Close
Radio Radio Radio Radio

MOP y Astaldi acuerdan fin de la concesión de La Punilla

Transcurridos casi dos años desde que el Ministerio de Obras Públicas demandó la extinción del contrato de concesión del embalse La Punilla con la empresa italiana Astaldi, finalmente ayer se informó que las partes llegaron a acuerdo para poner fin a dicho contrato.

La información, que trascendió ayer, fue confirmada por la concesionaria, sin embargo, se excusó de dar declaraciones.

Según La Tercera, las partes firmaron la extinción del contrato de mutuo acuerdo y el Gobierno finalmente relicitará el proyecto, un proceso que podría extender un año más la espera de los regantes por ver el postergado inicio de faenas.

Como se recordará, el MOP entregó en concesión la construcción y operación del embalse en 2016, sin embargo, hasta ahora no se ha iniciado la construcción de la megaobra en el río Ñuble, que ha sido objeto de conflictos, demandas, acusaciones cruzadas y paralizaciones.

Los problemas comenzaron en 2018, año en que explotó la crisis financiera de la matriz italiana de Astaldi, un año en que también se produjo el polémico desalojo de las familias que se resisten a abandonar la zona donde se levantará la presa y el año en que la concesionaria detectó un grave error de cálculo del MOP respecto de la capacidad de almacenamiento del embalse.

Astaldi informó de este error en septiembre de 2018, a partir del estudio de ingeniería de detalle realizado por la concesionaria, indicando que solo se pueden alcanzar 563,9 millones de metros cúbicos, vale decir, casi un 10% menos de lo proyectado en las bases de licitación, lo que impediría cumplir con las obligaciones de entrega de agua para riego y reduciría la producción de energía, un elemento clave del modelo de negocio.

Así las cosas, la concesionaria pidió un pronunciamiento del panel de expertos en 2019 y exigió una compensación, lo que empeoró la relación entre las partes en un contexto de crisis financiera de la compañía. Luego de ello, la concesionaria no cumplió con la exigencia contractual de enterar el capital de la sociedad, por lo que el MOP, primero hizo efectivo el cobro de la boleta de garantía, y en septiembre de ese año demandó la extinción del contrato ante una comisión arbitral.

La demanda quedó paralizada con la declaración de Estado de Excepción en marzo de 2020, debido a la pandemia, lo que dio tiempo para negociar estos meses.

Fuentes de la industria indican que el acuerdo supuso, por parte de Astaldi, renunciar a parte de los recursos invertidos en el proyecto.

Esperanza de regantes

Fernando Rueda, presidente de la Junta de Vigilancia del río Ñuble, que agrupa a los cerca de 5 mil regantes -la mayoría pequeños agricultores- que se verán beneficiados con el embalse, quienes llevan décadas esperando por esta obra que dará seguridad de riego a casi 70 mil hectáreas, se mostró “esperanzado” y “muy contento” con la noticia.

“Sabíamos que era una alternativa que estaba manejando el MOP, para eso se tenía que cerrar el proceso con Astaldi, lo que ya se habría concretado, lo que es tremendamente positivo, y eso es esperanzador; entendemos que el MOP está trabajando para sacar adelante el embalse con rapidez, sabemos que para el Estado es un proyecto importante y creemos que esto es el primer paso de un trabajo intenso en el que nosotros también vamos a participar”, reaccionó el dirigente, quien detalló que habrá que actualizar los convenios que firmaron con el MOP, aunque reconoció, sin embargo, que la relicitación supone una nueva espera.

“Esto es el comienzo, nuevamente, de un camino largo, aunque esperamos que no sea tan largo, porque es una repetición de lo mismo, en que todos ya tenemos más experiencia”, sostuvo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/