Close
Radio Radio Radio Radio

Ñuble fue la región con la mayor baja de cotizantes de AFP en marzo

Mauricio Ulloa

Una fuerte destrucción de empleos formales en Ñuble confirmó la Superintendencia de Pensiones, pues en marzo pasado, el número de cotizantes de las AFP en la región llegó a 126 mil 389, lo que representa una caída de 4,7% respecto a marzo de 2022, cuando sumaron 132 mil 643 trabajadores.

Lo anterior, según expertos, responde a la pérdida de dinamismo del mercado laboral local y está en línea con el aumento sostenido de la tasa de desocupación de Ñuble, que en el trimestre febrero-abril se empinó hasta el 9,4%, con un aumento interanual de 8,6% en el número de desempleados.

De acuerdo a la Superintendencia de Pensiones, a nivel nacional el número de cotizantes experimentó una caída de 1,0% en comparación con marzo de 2022, en la que 13 de las 16 regiones registraron una disminución, lideradas por Ñuble (-4,7%), Aysén (-4,0%) y Maule (-3,7%).

En Ñuble, el número de cotizantes mujeres descendió 5,7% en 12 meses, desde 56.295 en marzo de 2022, a 53.075 en marzo de 2023; de igual forma, los cotizantes hombres disminuyeron 4,0%, al pasar de 76.348 a 73.314.

En cuanto al ingreso imponible promedio de los cotizantes de Ñuble, el ente fiscalizador informó que en marzo de 2023 alcanzó $925.601, lo que representa un alza nominal de 17,8% respecto a igual mes de 2022, cuando el promedio se ubicó en $785.394. Hay que considerar, sin embargo, que en esos 12 meses la inflación acumuló un aumento de 11,1%.

Por otro lado, en 12 meses se acortó en un punto la brecha salarial de género, pues mientras en marzo de 2022 las mujeres de Ñuble ganaban, en promedio, un 9,5% menos que los hombres ($818.418 versus $740.606), en marzo de este año esa diferencia fue de 8,1% ($958.020 versus $880.818).

Desempleo

La baja de los cotizantes está estrechamente ligada con el comportamiento de la tasa de desempleo, que ha mostrado ocho alzas interanuales consecutivas, debido al complejo escenario económico caracterizado por una menor inversión, la caída en las ventas, una alta inflación y un encarecimiento del crédito.

El director de la Dirección de Desarrollo Económico y Productivo de la Municipalidad de Chillán, Renato Segura Domínguez, planteó que “estamos enfrentando una crisis en el mercado laboral. La menor actividad económica, la postergación de inversiones, el aumento del salario mínimo, la incertidumbre, y el aumento de la presión laboral, entre otras, han puesto en aprieto a la capacidad del mercado laboral en su generación de nuevos empleos. En este escenario, las mujeres y los jóvenes son los sectores donde la contracción se nota con más fuerza”.

La caída sostenida de las ventas del comercio en los últimos meses es mencionada como uno de los factores del mayor desempleo. Según el INE, el sector comercio en la región de Ñuble perdió un 9,6% de sus ocupados en los últimos 12 meses, es decir, se destruyeron 3 mil 660 puestos de trabajo netos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top