[Editorial] Relicitación de la Ruta 5

Por: Fotografía: La Discusión 11:05 AM 2017-03-10

El Ministerio de Obras Públicas está iniciando los estudios para relicitar la concesión del tramo Talca-Chillán de la Ruta 5, los que permitirán definir, además, las nuevas obras que se incorporarán en la concesión. Y si bien el plazo de la concesión termina en 2020, el llamado a licitación internacional para este contrato se hará en 2018.

A diferencia de la actual concesión, que comenzó en 1996 y que está en manos de Intervial (filial del grupo colombiano ISA), que significó la construcción de la segunda calzada, en la nueva licitación no será necesario abordar esa inversión, sino que más bien se trata de un contrato de explotación y mantención. Por ello, la relicitación constituye una oportunidad para mejorar el estándar de la autopista, incorporando nuevas obras, como pasarelas peatonales o accesos.

En ese contexto, el diputado Jorge Sabag se ha convertido en uno de los principales promotores de la propuesta de incluir en la nueva concesión la construcción de un tercer acceso a Chillán, recogiendo una demanda planteada durante años por la Municipalidad de Chillán, con el objetivo de descongestionar los dos accesos actuales (Norte y Sur), así como también, contribuir a dar un respiro a los flujos de tránsito en algunas arterias. El planteamiento del municipio y del parlamentario apuntan a que el futuro acceso contemple un nudo vial en el sector de Parque Lantaño y el ensanchamiento de la calle Camino Parque Lantaño.

La propuesta, cuya viabilidad técnica debe ser evaluada, sin duda contribuirá a redistribuir los flujos de tránsito al interior de la ciudad, pero también podría tener un impacto negativo en la calidad de vida de los habitantes del sector Parque Lantaño, donde se ha observado un explosivo crecimiento habitacional en los últimos diez años que ha derivado en periódicos atochamientos vehiculares.

Desde esa perspectiva, tampoco se deben descartar trazados distintos para el tercer acceso, como por ejemplo, la calle Sepúlveda Bustos.

Y si de accesos se trata, la relicitación también puede ser una oportunidad para mejorar el acceso Norte, pues existen numerosas críticas a su diseño, calificado como altamente peligroso, pues no son pocos los accidentes que se han registrado en dicho punto.

Finalmente, otro de los planteamientos de Sabag apunta a la eliminación de todos los peajes laterales, 16 en total, de los cuales cinco están en Ñuble. Según el parlamentario, dicho cobro no se justificaría, pues la inversión de la concesionaria ya se recuperó con creces. Esta medida, sin duda, contribuirá positivamente a estimular las economías locales y reducirá los costos de transporte.

Lamentablemente, al interior de la Coordinación de Concesiones del MOP existen ciertas aprensiones frente a esa idea, argumentando que de concretarse, un tramo no menor de la Ruta 5 (desde el peaje troncal de Retiro al Sur) quedaría libre de pago, lo que contraviene el principio de que todo usuario de la ruta debe pagar. Dicho tema debiera resolverse también a partir de estudios técnicos.

Afortunadamente, se trata de un proceso abierto, donde se tomará en cuenta la opinión de la gente y donde el Estado tiene la última palabra para no repetir los errores del pasado, como ocurrió con la Autopista del Itata o la Ruta de la Madera. En ese sentido, es clave que el nuevo contrato se confeccione apuntando a favorecer a la comunidad y al Estado y no a los intereses de una empresa, sin perjuicio de resguardar la sustentabilidad del negocio. Por ello, es de esperar que el proceso se desarrolle con la mayor transparencia posible y que se consideren en los análisis técnicos aspectos como el desarrollo económico local y la calidad de vida de los habitantes.

Comentarios