Close
Radio Radio Radio Radio

Más de $1.234 millones para combatir la Polilla del racimo de la vid

El Consejo Regional de Ñuble aprobó en forma unánime la iniciativa para el “Fortalecimiento del Programa de Erradicación de Lobesia botrana e implementación de capacidades para la producción de controladores biológicos de plagas cuarentenarias” en la región, que presentó el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), con una inversión de mil 234 millones 500 mil pesos en un período de dos años.

“Esta aprobación de recursos demuestra el compromiso férreo de todos los consejeros con nuestra agricultura, por eso decidimos fortalecer el trabajo del Servicio Agrícola y Ganadero, para una región netamente agrícola, es de suma importancia. El único objetivo es proteger la producción de los cultivos agrícolas y, por supuesto, el ingreso de recursos a nuestra región que es netamente agrícola”, destacó el presidente del Consejo Regional, Rodrigo Dinamarca.

“Este programa es muy importante para nuestra región, pues la agricultura genera casi un tercio de las exportaciones de Ñuble y juega un rol fundamental para el desarrollo de nuestra economía. Reforzar el control de la Lobesia botrana es una ayuda directa a nuestros productores agrícolas, pues se trata de una plaga que puede afectar seriamente la producción frutícola y nuestras exportaciones”, sostuvo el intendente regional, Cristóbal Jardúa.

El director regional del SAG de Ñuble, Eduardo Jeria, explicó que la iniciativa busca erradicar la Polilla del racimo de la vid de las zonas urbanas, a fin de que reduzca su presión sobre las producciones de vides y arándanos. Agregó que el proyecto contempla la implementación de un laboratorio de producción de controladores biológicos de las principales plagas cuarentenarias que afectan a la región.

“Quiero agradecer al Gobierno Regional en pleno, desde el intendente a cada uno de los miembros del Consejo Regional, por tener la empatía, no solamente con el Servicio Agrícola y Ganadero, sino que con todos los pequeños, medianos y grandes productores de fruta, ya que el poder aportar y el poder colaborar con el control de la Lobesia Botrana en el sector urbano, permitirá disminuir los riesgos de perder mercados tan importantes para nuestra fruta, como es Estados unidos, Canadá y Corea”, destacó Jeria.

Por su parte, el seremi de Agricultura de Ñuble, Juan Carlos Molina, agradeció el compromiso de la Intendencia y del Gobierno Regional con la iniciativa. “Esta es una gran noticia para los agricultores de exportación de la región, que se complementa con el Systems approach que se aprobó el año pasado. Estamos comprometidos con el control, ojalá total, de la Lobesia botrana en la región y esto nos va a permitir atacar algunos focos que hasta el momento no había sido posible en las zonas urbanas. Yo creo que nos va a abrir muy buenas oportunidades para seguir exportando nuestros productos frescos a los mercados más exigentes del mundo, con todos los beneficios que ello trae, como el aumento en los precios y la certificación orgánica”, sostuvo.

Como plaga cuarentenaria, la Lobesia botrana puede provocar limitaciones a las exportaciones, como ocurrió en el año 2013 cuando se detectó en arándanos frescos destinados a Estados Unidos. A raíz de lo anterior, dicho mercado exigió que los envíos de la fruta proveniente de Ñuble y Biobío estuvieran fumigados con bromuro de metilo, lo que obligó a los productores orgánicos a buscar otros destinos para este producto.

Recién en octubre de 2020, Estados Unidos aprobó el Systems approach, un conjunto de medidas de manejo del riesgo de incidencia de plagas en los huertos, que permite garantizar las condiciones fitosanitarias de dicho mercado. Más de 90 huertos de la Región de Ñuble se incorporaron al sistema, un tercio de los cuales fueron productores orgánicos, a quienes se abrió una nueva opción comercial. Superando ampliamente las expectativas trazadas al momento de su implementación, durante la temporada se muestrearon para inspección más de 2 millones de cajas de arándanos frescos provenientes de los huertos que se incorporaron a este sistema en Ñuble.

Mauro Magnasco, gerente general de El Torreón Export, valoró la aprobación en el Consejo Regional de la iniciativa, pues contribuye a proteger el valor de mercado del arándano, asegurando la calidad de la fruta. “No tener que fumigar la fruta gracias al Systems approach y a la ausencia de Lobesia botrana es una de las maneras más eficaces de mejorar la calidad y le libera las alas al arándano orgánico, que sí puede viajar a Estados Unidos, donde está el mayor volumen de consumo del mundo de este producto”, sostuvo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/