es sometida a tratamientos con los llamados “matapolvo”, que solo logran controlar el problema por un período breve de tiempo.

Se trata de una arteria que tiene un intenso uso, dado que conecta a diversos sectores residenciales con los numerosos establecimientos educacionales secundarios y de educación superior existentes en el sector.

Comentarios