Close
Radio Radio Radio Radio

Tres proyectos prioriza la municipalidad en el marco del Plan Bicentenario 2035

El Chillán del futuro se visualiza con importantes proyectos urbanos y de alta envergadura. O así lo ven desde la Comisión del Plan Bicentenario Chillán 2035.

Desde que comenzó a gestarse este plan, de manera más concreta durante el 2022, se ha trabajado para proyectar anheladas ideas que siempre han querido realizarse por parte de las autoridades de turno, más aún después de que Ñuble se convirtiera en región.

Este plan, que busca celebrar los 200 años de Chillán en su actual ubicación, tras ser trasladada desde Chillán Viejo tras el terremoto de 1835, viene a enlazar todo eso. A crear una columna vertebral y juntar a distintos actores para finalmente poder concluir los proyectos. Por el momento, son solo ideas. Una hoja de ruta para que ministerios, entidades públicas y privadas puedan ver en esto y proyectar el futuro de la capital regional.

El financiamiento es el golpe de realidad. Aunque desde de la Municipalidad de Chillán barajan algunas ideas iniciales, aún no hay respuesta al cómo poder llenar las arcas y concretar, de una vez por todas, los megaproyectos con los que muchos chillanejos sueñan.

Avances existen. Solo hablar del futuro hospital regional es ya un gran e importante paso. También de retenes o escuelas. El futuro Centro Teletón, Centros de Salud Familiar, la pavimentación de anhelados caminos – como el de Ñuble Alto –, son ejemplos de que en Ñuble pueden levantarse importantes obras.

Desde la Comisión Bicentenario, en concreto, han barajado 24 proyectos. El grupo está conformado por una variedad de entidades. Entre ellos el Gobierno Regional (GORE) de Ñuble, representantes del comercio, de la construcción, historiadores de la zona, profesores, académicos de universidades y la propia municipalidad, que, junto con el alcalde de Chillán Camilo Benavente, fueron los precursores del Plan Bicentenario 2035.

Un proyecto de gran escala que durante este 2023 ha tomado más protagonismo, ya que se pudo conformar una unidad técnica compuesta por expertos y también, junto con eso, entregar más información a la población, que es la que finalmente se beneficia de las obras que se ejecutarán.

El comité y su objetivo

Para el desarrollo de ideas y posteriores diseños de proyectos, los integrantes decidieron poder concretar un comité más robusto y con mayor participación.

En un principio solo eran 19 integrantes, pero ahora suman más de 22 y se estableció un objetivo primordial: Proyectar a Chillán para el Bicentenario de su actual emplazamiento, el número cuatro de su historia.

En concreto, el fin del plan es “visualizar los escenarios que enfrentará Chillán como capital regional hacia fines de la próxima década, identificando las tendencias y probables disrupciones que puedan influir en el desarrollo de la ciudad, pretendiendo dotar a la ciudad de las capacidades necesarias para enfrentar situaciones críticas futuras y avanzar en la construcción de una imagen objetivo de futuro consensuada por la sociedad local; para posicionar a la ciudad de Chillán como referente nacional dentro de las ciudades intermedias en calidad de vida, innovación y atracción de talentos, que entreguen valor agregado al acervo cultural y patrimonial existente con una mirada hacia el siglo 21”.

Ahora, los proyectos surgidos en el plan no se idearon de un día para otro. Es por eso que la labor de los representantes de las distintas áreas es fundamental. La historia forma parte vital de esta iniciativa.

Los proyectos nacen de una necesidad existente en la población. Como ejemplo, se destaca el nuevo hospital. Una idea que se venía gestando hace décadas, debido al deterioro de la estructura del actual recinto. Finalmente, se pudo diseñar, obtener recursos y poder ejecutarse. Se proyecta que para finales de 2024 o inicios de 2025, la obra esté concluida y se pueda generar el traspaso definitivo.

El proyecto es uno a largo plazo. No es que en un pequeño lapso de tiempo haya surgido la idea de poder crear un nuevo hospital regional. El proceso de diseño y aprobación por parte de las distintas entidades a cargo pueden tomar años.

Es por eso que también el plan ha tomado en consideración eso. Se habla de obras de corto, mediano y largo plazo, para llegar a 2035 con una estructura ya armada, que llegar a ese año signifique el poder vislumbrar el trabajo que se hizo desde el principio

Los 24 proyectos

Se han considerado exactos 24 proyectos de manera inicial por parte del comité, el cual es liderado por el alcalde Camilo Benavente.

Las ideas han tomado de base lo anteriormente explicado: la historia y las necesidades de la gente. En este punto, el secretario ejecutivo del Plan Bicentenario 2035, Miguel Pino Quilodrán, sostiene que hay algunos proyectos comunales, en donde la municipalidad puede promoverlos, y otros de alcance regional, en los cuales pueden participar ministerios y otras entidades públicas y privadas.

“Hay algunos proyectos en curso que se insertaron dentro del plan, pero hay otros nuevos que han surgido. Entre ellos están, por ejemplo, equipamientos comunitarios, como los centros comunitarios, ojalá colocar cuatro, uno en cada punto cardinal. También distintos parques, tener uno en cada punto cardinal urbano, como el Parque Schleyer. Nosotros también estamos viendo el tema de poder revitalizar los límites comunales, que son estos mercados agrícolas que debiesen estar en los bordes de cada comuna. Que sean una especie de Chimbarongo, donde se promueva la producción local”.

El arquitecto menciona también que se pretende mejorar los sectores públicos de Chillán y los barrios patrimoniales, “como por ejemplo la población Santa Elvira, Ultraestación, Coihueco o la población Wicker. Hay cuatro avenidas, otros que son fuera y también lo hay en sectores rurales. El objetivo es mejorar la conectividad entre lo urbano y lo rural.

En concreto, los 24 proyectos se diferencian entre el alcance comunal y regional. En el comunal se pueden encontrar los centros comunitarios; parques centrales y áreas verdes; hermoseamiento de fachadas en la zona típica, el estero Las Toscas, la intervención de plazas, uso de equipamiento subutilizado, una nueva planta de compostaje, mejoramiento de huertos urbanos, construcción de estacionamientos soterrados y en altura en la comuna, creación de rutas patrimoniales culturales, activación de espacios culturales, creación de Universidad de las Artes, impulsar una red de museos;, potenciar las Termas de Chillán y un ordenamiento del terminal rural de Chillán.

En cuanto a aquellos de alcance regional se detallan el Centro Teletón, creación de un polideportivo y piscina regional, construcción de un museo regional, una nueva cárcel para Ñuble, mejoramiento del terminal de buses regional, instauración de un museo agrícola, potenciamiento del distrito de innovación, diseño y construcción de un aeropuerto regional y una zona franca agroindustrial para la región.

Algunos de estos proyectos son ideas e iniciativas según los ejes y lineamientos del Plan Bicentenario, que han emergido desde el comité y el trabajo de la Secretaría Ejecutiva. También hay otros de arrastre, que se vienen conversando hace décadas en la ciudad y que por diversas razones no se han concretado.

Además, según explican desde el comité, la materialización de estos proyectos dependerá del trabajo en conjunto con diversos organismos e instituciones públicas nacionales y subnacionales, donde el rol de un modelo público-privado también es considerado relevante.

La priorización

En específico, son tres los proyectos que están priorizados dentro del Plan Bicentenario, que junto a la Municipalidad de Chillán y la Secretaría Comunal de Planificación (Secpla) han catalogado como primordiales.

Aunque son obras que ya tienen un avance bastante significativo -puesto que no son solo ideas, ya que cada una tiene un financiamiento estimado y renderizados proyectados- se incluyeron en el plan para poder tenerlas consideradas dentro de la carpeta de proyectos con sello bicentenario de aquí al 2035.

La primera de ellas es la más avanzada. Se espera que durante este mes el proyecto saque la Recomendación Satisfactoria (RS) por parte del Ministerio de Desarrollo Social, para poder iniciar la etapa de financiamiento el próximo año. Se trata del proyecto del patio techado en el Mercado de Chillán, por calle Isabel Riquelme, en una inversión cercana a los $3.400 millones.

La obra considera el mejoramiento del patio Isabel Riquelme, en una intervención de aproximadamente 2.400 m2. Se contempla la construcción de una cubierta sobre la totalidad del patio; el mejoramiento de pavimentos; la demolición y reconstrucción de locales de venta de pescados y cocinerías; instalación de iluminación alimentada por un sistema fotovoltaico; mejoramiento de áreas comunes; y la normalización para el cumplimiento del decreto 50 de accesibilidad universal. Además, está contemplado un proyecto de aguas lluvias, mejorando las condiciones generales del sector.

El director de la Secpla de la Municipalidad de Chillán, Carlos Araya, mencionó que espera pronto ya contar con el RS, para el proyecto, uno que es “una solicitud histórica de los comerciantes que se instalan en ese sector”.

Mencionó además que “por eso se está avanzando también en el proyecto del patio techado por calle 5 de Abril. Ese sector estaba botado y la intención es que cuando tengamos el proyecto financiado de Isabel Riquelme, los feriantes, para que no salgan a la calle, se pasen al patio de 5 de Abril. Después de eso, ellos se vuelven y la visión que tenemos es que cuando se desocupe el patio de 5 de Abril, la gente que está hoy día en las calles en el centro pasen a este espacio”.

Araya sostuvo que el proyecto del patio techado por calle 5 de Abril debería estar concretado en marzo del 2024, pero los comerciantes del sector de Isabel Riquelme solo se moverían de ahí a la espera de la ejecución del proyecto en su sector.

Una segunda iniciativa priorizada es el futuro bulevar que se pretende instalar en Avenida Argentina, importante polo de comercio y centro de entretenimientos, el cual abarca 12 cuadras de intervención.

La obra busca mejorar la deficiente calidad de las aceras del costado oriente de la avenida, además del no cumplimiento de la nueva ley de accesibilidad universal. Si bien, el proyecto abarca también el lado poniente, por el momento solo se trabajará en el oriente, debido a que aún no hay resolución respecto a la ciclovía que se quiere instalar también en esa avenida.

“El bulevar Argentina está considerado en dos etapas. La oriente y después la poniente. La oriente primero, porque la otra no ha terminado en lo que tiene que ver con el diseño de la ciclovía. Ahí inicialmente postulamos a la Mideso para todo el bulevar de Avenida Argentina, pero justamente en esta revisión nos dijeron que ellos no pueden financiar dos iniciativas que estén en la misma área de intervención”, sostiene Araya.

Añade además que “para no dejar detenido este proyecto, decidimos avanzar mientras en el sector oriente y que no pase mucho tiempo más”.

El más esperado: la Plaza de Armas

El proyecto más ambicioso y también costoso, es el que remodelará por completo la Plaza de Armas de Chillán. Ha habido varios intentos por tratar de nivelar el suelo del lugar, sin lograr el éxito esperado.

Además, se ha transformado en foco de invisibilidades, algo que la actual administración del alcalde Benavente quiere eliminar.

Es por eso que el proyecto ya tiene definida su área de intervención, cercana a los 25.004 m2. El monto aproximado bordea los $4.400 millones, postulados mediante el Fondo de Infraestructura para el Desarrollo (FIDE).

Se incluye la renovación de luminarias peatonales, vehiculares y ornamentales; soterramiento de cableado; mejoramiento de áreas vedes y manejo de arbolado; nuevos pavimentos; mobiliario urbano; proyecto de aguas lluvias; y la construcción de servicios higiénicos y accesibilidad universal.

Además, según lo comentado por el director de Secpla de la Municipalidad de Chillán, se pretende poner en valor su patrimonio arquitectónico urbano y natural, destacando también a la propia Catedral.

“Queremos mejorar las rutas accesibles internas. Tenemos hartos reclamos de adultos mayores y queremos de cierta manera nivelar el suelo. Mucha gente se instala a almorzar ahí también y queremos desarrollar un espacio para que la gente pueda tener donde sentarse a comer. Vamos a hacer una segunda explanada, que va a estar frente a la Catedral y la va a poner en valor. Este proyecto contempla un mejoramiento de las aceras frente a la Catedral y la eliminación de esos estacionamientos que están al frente, para justamente poner en valor y quede todo al mismo piso”.

Carlos Araya explica que los demás proyectos que siguen en la lista se irán analizando con el transcurso del tiempo, viendo que pasa primero con los primeros tres.

“Nosotros una vez avancemos con estos proyectos, tenemos la intención de seguir con los otros, pero por el momento eso va a estar a la espera de la priorización que la misma comisión indique. Esto lo conversamos en conjunto con ellos y a raíz de eso partimos trabajando con estos primero tres y una vez que tengamos los RS, podamos seguir avanzando con otros más”, precisó. .

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top