Descartan daños en viñedos del Valle del Itata por incendios

Por: La Discusión Fotografía: La Discusión 04:15 PM 2017-02-18
El experto en viticultura, Pedro Izquierdo, visitó la Región del Bío Bío para realizar un monitoreo en terreno a viñedos de las comunas de San Nicolás, Coelemu y Portezuelo, afectadas con los incendios forestales de fines de enero. 
 
La gira por el Valle del Itata incluyó análisis de parras y viñas del secano, afectadas por los incendios, las que también fueron analizadas con apoyo de técnicos de Prodesal y SAT (Asesorías técnicas de Indap) y los propios agricultores.
 
Izquierdo, ingeniero agrónomo y experto en viticultura, que llegó a la zona gracias a las gestiones de Indap, explicó algunas de sus observaciones de terreno. “Las cenizas no tienen absolutamente ningún efecto en la calidad de la uva. El humo puede llegar a tenerlo, pero tiene que tener una intensidad muy potente, tiene que haber sido humo que no te permita ver durante mucho rato, y eso no es la condición de la mayoría de los lugares. Esto se puede medir, además, con micro vinificación anticipada o con análisis”.
 
Izquierdo fue enfático en señalar que tras el monitoreo en terreno, se puede verificar que el humo no tuvo mayores consecuencias en los viñedos. “El daño por humo, es un daño que se deposita en la piel de las bayas a partir de una semana después de pinta, y la mayor parte de las viñas estaban recién iniciando la pinta, por lo tanto, el riesgo de humo es muy bajo. Uno podría decir que en general no hay daño por humo en el Valle del Itata”.
 
Pedro Izquierdo detalló, a través de un informe, las condiciones de las viñas tras el monitoreo en terreno precisando que los sistemas radiculares de las parras están vivos, muchas parras ya han reiniciado brotación anticipada de las yemas de la temporada siguiente, plantas cercanas al fuego sufrieron desecación de las hojas y los racimos, aunque tengan buen aspecto no continuarán su maduración o será defectuosa por falta superficie foliar activa.
 
El experto además sostuvo que las plantas no tan cercanas no tienen daño y la uva es normal para las condiciones de la temporada.
 
Respecto a las variedades, Izquierdo afirmó que la Moscatel y País presentan una recuperación de crecimiento mas veloz que la Cinsault, pero se presume que esta diferencia varietal es solo materia de tiempo.
 
El estado de madurez al momento del incendio, en inicio de pinta, apuntó, presenta una capacidad media de adsorción de humo por lo que el efecto de este debería ser mínimo y solo en los casos de humo muy denso.
 
Recomendaciones 
Las recomendaciones técnicas del experto para los agricultores, se enfocaron en los siguientes puntos:
 
No hacer ninguna poda de brotes en esta fecha; en las plantas con hojas mayoritariamente chamuscadas eliminar la fruta inmediatamente para favorecer la acumulación de reservas en el sistema radicular; en parras quemadas hacer poda en agosto y eliminar el tronco viejo y reformar a partir de chupones (brotes adventicios originados en el sistema radicular); fruta que se sospeche de haber estado sometida a humo denso por periodos superiores a media hora destinarla a vinificación de vino blanco.
 
SEREMI
En su recorrido por Portezuelo, Izquierdo estuvo acompañado del seremi de Agricultura, Rodrigo García, quien tras el recorrido, explicó que en terreno se observa una baja cantidad de hectáreas de viñas afectadas en forma directa por los incendios. “Si contrastamos con la totalidad de hectáreas de viñedos presentes en el Valle del Itata, los daños en cantidad de superficie afectada, son bajas”, afirmó. Respecto a las consecuencias en las viñas que estuvieron expuestas, la autoridad, en base al informe proporcionado por Pedro Izquierdo, precisó que, “al momento que se iniciaron los incendios, los niveles de maduración de los viñedos, en inicio de pinta, presentaban una capacidad media de adsorción. Esto implica que el humo tuvo baja afectación en la calidad de la uva vinífera, misma situación en el caso del efecto de las cenizas”, dijo García.

Comentarios