Close
Radio Radio Radio Radio

Más gente de lo esperado concurrió a votar a la primaria convencional

Mauricio Ulloa

Fue una jornada llena de sorpresas. De eso no hay duda ni doble opinión.

En primer lugar la convocatoria fue ampliamente superior a la esperada para estas preelecciones alcaldicias de los partidos de oposición, que terminó con el candidato del PPD, Camilo Benavente con una mayoría que también fue una sorpresa para muchos.

Se estima que casi cuatro mil personas votaron en los tres locales destinados para esta actividad, que a diferencia de las primarias legales no contaron con resguardo policial ni militar, ni tampoco se hizo necesario cerrar calles en los puntos de acceso.

Y esta convocatoria ayer fue claramente superior a la realizada el 30 de noviembre pasado para las primarias de gobernadores regionales de la misma coalición opositora.

Ya cerca de las 11:00 am las diferencias eran plausibles y tanto en el Colegio Técnico Padre Hurtado como en los liceos Marta Brunet y Narciso Tondreau se observaron colas para poder ingresar a sufragar, en un ambiente de completa calma.

Gina Hidalgo (PS) miembro del Tricel de Chillán observó que “la concurrencia nos sorprendió, ya desde las 9 de la mañana que vimos a personas esperando mientras aún se estaban constituyendo las mesas. Esto ratifica la importancia que tiene para la comunidad la figura de las autoridades locales y comunales, y es una antesala de lo que se nos va a venir en abril”.

Hidalgo además advierte que, en contraste con lo acontecido el 30 de noviembre, “hoy vemos mucha mayor presencia de adultos mayores, y esto representa lo que significa un alcalde para las personas, porque lo sienten más cercano, sienten más real la relación de sus casas con la municipalidad”.

Y como contrapunto añade que “aún vemos una baja participación de los más jóvenes, sabemos que hay una deuda muy alta hacia ellos desde la clase política, lo que juega en contra de una mayor convocatoria”.

Desde lo organizativo, Miriam Soto, delegada del Tricel comunal, dice que las mesas se lograron constituir a las 9 de la mañana, salvo en el liceo Marta Brunet, donde las mesas se ordenaron con unos minutos de retraso, sin que a la postre significara mayores inconvenientes.

Respecto a que se haya organizado a los votantes por letra de su apellido para designar mesas de votación, como iniciativa “yo diría que funcionó muy bien. Independiente de que algunos se hayan confundido, la verdad es que se hizo mucha difusión antes y la mayoría supo que de cierta letra a cierta letra, correspondía tal o cual local”.

Quizás el punto en contra, fue que no se observó en ningún local mayor resguardo para que se respetaran las distancias sanitarias. Tampoco se evacuó al sufragante tras votar y por el contrario, muchos de ellos se quedaban conversando agrupados en los pasillos o patios de los establecimientos.

“Es difícil de controlar y por más que se insistiera en eso, la gente no obedece”, explicó la delegada.

Ñiquén y Quillón

Las elecciones en Ñiquén convocaron a un poco más de 300 personas, quienes acudieron a votar al gimnasio municipal.

Con 197 votos, se impuso el candidato Pablo Jiménez, por sobre su contendor José Mercado, quien obtuvo 173.

“Esto fue un trabajo en el que participó mucha gente, lo que sumado a mi trayectoria por más de 20 años, el ser un hombre de familia y de campo, hizo que la gente confiara en mis propuestas”, comentó el ganador.

En tanto en Quillón, que incluyó también los votos de Cerro Negro, se impuso el candidato y actual alcalde, Miguel Peña, con 1.296 votos. Lo secundaron Jorge Muñoz, con 430 y Boris Martínez, con 28.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/