Close
Radio Radio Radio Radio

Necesitan “Familias de acogida” para el cuidado transitorio de niños vulnerados

Con el objetivo de dar a conocer y llegar a otro público es que se efectuó una jornada educativa acerca de las Familias de Acogida y la importante que tienen en el proceso de crecimiento para los niños, niñas y adolescentes.

El Servicio de Protección Especializada de los niños, niñas y adolescentes, Mejor Niñez, con el objetivo de incentivar las postulaciones para ser familia de acogida. Esta modalidad, conocida también como FAE, que consiste en cuidar de manera transitoria a los niños, niñas y adolescentes que han sido gravemente vulnerados en sus derechos, mientras se trabaja con sus familias de origen o se les encuentra una familia adoptiva. Con esto se evita que los niños y niñas tengan que permanecer en residencias de protección durante el periodo en que el tribunal resuelve su situación definitiva. Es por eso que se orientó una charla informativa a directivos y estudiantes.

La exposición, que estuvo a cargo del director del FAE PRO “Los Naranjos”, Alex Bravo, fue muy enriquecedora para ellos.  “Consideramos que fue un tremendo espacio de difusión, como mencionaba en la presentación. Hay un tema de preocupación comunitaria en lo que se refiere a infancia y sentir el respaldo del servicio (Mejor Niñez) en cuando al modelo FAE es muy importante. Así es que esperamos seguir fortaleciendo estos espacios de cooperación entre instituciones educacionales con el territorio”, enfatizó.

La directora del servicio Mejor Niñez en Ñuble, Virginia Alvayay, destacó la alianza con instituciones de educación superior. “Para nosotros es muy importante el poder contar con este tipo de instancias y poder hacer conciencia en nuestros jóvenes, acerca de la necesidad que existe de contar con más familias de acogida, es por eso que daremos un especial énfasis en esta materia, para fortalecer los FAES que existen”, puntualizó.

REQUISITOS

Entre los requisitos para inscribirse se encuentran, entre otros: ser mayor de edad; no tener antecedentes penales ni estar inhabilitado para trabajar con niños; contar con ingresos económicos estables que satisfagan las necesidades del grupo familiar; y ser capaz de entregar cariño y amor mientras dure el acogimiento, sabiendo que el tiempo compartido fue un paso importante en su desarrollo y bienestar.

Los postulantes pasan por un proceso de evaluación (que es distinto a la evaluación para adoptar, porque tiene fines distintos) y una vez que reciben a un niño firman un compromiso que establece las condiciones de acogimiento. Saben que se trata de un proceso temporal, que se extiende mientras se hacen las intervenciones con la familia de origen del niño o mientras se busca una familia adoptiva.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top