Close
Radio Radio Radio Radio

“No podemos caer en acuerdos de cúpula, el 62% no es de los partidos, es de las personas”

Cristian Cáceres

El próximo 22 de octubre Evópoli tendrá sus elecciones internas, y hasta el momento, el único liderazgo que ha manifestado abiertamente sus intenciones de competir es el de la exministra de Transportes del gobierno de Sebastián Piñera, Gloria Hutt Hesse.

De gira por regiones, quien fuera la mejor evaluada del anterior gabinete, se refirió a los desafíos de la “derecha liberal”; a la continuidad del proceso Constituyente; a las diferencias que los separan de Republicanos y del rol del actual gobierno.

– ¿Cómo ha visto a Evópoli en este recorrido?

– Tenemos muy buenos militantes, sin embargo, he visto que se ha debilitado la base, lo cual le ha pasado a todos los partidos, producto de la pandemia. Ahora, con el plebiscito se ha reactivado la vida partidaria, y más que nunca tenemos una oportunidad en la derecha liberal de hacer un propuesta importante para las personas.

– ¿Cree que ha habido una “fuga” de simpatizantes hacia movimientos de centro que surgieron de cara al plebiscito?

– No sé si ha habido fuga en esa dirección, sin embargo, hay un grupo que ha sido representado para el efecto de este plebiscito por agrupaciones como Amarillos, pero es circunstancial. Ahí yo hago una diferencia, porque en el caso de Evópoli hay una propuesta ideológica de derecha liberal, y una vez que uno suscribe eso, todos estamos en esa dirección. En el caso de Amarillos, fue en particular para tomar un posición en este plebiscito.

– ¿Siente que luego del plebiscito se han marcado más las diferencias entre la derecha que ustedes representan, y aquella más radical?

– Sí, particularmente con Republicanos, quienes nunca han estado por la modificación constitucional, y cuya visión es que como se rechazó, hay que dejar las cosas como están. Nosotros no la compartimos para nada, de hecho, ni la UDI, ni RN, ni Evópoli la comparten, y creemos que es necesaria una nueva Constitución. Creo que se marca bastante bien el límite entre la derecha más radical y una derecha que tiene un rango más amplio, que va desde Evópoli hasta la UDI, con matices diferentes.

– ¿Qué les parece que los expertos tengan un rol importante en el próximo proceso Constituyente?

– Me parece valioso, es lo que las personas esperan y así lo dicen las encuestas. Sin embargo, debe haber un equilibrio con la opinión de las personas, tiene que haber una combinación, y estos expertos debieran ser lo más neutros posible, propuestos quizás por los partidos, pero no involucrados en la política contingente, sino en su conocimiento, una especie de garantía de calidad, que validen el carácter técnico de la Constitución. Por otra parte, el parlamento debe tener un rol articulador entre ellos y quienes sean elegidos por la población. Se ha generado una dinámica de participación muy buena que debe mantenerse, no podemos caer en el error de acuerdos de cúpula no transparentes hacia la ciudadanía, porque el 62% no es de los partidos, es de las personas. También se ha planteado que las municipalidades y los expresidentes cumplan un rol, lo cual me parece muy bien.

– La oposición ha sido bastante crítica del rol del actual gobierno en estos seis meses, sobre todo, durante el plebiscito. ¿Comparte estos cuestionamientos?

-Yo al Presidente le creo genuinamente que quiere que al país le vaya bien. Creo que la falta de experiencia ha quedado de manifiesto, y hay una preocupación que yo tengo, que es la conciencia del rol, entender que lo que él haga o diga tiene un impacto mucho más allá de su opinión personal, y eso es muy importante que lo decante y lo medite, y se dé cuenta que tiene una oportunidad importante. Independientemente de lo que ha pasado en los últimos seis meses, el plebiscito le da una segunda oportunidad al gobierno de partir, tomar la agenda por la cual llegó a gobernar y hacer lo que la gente espera, resolver los problemas de pensiones, salud y educación como lo planteó en su programa. En paralelo, el parlamento debe trabajar en la nueva Constitución, creo que sería un error que el gobierno siga asumiendo como rol principal el proceso Constituyente, pues sigue pasando el tiempo, y la tramitación de cambios importantes toma mucho tiempo. No hay holgura para abordar los temas importantes.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top