Close
Radio Radio Radio Radio

¿Qué se juegan los partidos a nivel local con la designación de los seremis?

Mauricio Ulloa

Partió el gobierno de Gabriel Boric, y en la región de Ñuble aún ronda el misterio en torno al gabinete regional que acompañará al delegado Presidencial, Claudio Ferrada (RD).

Un tema no menor, ya que los secretarios regionales ministeriales son el brazo de los ministerios en los territorios para ejecutar las políticas públicas.

Ya la semana pasada, desde Apruebo Dignidad local adelantaban que los nombramientos quedarían para después del 11 de marzo, y que lo más probable es que se hiciera de manera escalonada. Esto hace pensar que en los próximos días debieran designarse a los seremis de Salud, Segegob, Desarrollo Social y Educación, áreas en que es más necesario contar con autoridades titulares.

Por el momento, las seremías están funcionando con sus subrogancias establecidas por ley.

Tensa espera

Si bien no es la primera vez que un gobierno tarda en designar a sus autoridades regionales, la espera ha puesto algo nerviosos a los partidos de Apruebo Dignidad (RD, CS, PC, Fuerza Común y Comunes), a Socialismo Democrático (PS, PR, PL) y al PPD. La priorización de cupos efectuada por la mesa negociadora regional ya fue enviada a Santiago, al igual que las respectivas ternas con nombres. Sin embargo, la búsqueda de equilibrios a nivel nacional y el chequeo de antecedentes ha complicado los nombramientos.

Además, la negociación en el caso de Ñuble no ha estado exenta de problemas. Ya ocurrió durante las conversaciones para elegir al delegado presidencial, que el PPD decidió bajarse de la mesa negociadora regional. Sin embargo, la colectividad retomó las conversaciones, y ya envió sus propuestas a Santiago, esta vez, sin nombres, solo cupos, para evitar vetos.

Las seremías en que habría acuerdo unánime de la mesa negociadora regional serían Segegob, Trabajo y Cultura, para Convergencia Social (CS); Medio Ambiente, para Revolución Democrática (RD); Transporte y Telecomunicaciones, para Fuerza Común; Bienes Nacionales, para el Partido Radical (PR) y Energía, para el Partido Liberal (PL).

En el resto de las carteras, dos o más partidos de Apruebo Dignidad (RD, CS, PC, Fuerza Común y Comunes), Socialismo Democrático (PS, PR y PL) y el PPD, disputan el cupo.

Es el caso de Obras Públicas (CS-PR), Agricultura (PC-PS-PPD), Educación (PC-PR), Mujer (RD-PC), Justicia (PS-PR), Deporte (PL-PPD), Economía (CS-PR) y Salud (RD-PS).

Desarrollo Social y Vivienda, dos de las seremías más codiciadas por los partidos, por la cantidad de reparticiones que manejan y su amplio despliegue en terreno, tampoco están definidas aún. Es probable que queden en manos de CS o el PC, dado que el delegado presidencial es de RD. El PS también tiene intenciones de recalar en Vivienda, repartición donde el gobernador regional, Óscar Crisóstomo, tiene bastante ingerencia, por su paso por el Serviu.

Para la Coordinación Regional de Seguridad Pública, cargo de relevancia y apetecido por varias colectividades, Revolución Democrática, en tanto, espera colocar uno de sus nombres.

¿Qué complica los nombramientos?

Las seremías, al igual que las direcciones regionales de servicios, son cargos muy apetecidos por los partidos debido al amplio despliegue que sus representantes pueden llevar a cabo en la región. De ahí que todos quieran posicionar a sus figuras en carteras con amplia exposición mediática, como Salud, Vivienda y Obras Públicas. Basta recordar que la exseremi de Salud del gobierno de Sebastián Piñera, Marta Bravo, fue elegida diputada en noviembre pasado.

Otro factor que los partidos analizan a la hora de negociar carteras son las reparticiones asociadas que cada una de ellas ofrece para efectuar un despliegue en terreno y “colocar” funcionarios. Obras Públicas es ejemplo de ello, con servicios como Vialidad, Dirección de Obras Hidráulicas y de Arquitectura.

Pero junto con las negociaciones políticas, también está la necesidad de encontrar perfiles técnicos capacitados para cada una de las carteras, y cumplir con uno de los lineamientos clave del gobierno del Presidente Boric: paridad de género.

Restar dramatismo

Jeanne Simon, politóloga y académica de la Universidad de Concepción, sostiene que el gobierno de Gabriel Boric ha prometido reducir el requisito de cuoteo, y busca enfatizar la experiencia, el conocimiento técnico y el compromiso con el programa del gobierno.

“Este enfoque tensiona el deseo de los partidos de asegurar participación de sus militantes en cargos importantes. La figuración en distintos cargos permite abrir la posibilidad de presentarse como candidato(a) a un cargo de representación. Y mayor representación política favorece la capacidad de negociación de un partido”, aseveró.

En contraste, añadió, “el gobierno busca generar equipos de trabajo en cada ministerio para mejor coordinación entre el nivel central y las regiones, pero en muchas regiones los nombres propuestos por los partidos no logran generar la confianza necesaria. El gobierno ha sido mas lento en las designaciones porque busca lograr un equipo estable y que idealmente genere poco ruido negativo en los medios. Además, se requiere contar con personas que muestren conocimiento del programa de gobierno, y prefieren demorar, para asegurar que la persona designada sea la correcta”, manifestó.

Jeanne Simon advirtió que “en las seremías más codiciadas (Obras Públicas, Desarrollo Social y quizás Agricultura), habrá mas cuidado por parte del nuevo gobierno, porque necesitan contar con un nuevo estilo de gestión pública, una gestión más transparente y ciudadana. Yo agregaría también Medio Ambiente, por su importancia en la gestión ambiental, porque el gobierno busca reducir la polarización y transformar los conflictos socioambientales. Por lo mismo, se requiere un perfil dialogante. En resumen, quiere avanzar de manera segura, prefieren demorar un poco para evitar sorpresas más adelante”, sostuvo.

El analista político, Rodrigo Landa, va más allá, y cree que “hablar hoy de interés partidario en una sociedad individualizada, donde salvo algunas excepciones, vemos que en procesos como éste son las personas las que buscan el poder, es bastante generoso. Y en esta dinámica también están afectas las regiones pequeñas como la nuestra, donde la vida partidaria es bien escasa, dispersa y acotada en términos cuantitativos”, aseveró.

Landa advierte que “lo que vemos en los distintos cambios de mando es una negociación personalizada entre individuos que tratan de imponer a su grupo cercano, y donde dentro de los mismos partidos se presentan disputas. Esa fragmentación termina siendo bastante compleja para quienes deben gobernar, y al mismo tiempo, designar”, dijo.

Respecto de qué seremías son las más apetecidas, afirmó que “en la historia reciente de Ñuble, las carteras de Obras Públicas, Vivienda y Desarrollo Social han sido las más apetecidas. Las dos primeras por su naturaleza tangible (desde ahí se concretan los principales proyectos, y la última, porque es la principal canalizadora de las políticas de subsidios). Los efectos políticos de acceder a esas carteras no son solamente los cargos a llenar, sino que la posibilidad de construir capital político, experiencias y liderazgos en el futuro. No olvidemos el ejemplo del primer delegado presidencial de Ñuble, que gracias a sus méritos como seremi de Obras Públicas logró avanzar al principal sitial de la región”, planteó.

Una última implicancia política, agregó, “dice relación con el mapa partidario a nivel territorial, donde es indudable que se puede caer en el sesgo de usar información o proyectos para beneficiar a cores, alcaldes o concejales del mismo partido. El efecto político no es absoluto, sino que más bien son varias las aristas que se presentan al ejercer un cargo”, afirmó.

Respecto de la señal que se da al no designar aún a seremis y directores regionales, Landa le resta dramatismo, “por cuanto lo que importa finalmente es la calidad de la decisión. Debemos recordar que en los primeros gobiernos después del retorno a la democracia, estos cargos se comunicaban varias semanas después de la asunción del Presidente y nunca fue un drama. La administración de los tiempos en política es relevante, sobre todo cuando se debe lidiar con negociaciones y búsqueda de perfiles adecuados para cada cargo. Lo que nos falta no es inmediatez, que hoy abunda en todo, sino que contenido, diálogo y reflexión”, manifestó.

Paulina Pinchart, experta en Marketing Político, estima que si bien todas las seremías son importantes, “pues son el brazo de los ministerios en las regiones, hay dos que son indispensables y deberían designarse ya, por la contingencia: Salud y Desarrollo Social. Hay otras carteras que tienen una cuota de importancia y son muy anheladas por los partidos, porque sus representantes se muestran más, como por ejemplo, Obras Públicas y Vivienda”, apuntó.

Sin embargo, añadió, “que al día de hoy no estén designados los(las) seremis es grave para el funcionamiento y la articulación de las políticas de las distintas regiones, sobre todo en Salud. El resto quizás podría esperar unos días, no un mes, porque tener subrogantes hace que normalmente no se tomen decisiones, y si bien muchas órdenes vienen desde Santiago, hay que operativizarlas en los territorios”, advirtió.

La reflexión de todo esto, agregó, “es que es mucho más fácil criticar al gobierno entrante cuando nombra a tal o cuál en un cargo, pero llenar el aparato del Estado con gente proba, que pase los filtros y que adhiera a la visión política del Presidente de la República es mucho más difícil en la práctica que en la teoría, y creo que seguirá pasándole a Boric el hecho de nombrar a personas poco idóneas, se están dando cuenta que otra cosa es con guitarra, como dice el dicho popular. Estará al otro lado de la moneda.

Respecto de los partidos políticos, está claro que no quieren cocinas ni cuoteos, pero al final, se darán cuenta que para gobernar se necesitan organizaciones políticas y que éstas trabajen entre ellas y se lleven bien. Están comenzando a comprender qué son los cuoteos políticos, que no todo es por simplemente dejar feliz a cada partido, sino que tiene una razón de ser, para mejorar la gobernanza. Creo que Boric madurará bastante, el hombre que entró el viernes a la Moneda saldrá muy distinto, con una madurez, ojalá, sin muchos costalazos”, sentenció Pinchart.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top