Close
Radio Radio Radio Radio

Variante Delta irrumpe en escenario favorable de la pandemia en Ñuble

Mauricio Ulloa

El reciente informe del equipo ICovid Chile presentó un nuevo análisis semanal de los indicadores epidemiológicos de la pandemia en el país. Si bien destacaron que la disminución de contagios se mantiene, aunque que cada vez más lenta, advirtieron que cuatro regiones, entre ellas Ñuble, registran una tasa de transmisión (R) levemente superior a 1.

“De las 16 regiones, cuatro presentan R estimados superiores a 1: Aysén (1,2), Magallanes (1,15) Tarapacá (1,02), Ñuble (1,01), mientras que sólo tres regiones exhiben valores de R estimados bajo un valor 0,8: La Araucanía (0,71), Antofagasta (0,76) y Los Ríos (0,76)”, explicaron en el documento.

La tasa de transmisión mide el número de personas que cada infectado puede contagiar en promedio. Un valor de R mayor que 1 indica una pandemia en expansión, mientras que un valor menor que 1, especialmente menor a 0,8, indica una pandemia donde la transmisión está bajando y los casos irán disminuyendo.

La doctora Marcela Garrido, urgencióloga de la Clínica Universidad de los Andes y directora del Depto. Epidemiología y Estudios en Salud de la misma casa de estudios, destacó que si bien la región de Ñuble registra datos positivos, la llegada de la variante Delta podría significar una amenaza, por lo que es importante mantener la trazabilidad de los contagios para evitar la transmisión comunitaria y propagación de la enfermedad.

“La región está en una buena situación epidemiológica actual, la variante Delta es una amenaza no sólo para la región sino que para el país y el mundo entero. Más que tratar de mirar la tendencia del R efectivo y la tasa de reproducción es preferible mirarlo en el contexto y también hay que tomar en cuenta el porcentaje de cobertura de vacunación que tenemos y que es importante cuando uno analiza el escenario epidemiológico y lo que puede venir aún con la variante Delta, que sabemos es más contagiosa. Aún no estamos tan seguros de cómo funciona la vacuna en esta variante en particular, pero ya hay algunos estudios que muestran que tiene una efectividad similar a la de otras variantes con la vacuna CoronaVac, que es con la que estamos vacunados, entonces creo que en ese sentido tenemos un nivel de protección mayor que el resto de los países que se enfrentaron a la variante Delta antes que nosotros”, señaló.

Reforzar medidas individuales

Garrido sostiene que no se deben bajar los brazos con las medidas de autocuidado, al contrario hay que reforzarlas para que la población pueda seguir teniendo acceso a las libertades recientemente recuperadas y que permanecieron restringidas por más de un año y medio, tras la llegada de la pandemia por coronavirus.

“No pensar que ya que viene el verano, que estamos en una fase más avanzada y tenemos ciertas libertades que esto se fue, no es así porque la pandemia sigue ahí, va a seguir dando vueltas, va a seguir mutando, van haber nuevas variantes y para poder tener una vida razonablemente normal, con mucha más interacción social, física y presencial tenemos que cuidarnos todos y ahí todos somos responsables, no podemos dejar la responsabilidad al otro”, dijo.

La directora del Depto. Epidemiología y Estudios en Salud de la Clínica Universidad de los Andes recordó que las personas que sientan algún síntoma asociado al virus, por prevención, deben permanecer en sus domicilios.

“Tenemos el sincicial, adenovirus, virus respiratorios y virus gastrointestinales dando vueltas, cosa que no ocurrió el año pasado, dado este nuevo escenario cualquier síntoma igual puede ser coronavirus, no tenemos por qué asumir que sea otro virus, tenemos que dar esa duda razonable, aquí igual puede ser coronavirus y como queremos contener los contagios debemos ser responsables y quedarnos en casa si tenemos algún síntoma sugerente”, precisó.

Respecto a si es necesario implementar algunas restricciones sanitarias tras la detección de la variante Delta en la región de Ñuble, la urgencióloga indicó que los buenos indicadores de pandemia permiten seguir con las actuales libertades que tienen las 21 comunas del territorio, pero haciendo hincapié en la trazabilidad de los contagios.

“Por cómo está la situación actual de la pandemia en la región de Ñuble es razonable seguir con las libertades que hay, siempre y cuando se pueda hacer una trazabilidad bastante exhaustiva de los casos que tengan variante Delta, esto es importante porque por lo general uno detecta la variante Delta en gente que está ingresando, hay alguna o poca transmisión comunitaria pero es importante que cuando hagamos el test a la gente que salga positiva se incluya a la variante Delta y así poder detectarla de forma precoz y más activamente, no solamente en aquellos que tienen riesgo que vienen de afuera, sino que también tratar de buscar el brote comunitario, la transmisión comunitaria si es que esta existiera porque si lo dejamos todo para cuando la gente tenga síntomas o quiera consultar vamos a perder esta gran cantidad de test que tenemos y la baja positividad que nos da muchas herramientas para tomar decisiones hoy en día”, argumentó.

“Ñuble sigue con una curva descendente”

Desde la mirada de la profesional y magíster en Salud Pública con especialidad en Epidemiología de la Universidad de Chile, Paz Macaya, la realidad del Covid-19 en la región de Ñuble sigue mostrado cifras favorables y similares a las consignadas a nivel nacional, en términos de casos y niveles de hospitalizaciones.

“Los indicadores en Ñuble no son distintos de lo que tenemos en otras regiones y en el país, en general. Con positividad baja, con número de casos bajos y con camas UCI disponibles. No hay un gran requerimiento por la red asistencial, no han aumentado las atenciones de urgencia por otros virus respiratorios, que era algo que también esperábamos y que en Santiago ya está ocurriendo, que en la medida que ha dejado de haber tanto Covid, aparece de nuevo la influenza y el virus sincicial muy tímidamente, pero eso es lo que va a empezar a ocurrir, se van a volver a ordenar las piezas, pero Ñuble sigue estando igual que el promedio nacional, con una curva descendente muy consistente, muy fuerte y con pocos casos”, explicó.

Si bien el avance de la vacunación contra el Covid-19 ha sido un factor protector que han incidido positivamente en la contención de la enfermedad, hay otros aspectos, expuso la experta, que también suelen ayudar en el control de la pandemia como la menor concentración urbana de las regiones como Ñuble.

“En las regiones tenemos un aspecto que juega en favor y en contra, nos juega en ambos sentidos, que tenemos alta ruralidad y poca concentración urbana. Salvo Chillán y un par de ciudades más, ustedes no tienen, como hay en otras regiones, varias ciudades con grandes aglomeraciones y la gente tiende a moverse poco. La suma de Chillán y Chillán viejo es la ciudad más grande, pero el resto de las ciudades, se da que se relacionan poco con otras, pueblos que se relacionan pocos con otros, y en invierno la gente también tiende a moverse menos”, indicó.

La aparición de la variante Delta con cuatro casos notificados en la región encendió una luz de alerta y de preocupación en la comunidad, a pesar de que desde la seremi de Salud aseguraron que fueron aislados oportunamente en residencia sanitaria, con una correcta interrupción de la cadena de transmisión del virus, sin contacto con otras personas, luego de acciones preventivas dispuestas por los equipos de Trazabilidad.

“Si eso es así las posibilidades de que hayan contagiado a otros, es muy baja, es prácticamente cero, pero ningún aislamiento es 100% seguro, a menos que metiéramos al paciente en una burbuja. Él transitó por lugares, fue en un vehículo, estuvo en una habitación, de ahí lo trasladaron a su casa habitación, estuvo con familiares, porque por más recaudos que uno guarde, existe la posibilidad que pudieron haber contagiado a otros”, advirtió la experta, quien agregó que la secuenciación del virus en el país sigue siendo baja.

En vista de la mayor cantidad de comunas en Fase 4 y las menores restricciones que ello implica en el Plan Paso a Paso, Paz Macaya, indicó que no se deben relajar medidas por muy pocos contagios que existan en el territorio.

“En Chile la gente se ha movido, ha visto esta ventana de que hay pocos casos y hay más disponibilidad de camas UCI, entonces, la gente también se ha dado permiso para cuidarse menos, para hacer más reuniones familiares, para ir a restaurantes, para retomar la actividad que a todos nos gustaría en el más breve plazo, volver a los colegios, trabajar, etc. Estamos en un muy buen momento, pero no podemos bajar la guardia todavía, queda un tiempo, un par de meses más en que deberíamos ser cuidadosos, tal vez no tanto como lo fuimos en un comienzo, pero sí mantener la mascarilla, el distanciamiento social, evitar salir si uno no tiene la necesidad de hacerlo”, destacó.

La epidemióloga recogió el caso de Israel para demostrar que no se debe bajar medidas básicas de prevención al tener pocos casos y un nivel avanzado de vacunación, ya que el riesgo de sufrir un rebrote del virus es alto.

“El hecho que tengamos muchos menos casos no nos da certeza absoluta que no vamos a tener un nuevo brote en los próximos meses. Y eso es lo que ocurrió en Israel, donde tenían un excelente porcentaje de vacunación, incluso llegaron a sacarse las mascarillas en los comercios y eso produjo que hubiera una circulación viral muy alta y que aumentara de manera muy rápida el número de enfermos. Cuando aumenta el total de enfermos, o sea, si tengo mil enfermos y aumenta a 3 mil o 5 mil, el porcentaje de los que se agravan es el mismo, es decir, el 2% de mil, el 2% de 5 mil y ahí el número bruto es más alto y comienzan juntarse personas que se agravan, porque se distribuye con mucha más rapidez”, sostuvo.

Fiestas Patrias

En el marco de las Fiestas Patrias, la doctora Marcela Garrido subrayó que para evitar el riesgo de contagios de Covid o de la variante Delta, además de mantener las medidas de precaución individuales, es necesario controlar que las actividades culturales, intentar que en la mayoría de lo posible se realicen al aire libre ya que existe menor riesgo, no compartir vasos ni cubiertos. En las reuniones sociales o familiares tratar compartir con pequeños grupos de personas y ventilar los espacios.

“Las Fiestas Patrias son un evento social y cultural muy importante que hace que la gente se reúna, no es malo que la gente se reúna, lo malo es que hacen que sean muy masivas en las que se pueda perder la trazabilidad finalmente y así si es que hay un contagio, no se pueden identificar a los contactos estrechos de este paciente o caso contagiado, y así se empieza a propagar la enfermedad porque no los podemos aislar a tiempo finalmente, ese es el gran problema”, dijo.

“También llamar a la responsabilidad individual de que si estás enfermo no puedes salir en las Fiestas Patrias porque tenemos que tratar de evitar los contagios, y considerando todo esto podríamos tener una Fiestas Patrias lo más segura posible tratando de disminuir el riesgo de contagio, aunque este siempre va a existir, sobre todo porque está la variante Delta dando vueltas”, agregó.

Texto: Susana Núñez / Antonieta Meleán

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/