Tres focos de incendio están contenidos y uno sigue activo en Ñuble

Por: Susana Núñez 09:15 PM 2017-02-23

Los dos incendios más críticos en la provincia de Ñuble, que han afectado a las comunas de Ñiquén y Quillón, se encuentran contenidos tras la intensa labor que han desplegado los equipos de emergencias en el ataque al fuego.

El siniestro que afecta desde el martes al sector de Zemita en Ñiquén está en proceso de control, ya que su mayor actividad se concentra en la Región del Maule, donde en conjunto, la acción de las llamas han arrasado con 3 mil 500 hectáreas, de las cuales mil se quemaron en Ñuble.

En ese lugar se mantiene trabajando las brigadas de Conaf y de empresas forestales en su extinción.

También en fase de contención desde esta mañana se encuentra el incendio forestal que afecta al sector de “Danquilco” en la comuna de Quillón desde la madrugada del miércoles. Los otros focos que se registraron en Huacamalá y El Arenal, donde las llamas consumieron dos casas y un galpón, se encuentran controlados desde la noche de este miércoles.

Los esfuerzos de bomberos, Conaf y las brigadas aéreas fueron esenciales para contener el avance de las llamas. Éstos fueron apoyados también por el Ilyushin Il- 76, conocido popularmente como "El Luchín"; aeronave rusa que realizó una descarga en la zona de fuego, colaborando con el control definitivo de las llamas, las que han consumido alrededor de 700 hectáreas de matorral, pastizales y plantaciones forestales.

En la emergencia han trabajado 186 bomberos de 25 cuerpos de bomberos con 33 carros de diferentes comunas como Quillón, Concepción, San Pedro de la Paz, Chiguayante, El Carmen, Quirihue, Bulnes, Chillán, Coelemu.

"Se ha complicado producto de la geografía, ya que hay bastante cárcava, riscos, barrancos y predios forestales, donde debido a su acceso es difícil trabajar. Han sido largas estas jornadas, hoy en la mañana se levantó el puesto de mando de bomberos", explicó a LaDiscusión.cl, el comandante de Bomberos de Quillón, Roger Jara.

En otro punto de la provincia, en el sector de Tres Esquinas de Cato en Coihueco, las llamas que ya fueron controladas abarcaron 99 hectáreas de matorral, pastizales y bosque nativo. Sin embargo, otro siniestro que afecta a la comuna, se registra en el sector de Nahueltoro, el cual continúa activo en el flaco este, pero esta siendo controlado por empresas forestales con medios aéreos y terrestres. Solo se encuentra contenido en el flaco oeste, donde puede haber proyección de avance hacia viviendas, pero hasta ahora no representa riesgo. Los equipos esperan su control esta noche o mañana.

“Los incendios van a ir reduciendo cada vez más su actividad, porque empieza a bajar la temperatura y se dan condiciones más propicias para el control. Por otro lado, los pronósticos que teníamos eran que ayer era el día más crítico de esta ola de calor, en cuanto a extremo comportamiento de incendios. Hoy a pesar de condición de riesgo era más fácil que ayer y mañana esperamos condiciones más favorables y de facilidad en el control”, comentó el jefe de Conaf, Francisco Castillo.

Ilyushin Il- 76

La participación del avión ruso, Ilyushin Il- 76  que concretó un ataque al fuego en Quillón este jueves, el miércoles en Ñiquén y en enero pasado en Portezuelo, ha abierto la discusión en torno a su papel en el combate de los incendios y la adquisición de estos recursos.

Para Francisco Castillo es un tema técnico complejo de analizar que debe ser visto desde la perspectiva de su efectividad y costo.

“Los incendios tiene agresividad distinta y ante uno hay que analizar toda la estrategia de combate, es decir,  qué medio es más conveniente, a lo mejor ninguno, y se requiere una mezcla de mecanismos, tal vez podrán ser helicópteros o aviones, ya sea de grandes capacidad o pequeños, que pueden lanzar menos agua, pero cumplen importantes funciones en primeros ataques, ya que son muy maniobrables y se adaptan a muchas condiciones de terrenos, despegar de aeródromos más pequeños y acortando los intervalos. Lo importante es que los lanzamientos sean frecuentes, ojalá cada dos a cinco minutos”.

El despliegue de los recursos aéreos en una emergencia de mayor o menos magnitud va de la mano con la estrategia de combate, advierte el profesional, quien distingue el desempeño que presentan los helicópteros por sobre los aviones.

“Necesitamos apoyos aéreos que también tengan cierta versatilidad, porque estos aviones cargan en sector muy distantes de la zona de control, en Concepción o Santiago, entonces, su efectividad se ven muy disminuida por el gran intervalo que pasa entre un lanzamiento y otro. Tampoco tienen cierta versatilidad como sí la tienen los helicópteros en trabajo de gran complejidad, como los incendios de cordillera en bosque nativo, en ello, lo que se requiere equipos aéreos que compatibilicen el ataque con agua y transporte de personal”.

Comentarios