Close
Radio Radio Radio Radio

UdeC explora trabajo colaborativo con viñateros del Valle del Itata

C. Cáceres

Una serie de reuniones con académicos y profesionales de distintas unidades del campus Chillán de la Universidad de Concepción, con miras a juntar esfuerzos y proyectar el trabajo colaborativo con viñateros del Valle del Itata, está sosteniendo el proyecto UCO 2195, Comunidades Sustentables, que tiene como desafío reforzar principios de sustentabilidad en diferentes territorios de las cuencas del Ñuble y el Biobío.

Para cumplir sus objetivos, el proyecto busca promover diálogos colaborativos y transversales entre actores universitarios y diferentes agentes territoriales, en tanto instrumento para la elaboración de planes de acción con sentido de pertinencia, conciencia ambiental y económicamente viables.

Para ello ha levantado, desde el área de vinculación, un modelo de trabajo denominado “laboratorios de vinculación territorial (LVT)”, que busca generar un trabajo sostenido y de colaboración mutua entre distintos actores en territorios específicos de las regiones del Biobío y de Ñuble, con el objetivo de visibilizar iniciativas socioambientales relevantes y fomentar el diálogo común, conformando Portezuelo uno de éstos.

En la reunión participaron Fernando Bórquez, de la Facultad de Agronomía; Juan Antonio Cañumir, de la Facultad de Ingeniería Agrícola; Paulina Ceballos, jefa de la Unidad de Extensión del Campus Chillán; Juan Monroy, del área de Vinculación con el Medio del Campus Chillán; y por el UCO 2195, María Fernanda Morales, encargada de Vinculación, y Rodrigo Herrera, su director.

Los asistentes concordaron con los puntos en común entre el UCO 2195 y el trabajo que ha venido sosteniendo, desde hace años en ese territorio, un grupo de profesionales de las facultades de Agronomía y de Ingeniería Agrícola y de la Escuela y Administración y Negocios, del Campus Chillán. Además, valoraron la buena disposición por parte de agentes clave de la zona.

Trabajo coordinado

Rodrigo Herrera, director del proyecto UCO, comentó que se acordó continuar un trabajo coordinado, con el fin de colaborar principalmente en el trabajo de distintas agrupaciones y cooperativas vitivinícolas orientadas a producir vinos de calidad, orgánicos y económicamente rentables.

“Se valoró también el gran potencial que estas organizaciones tienen a partir de las redes que han ido construyendo con zonas de producción vecinas (Guarilihue, Quillón, Florida), el gran conocimiento acumulado por el traspaso de generación en generación sobre las formas de producción, además del valor agregado que otorgan cepas con denominación de origen, conformando éste un medio de indudable aprendizaje no sólo para estudiantes de distintas carreras, sino también para el conjunto de la comunidad universitaria”, sostuvo.

Dentro de sus reuniones en esa línea, parte del Equipo UCO 2195 se reunió con Pablo San Martín, profesional de Gobierno Regional de Ñuble, con el objetivo de intercambiar puntos de vista y perspectivas de trabajo en función de planes territoriales ya puestos en marcha en la nueva región.

San Martín forma parte del Comité Científico Ciudadano que el proyecto conformó en sus inicios, como ente asesor en las distintas materias involucradas en el trabajo en torno a la sustentabilidad.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top