Close
Radio Radio Radio Radio

Sin discursos y una escueta Parada Militar marcó último 20 de Agosto de Piñera

Felipe Ahumada

Palabras de agradecimientos por el desfile desplegado por parte del Ejército, fue lo único que se escuchó de parte del Presidente de la República, Sebastián Piñera, al finalizar la Parada Militar de lo que fue su último 20 de Agosto como jefe de Estado.

Esto en conmemoración a un nuevo aniversario del natalicio del Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme, ceremonia marcada por la contingencia sanitaria por coronavirus, que si bien ya va en retirada, aún se conservan ciertas restricciones propias del Estado de Excepción.

Es en este contexto que a diferencia de todos los 20 de Agosto de los que Ñuble conserva en la memoria, no fueron más de 400 ó 500 las personas que llegaron hasta la plaza de Chillán Viejo para observar el desfile y a las autoridades.

La condicionante significó además, que el desfile sólo tuviera representantes del Ejército y no hubo presentación de los clubes de huasos, ni representantes de Juntas de Vecinos, ni escolares ni de ninguna delegación adicional, como dictaba la tradición.

En esta edición tampoco se invitó a alcaldes de otras comunas (solo estuvieron el dueño de casa, Jorge del Pozo y su vecino chillanejo, Camilo Benavente); ni concejales, ni consejeros regionales.

Sí hubo representantes de ambas cámaras del Congreso (con su presidente Yasna Provoste), del Poder Judicial, Ministerio Público, representantes de la Convención Constituyente, Defensoría Penal Pública, Carabineros, dela PDI y otras fuerzas civiles quienes ocuparon una plaza en el palco de honor que se completó con la asistencia de los ocho seremis, que por razones de aforo, fueron invitados a la ceremonia, es decir Cristóbal Jardua (delegado presidencial), Raúl Martínez (segegob), Doris Osses (Mideso), Jacquelinne Guíñez (Justicia), Marta Bravo (Salud), Educación (Patricio Pareja) Economía, (Daliborn Franulic) y Carlos Urrestarazu (Minvu).

La reducción de aforo causó algunas molestias, como por ejemplo, en el consejero regional, Rodrigo Dinamarca, quien con su propio celular incluso transmitió en directo el momento en que los encargados de la organización lo hicieron retirarse del corral en donde se dispuso de la presencia de la prensa.

“Me sacaron del lugar, la verdad es que siendo consejero regional, no me dejaron entrar y vemos que el centralismo llega hasta este
nivel, y creemos que es una lástima que un seremi esté antes, protocolarmente, que un representante ciudadano en una ceremonia que siempre se ha distinguido por su condición de republicana. Yo vine, básicamente para poder transmitir la ceremonia, pero me sacaron de un ala. No tenemos lugar en el recinto”, criticó.

Lo positivo y lo negativo

El Ejército, encabezado por el teniente coronel Jeffrey Bagatello, comenzó el desfile con la ejecución del Himno Nacional a las exactas 10:30 horas, lo que fue seguido por el ingreso de la presidenta del Senado, Yasna Provoste; luego por la del ministro de Defensa, Baldo Prokurica; y finalmente, por la del Presidente Piñera, quien se reservó sus discursos para sus posteriores visitas a la construcción del nuevo hospital regional y luego a Ránquil, donde inauguró nuevas viviendas para 160 familias en el sector de Ñipas.

“Lo positivo es que estamos retomando la actividad, recordemos que el año pasado fue una ceremonia mucho más acotada porque estábamos en el peak de la pandemia, pero ahora vemos que un poco más grande”, manifestó el constituyente, Martín Arrau para partir -como él dijo- por lo positivo. Y como contracara, agregó que “efectivamente, eché de menos el discurso, creo queera muy importante haber realzado el momento, al menos una alocución histórica del momento que estamos viviendo”.
Ese avance respecto a la última edición del 20 de Agosto lo destacó el gobernador regional, Óscar Crisóstomo, quien tuvo especial participación en la ceremonia.
“Hoy poco a poco vimos que ya se empezaron abrir los espacios para que podamos ir retornando a acciones que son identitarias nuestras y nos da un pie para que podamos reflexionar sobre muestro país, para que se más igualitario y más justo y esto sea representado en la nueva Constitución”, afirmó.

Respecto a las ausencias de otras autoridades, el gobernador lamentó lo sucedido y advirtió que “es algo con lo que no concuerdo, yo se lo hice ver al ministro , creo que para un acto tan republicano como éste, deben estar presentes todos los representantes, en especial quienes fueron escogidos democráticamente”.

También comentó la ceremonia, la senadora Provoste, quien destacó el “legado de Bernardo O’Higgins, quien es la razón por la que estamos acá y él en sus tiempos y con mucha claridad y con mucha decisión fue capaz de abolir los títulos de nobleza, diciendo que cada persona tenía que ser reconocida por lo que era, y esas luchas que vienen de los albores de esta República siguen estando presentes. Por eso estamos aquí, para que nuestra sociedad, se juegue por esos valores”.

La doctora Bravo

Tal vez una de las postales que quedarán para recordar este lacónico 20 de Agosto fue la rápida reacción de la doctora Marta Bravo, seremi de Salud, quien en los momentos en que el presidente se disponía a dejarle una ofrenda floral al Padre de la Patria, advirtió que uno de los cadetes formados frente al palco, se desmayó.

Rompió el protocolo y corrió a asistirlo, siendo seguida por la, también médico Jacquelinne Van Rysselberghe y por la senadora Loreto Carvajal.

“Llama la atención que se desmaye una persona y no haya asistencia, creo que romper filas en estos casos es una acto de humanidad y fue lo que hicimos. Creo que a pesar de la estructura formal de una milicia, se debe ayudar a un ser humano, independiente de dónde esté”, dijo la senadora.

Una vez recuperado, la doctora Bravo, volvió a su puesto, mientras Piñera hacía lo mismo después de dejarle flores al Libertador Bernardo O’Higgins.

Felipe Ahumada

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top