Close
Radio Radio Radio Radio

Pesar en el mundo de las letras y las artes por le fallecimiento del académico, poeta y escritor Juan Gabriel Araya

Este domingo, a las 19.30 horas, el muro de Facebook del académico, poeta y escritor Juan Gabriel Araya comenzó a recibir cientos de mensajes, casi todos de exalumnos que agradecían la certera instrucción de quien por 52 años se desempeñó como catedrático de la Universidad del Bío-Bío. Juan Gabriel Araya Grandón falleció este domingo en Santiago. Había sido operado de la aorta unas horas antes en la capital.

Sus restos fueron trasladados hasta la Catedral de Chillán, en donde será velado hasta este martes a las 10.30 horas, cuando se desarrolle una misa y su posterior funeral. En la región, las muestras de dolor no se hicieron esperar, sobre todo desde la Universidad del Bío-Bío, la que a través de un comunicado recordó la trayectoria del docente. “El destacado académico del Departamento de Artes y Letras de la Facultad de Educación y Humanidades nació en Iquique en 1937. Profesor de Estado en Castellano de la Universidad de Concepción, con estudios de postgrado en el Instituto de Caro y Cuervo, Bogotá-Colombia, y en la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, España”.

Asimismo, el prorrector de la UBB, Fernando Toledo, dijo que “la Universidad es consciente del enorme aporte del académico Juan Gabriel Araya. Es necesario destacar que junto a su sólida actividad académica e investigativa, el profesor Araya lograba entablar un vínculo muy estrecho con sus estudiantes, y es así como profesionales de distintas generaciones le consideraban su maestro y amigo. Fue un académico notable. Nuestra institución supo calibrar y valorar el trabajo y la trayectoria de Juan Gabriel Araya. Alcanzó la categoría de Profesor Titular y también se le distinguió con el Premio a la Excelencia en Investigación UBB el año 2016”, comentó.

El prorrector también destacó la pertinencia de la obra del académico UBB. “Entre las diversas dimensiones de su obra, el profesor Araya nos invitaba a descubrir el concepto de la ecocrítica, que aborda el estudio de las relaciones entre la literatura y la ecología, lo que implica descubrir en la obra literaria las preocupaciones que tiene el escritor por el medio ambiente”, precisó.

El presidente de la Sociedad de Escritores de Chile, Filial Ñuble, Luis Contreras, dijo que “con él se cierra una época inexcusable, el tiempo de una constelación de intelectuales que dinamizó la vida cultural de un Chillán provinciano, universitario y social que fue despertando en la extensión de su tiempo, el razonamiento analítico, la opinión crítica, y el inquieto movimiento de la reflexión popular expresada preferentemente en la juventud curiosa por el pensamiento y las artes”.

“Juan Gabriel Araya debe ser seguramente el último exponente de ese grupo, no necesariamente consolidado y afianzado en lo formal, pero leal a esa natural tendencia a coincidir en los grandes propósitos humanos en una realidad de urgente intervención por las inteligencias particulares y colectivas. Fueron intelectuales nacidos en diferentes lugares durante la primera mitad del Siglo XX, que hicieron de Chillán su residencia definitiva y última. En este sentido se puede recordar junto con Araya a los poetas Edilberto Domarchi, Vicente Aciares, Jaime Salgado, Sergio Hernández, Ramón Riquelme, Gonzalo Rojas; al sacerdote e influyente intelectual español José Luis Ysern; al profesor y difusor cultural Carlos René Ibacache, a los profesores Francisco Torres, Ernesto Vásquez, y muchos otros”, precisó.

Trayectoria

El profesor de la cátedra de Literatura Chilena e Hispanoamericana de la UBB hizo también extensión académica, crítica literaria y cultural, creación poética, narrativa dramática, cultura regional y local, destacando también como columnista del diario La Discusión.

Su obra se resume en cuentos, novelas y obras teatrales, entre sus obras destacan “Referencias”, “Iniciaciones y fantasmas”, “Memoria del tiempo” (poesía), “1981. Entre el fulgor y la agonía”, “Tragar saliva” (novela), “Primera Dama”, “Nicanor Parra” y “Detrás de los árboles”.

Obtuvo el Premio Municipal de Arte de Chillán (1991); Premio Regional Baldomero Lillo; fue miembro correspondiente por Chillán de la Academia Chilena de la Lengua, desde el año 2007; director de la Sociedad Chilena de Estudios Literarios (Sochel) entre 2006 y 2008; y representante del Consejo de Rectores ante el Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2007-2009).

Con Diario La Discusión fue siempre deferente, entre sus múltiples entrevistas recordó para nuestro matutino su amistad con Nicanor Parra, a quien conoció cuando Araya desarrolló un artículo sobre la poesía del antipoeta. “Yo lo conocí cuando tenía apenas 20 años y era un estudiante. Gonzalo Rojas me mandó a hablar con él para hacer un ensayo de su obra y él, muy amablemente, me convidó a quedarme dos semanas en su casa de La Reina. Con los años forjamos una amistad que se mantuvo hasta el último”, recordó para LD el profesor Juan Gabriel Araya en enero del 2018, cuando primero partió su entrañable amigo Nicanor.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top