Pese a promesa de protección, antiguo túnel sigue en el olvido

Por: Jorge Chávez 09:45 PM 2017-02-22

Cuatro años han pasado desde aquel 20 de febrero del 2013, día en que, de manera circunstancial, se vieron expuestos antiguos acueductos subterráneos en la avenida O’Higgins.


Los trabajos de remodelación del tramo cuatro de la importante arteria vial, entre las avenidas Collín y Ecuador, desenterraron parte de las estructuras de ladrillo y con ella una serie de mitos, leyendas y argumentos respecto al uso que se le daba a los túneles.


Haber sido construidos para conducir agua para regadío fue una de las explicaciones que manejan estudiosos locales, no descartando también que podrían ser solo las cloacas de la ciudad.


El historiador y catedrático de la Universidad del Bío Bío (UBB) sede Chillán, Marcos Aurelio Reyes, sostuvo que, según las características de la construcción, se tratarían de conducto típicos de las primeras décadas del siglo XIX, entre los años 1830 y 1850, y corresponderían a ductos de agua.


La mitología popular local habla de que todas las antiguas iglesias dentro de las cuatro avenidas de Chillán, se encuentran conectadas por túneles subterráneos, coincidiendo todas ellas como destino a la catedral.


Puesta en valor
En tres puntos diferentes de la avenida O’Higgins se encontraron las antiguas estructuras, lo que obligó a la empresa que realizaba los trabajos de remodelación a paralizar las obras entre las calles Maipón y Bulnes, hasta que el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) ordenaran los pasos a seguir. 


Dada la necesidad de continuar  con la modernización del proyecto vial, el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu), mandante de la obra, decidió solo preservar la estructura descubierta en la cuadra seis de la arteria, para la cual se prometió ponerlo en valor mediante la realización de un proyecto arquitectónico.


El entonces secretario regional del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Saavedra, mencionó que existían propuestas interesantes de preservación como la que se había ejecutado en Talca, en donde se recuperó un pedazo de acueducto encontrado en un proyecto urbanístico y se trasladó hasta un moderno paseo peatonal, en donde es exhibido.


Pese al entusiasmo de la autoridad, el CMN le exigió a su despacho costear la realización de un completo estudio para determinar la importancia histórica y patrimonial del túnel, trabajo científico que, según cálculos oficiales, tendría un valor estimado de $80 millones.


A éste se le iba a sumar un proyecto arquitectónico de exposición de la estructura con el que, finalmente, se completaría el objetivo de resaltar el hito patrimonial.

Descubrimiento enterrado
En enero del 2016 el CMN confirmó que el Centro Nacional de Conservación y Restauración (CNCR) sería el que decida la factibilidad de la preservación del conducto que, según estudios preliminares, data de inicios del siglo XX.


De acuerdo a la información publicada por LA DISCUSIÓN el 24 de febrero del 2016, tanto el “Proyecto de la Puesta en Valor”, como el “Informe de Diagnóstico” del estado de conservación del acueducto, estaban siendo evaluados por el CNCR; sin embargo, un año después aún no hay definiciones.


Si bien LA DISCUSIÓN gestionó con el CMN información referida a la realidad del túnel local, desde su unidad de comunicaciones se excusaron de no poder entregar antecedentes debido a la sobrecarga laboral que les aqueja.


Desde la Unidad de Patrimonio (UPA) de la Municipalidad de Chillán, aclararon no tener la facultad de disponer o administrar trabajos en el ducto.


“Como municipio no tenemos potestad sobre los túneles, ya que al ser un hallazgo arqueológico es propiedad del Estado. Como siempre hemos estado y estaremos dispuestos a colaborar en todo lo que se requiera”, señalaron desde la oficina de comunicaciones.


Actualmente la construcción subterránea de la cuadra seis de O’Higgins (entre las calles Constitución y El Roble), que fue la única que quedó para estuadiarla y eventualmente recuperarla, se encuentra enterrada y solo está a la espera de si se convierte en un hito patrimonial o permanece escondida como estuvo hasta antes de cuatro años.

Comentarios