Close
Radio Radio Radio Radio

Las nuevas prácticas que trajo la pandemia que podrían consolidarse en el tiempo

La pandemia por Covid-19 ha dejado muchas lecciones y aprendizajes para diferentes áreas, las que para evitar nuevos contagios o brotes han adecuado diversas prácticas, ya sea por primera vez u otras ya incorporadas en forma previa que llegaron para consolidarse a través del tiempo.

La emergencia sanitaria llevó a los establecimientos educacionales a impartir clases en línea de manera rápida, volcando a las comunidades a asumir un desafío en el cual la gran mayoría no estaba preparada. Sin embargo, con esfuerzo las distintas unidades educativas han logrado dar continuidad al proceso educativo pese a las dificultades.

Si bien desde el sector han enfatizado que las clases a distancia no reemplazan a las presenciales, la adopción de recursos tecnológicos ha llevado a replantearse las funciones y las gestiones en los recintos.

Desde la mirada del director del Centro de Liderazgo Educativo “+Comunidad” y académico de la Facultad de Educación de la Universidad de Concepción, Jorge Ulloa, existen algunas prácticas que se han relevado en pandemia y que eventualmente se podrían ejecutar en formato online.

“Será muy eficiente el tiempo de todos y todas en reuniones de apoderados grabadas, que además le pueden permitir a quienes no han asistido sincrónicamente, revisarlas y mantenerse informados. Un segundo aspecto, es crear sistemas de información en línea para que todos los integrantes de las comunidades educativas puedan acceder a ellos, como planificaciones de clase, avance en los aprendizajes de los estudiantes, y un tercer aspecto, desde el punto de vista de la gestión y funcionamiento de los establecimientos, tiene que ver con la capacitación y desarrollo docente en modalidad sincrónica y asincrónica. En nuestra experiencia ha tenido buenos resultados desde la recepción de los profesores, especialmente cuando los especialistas están muy lejanos, y les proponen actividades de aprendizaje profesional atractivas, desafiantes, colaborativas y con rutas claras”, expresó.

El académico recalcó que el aprendizaje en el aula física es más enriquecedor que en la virtual, tanto en lo académico como social. Sin embargo, enfatizó que en la actualidad el sistema escolar debe avanzar en llevar a los estudiantes al plano digital, al menos en algunos aspectos complementarios.

“Utilizar recursos digitales para indagar colaborativamente, levantar informes, elaborar cápsulas, con esos reportes, que se pueden disponibilizar para toda una comunidad, se puede generar un círculo maravilloso con esta cantidad de recursos que se pueden disponibilizar, producidos por los propios estudiantes. Los recursos digitales, mediados por el docente, son un tremendo potenciador de los aprendizajes. Sin embargo, todo lo anterior requiere de ciertos desafíos; primero, condiciones de conectividad que deberían ser un derecho en Chile y se debería desde el gobierno y las autoridades locales trabajar para que las familias, docentes y estudiantes puedan tener condiciones que les permitan acceder a este mundo digital. De la misma manera, avanzar en la disponibilidad de equipos. No todo el mundo tiene posibilidad de acceder a buenos equipos, los colegios deberían potenciarlo, pero también deberíamos tener políticas para que los niños en sus casas tengan equipamiento suficiente”, advirtió.

Medicina

La pandemia impulsó diversos cambios en el área de la salud, los que, según expertos, los equipos deberían apuntar a futuro para optimizar sus procesos.

En el ámbito sanitario, la telemedicina llegó para quedarse. Si bien antes de la pandemia aparecía como una innovación, en la actualidad aumentaron considerablemente las atenciones bajo esta modalidad, evitando los desplazamientos y reduciendo el aforo en centros de salud, pero, sobre todo, esta estrategia adquirió un valor fundamental en su objetivo de acercar la atención de los especialistas a los usuarios, principalmente aquellos alejados de los centros urbanos.

Desde la visión del vicedecano de la Facultad de Medicina y Ciencia de la Universidad San Sebastián y oncólogo, Fernando Chuecas, la teleconsulta se transformó en una herramienta útil para suplir la presencialidad, para mantener la vinculación del paciente y su familia con el equipo de salud, evitando la suspensión de tratamientos o controles que necesariamente podrían redundar en complicaciones de la enfermedad por falta de supervisión. Sin embargo, destacó que nada reemplaza la interacción personal entre el agente sanitario y el paciente, porque una parte importante de esa acción, sobre todo en las primeras instancias de conocimiento del caso clínico, es la evaluación física y directa de los síntomas y signos que la enfermedad demuestra en el paciente.

“Probablemente el mejor escenario para mantener esta forma de atención es en el caso de programas o situaciones de enfermos crónicos, previamente conocidos de manera presencial, que pueden continuar sus controles en forma virtual, no todos, puede ser en forma alternada. Lo anterior es especialmente válido para personas de lugares apartados, con dificultad de movilidad. Las teleconsultas en áreas de control de pacientes con enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial), metabólicas (diabetes y obesidad) y kinesiológicas, que requieren evaluación periódica, son ejemplos en que la estrategia virtual puede seguir dando beneficios más allá de la pandemia”, sostuvo.

Asimismo, consideró que se podría complementar a esta labor “una coordinada gestión del despacho de medicamentos y la obtención de horas para exámenes, lo que contribuiría mucho a la eficiencia del sistema”.

De acuerdo al análisis de la académica de la Universidad del Alba y perito enfermera, Daniela Raffo, la emergencia sanitaria permitió fortalecer las agencias de cuidados de la salud en el hogar con atención de enfermería, además de exámenes y vacunas a domicilio.

A su juicio, la tecnología se transformó en una aliada no solo para potenciar la medicina vía remota, sino también para el desarrollo de aplicaciones que ha permitido entregar respuestas preliminares en torno a un problema de salud.

“Destacar el desarrollo de aplicaciones que han estado ligadas a la salud, en términos de sintomatología. Hay App en que ingresas como consulta los síntomas y te da un diagnóstico aproximado, por supuesto, que te aconseja que debes ir al médico. Creo que también ha sido un nicho para el desarrollo tecnológico”, dijo.

El uso de la mascarilla para reducir enfermedades respiratorias en invierno podría ser una medida a considerar, tal como se ha aplicado en otros países que han utilizado ese elemento con anterioridad a la pandemia.

“Creo que hay cosas que van a cambiar para siempre como el uso de la mascarilla en invierno, que lo veíamos en los países asiáticos como China, Turquía y algunos más, que, por un tema de contaminación, utilizaban la mascarilla y nosotros vamos a empezar a usarla para evitar todos estos contagios de enfermedades que son propias del invierno, que tienen que ver con la parte respiratoria”, indicó.

En palabras de la docente el fortalecimiento de la Atención Primaria de Salud ha permitido tener un personal más capacitado con espacios adecuados para una atención diferenciada de personas con enfermedades infecciosas.

Finalmente, Daniela Raffo señaló que también se abrió el camino para avanzar hacia una ficha electrónica única. “Por ejemplo; una persona que se atiende en Punta Arenas puede atenderse en Santiago sin problemas y la persona que lo va atender va poder revisar su ficha clínica. A eso tenemos que llegar”, agregó.

Teletrabajo

Pese a que, áreas como la educación a distancia, la venta de servicios y productos, y call centers estaban avanzados en el sistema de teletrabajo previo a la pandemia, una vez desatada la crisis sanitaria un sin número de empresas, para garantizar la continuidad operacional de sus servicios o rubros, tuvieron que mandar al personal a trabajar desde sus casas estableciendo ciertas estrategias y fórmulas para poder mantenerse en el tiempo, empezando así a implementar el trabajo.

Según el académico de la Escuela de Administración y Negocios de la UdeC campus Chillán, Marcelo Oliva, el teletrabajo se perpetuará y prevalecerá el trabajo híbrido, que combina las tareas laborales tanto desde la casa como desde la empresa.

“Hoy día se habla de trabajo híbrido, donde se van a trabajar un par de días a la semana en la casa y un par de días en la oficina o en terreno, y eso es una práctica que llegó para quedarse, no solamente en rubros donde esto es más fácil, como en la tele educación o en la venta de servicios, sino que también en empresas productivas como las fábricas”, explicó.

“Las empresas van a tomar lo mejor del trabajo en casa y del trabajo en terreno, que tiene que ver con la autonomía, la productividad con disminución de costo y lo mejor del trabajo de la oficina que tiene que ver con la comunicación, el feedback, la interacción entre las personas porque seguimos siendo seres muy sociales y eso fomenta la cultura, el compromiso de una persona con su lugar de trabajo, la rutina, facilitar o favorecer la colaboración y todo eso lo vemos en el trabajo presencial”, agregó.

El docente recalcó que en la región de Ñuble el trabajo a distancia no estaba dentro de las prioridades hace un par de años, sin embargo, las transformaciones obligadas por la pandemia han hecho que algunas empresas y organizaciones ya estén trabajando de manera híbrida.

“Hay un indicador que es recontra importante y es que las empresas que han invertido en personas previo a la pandemia, como en la gestión ágil, comunicación interna, tecnologías, liderazgo, prácticas de reuniones efectivas, a esas empresas evidentemente el resultado de su teletrabajo por la contingencia resultó más rápido, más fácil y evidentemente se sintieron que avanzaban y eran más efectivos en este tiempo de crisis. Las que no invirtieron evidentemente les costó ajustarse, adaptarse, y el nivel de estrés y el bienestar emocional de los colaboradores o trabajadores se vio muy muy afectado”, precisó.

Agregó que entre los desafíos fundamentales para poder implementar el trabajo híbrido de manera adecuada están fortalecer el rol de la jefatura y desarrollar habilidades de liderazgo en cómo supervisar y entregar feedback a distancia, mantener conectividad y acompañamiento con el resto de los colaboradores.

“Hay que establecer como un kit de buenas prácticas, en términos de horarios tiempos de desconexión, que las reuniones sean efectivas y no sean muchas reuniones durante la semana. Hay que tener mucho cuidado con eso para la conciliación de la vida familiar y laboral porque finalmente el teletrabajo fue el que se metió en la casa y no al revés”, añadió Oliva.

Respecto a las ventajas, el académico de la EAN de la UdeC Campus Chillán, mencionó la disminución en gastos de operación en la empresa, arriendo, servicios básicos, infraestructura, ahorro de energía. Mientras que en los beneficios para el personal destacó menos riesgos de accidentes de trayectos o accidentes laborales en la empresa.

“La productividad no se ha visto afectada, de hecho, hay una evidencia de mayor interés por el cumplimiento de los objetivos, y en general las empresas reportan buena productividad con las personas que están en el teletrabajo y las razones por la que no disminuye la productividad es que hay menos interrupciones. Cuando uno está en teletrabajo está muy full conectado, pero también tiene un alto grado de estrés, de estar lidiando con las situaciones de la casa, el estudio de los niños que también están con educación a distancia, pero aun así la productividad no se ha visto mermada en la gran mayoría de los sectores industriales”, explicó.

El lado menos positivo del trabajo a distancia es que puede desencadenar estrés y depresión afectando la vida personal del empleado. Además de complicaciones para conciliar el sueño y el horario de alimentación, lo que podría ser un riesgo para la salud de las personas.

“La conflictividad en la casa se ha visto muy muy aumentada, como que ya no hay un equilibrio entre la vida laboral y la personal y eso sería como un riesgo en el teletrabajo por la contingencia, o el riesgo de sentirse estresado o muy ansioso, y efectivamente hay estudios que muestran de que estamos un poquito más estresados de lo habitual”, dijo.

E-commerce

Para el 2019 el comercio y las grandes tiendas en general realizaban un 25% de sus ventas a través del comercio electrónico, posteriormente a raíz del estallido social y la pandemia por Covid-19 las ventas online registraron un importante incremento, posicionándose como uno de los medios principales al momento de comprar cualquier producto.

Durante la pandemia, cuando han existido mayores restricciones como la cuarentena o prohibición de funcionamiento de determinados negocios es cuando el e-commerce aumenta considerablemente, y prueba de ello es que en el primer trimestre de este año subió un 29%, mientras que en el segundo trimestre las ventas en línea alcanzaron un 51%, sin embargo, las estimaciones indican que esta modalidad de comprar se mantendrá en el tiempo.

“El e-commerce llegó para quedarse, es la nueva forma de comprar y muchos consumidores jóvenes, adultos, tercera edad y familia que ya se acostumbraron a eso. Así que va haber una especie de normalización una vez que la pandemia pase, creemos que va a bajar en el rango de un 20% o 30% similar a lo que traía en 2019 pero no va a volver a ser lo que era antes, va continuar en crecimiento porque eso es lo que va a suceder no sólo en Chile ni en nuestra región, sino que en todo el mundo”, explicó José Concha, director y presidente del Comité de Innovación y Tecnología de la Cámara de Comercio, Industrias, Turismo y Servicios de Chillán Ñuble AG.

Agregó que la mayoría de los comercios que no tenían venta online la implementaron durante el 2020 y 2021, invirtiendo en innovación, tecnología y conocimientos, por tanto, considera que continuarán con ese sistema.

“Han tenido un crecimiento importante y, por lo tanto, muchos de ellos que antes vendían sólo presencial ahora van a tener los dos métodos de venta. En nuestra región vemos gente de negocios normales que incorporaron este sistema y uno nunca hubiera pensado que iban a incorporar la venta a través de internet, ya sea con una plataforma propia, de terceros o a través de las redes sociales, y lo hicieron y ya ellos vieron el beneficio que eso les brindaba, ya conocen las ventajas, por lo tanto, esa innovación que ellos hicieron la van a seguir desarrollando”, dijo.

Delivery

El reparto a domicilio ha tenido un gran auge en el último tiempo de pandemia, y permitió que muchos locales, especialmente del rubro gastronómico, pudieran tener la posibilidad de seguir con sus negocios en medio de la crisis.

La presidenta de la Asociación Gremial de Gastronomía y Entretención (Gayen), July Llevul, sostuvo que, si bien anteriormente gran parte de los locales no utilizaban el sistema de delivery, hoy día es un servicio necesario y con alta demanda por parte de los usuarios.

“En los restaurantes preferíamos una atención en el local porque dentro de todo es el entorno y un grupo de cosas que ofrece el restaurante, pero el delivery vino a quedarse en todo ámbito, y hoy día todo se quiere a domicilio porque los tiempos están muy cortos. Todos los restaurantes por ahora vamos a seguir con ese servicio”, destacó.

La dirigente gremial destacó que el reparto a domicilio pasó de considerarse un servicio gratis a un servicio adicional.

“Hemos hablado mucho del costo del reparto, ahora es un servicio extra, ya no es gratis porque hay empresas que se dedican a esto, igual han subido mucho sus precios, estamos hablando de que un reparto ya no sale en $.1500, mínimo $2.000. Esperamos que con el tiempo se acomode y se flexibilicen un poco los precios”, agregó.

July Llevul indicó que la implementación de cartas y menús digitales, que se pueden leer escaneando un código QR mediante un dispositivo móvil, han sido una manera de adaptarse a las nuevas tecnologías, además de ser una medida de higiene en la prevención del Covid.

“Lo otro que nos ha ayudado mucho, excepto a las discoteques, tal vez son los horarios más cortos hasta las 23:00 horas. Hoy día nos sentimos bastantes cómodos con el horario de trabajo, nos ha ayudado mucho, igual han decidido que está bien cerrar un poco más temprano porque la gente descansa más, los trabajadores andan mejor el próximo día y eso lo hemos visto y analizado, a lo mejor se va a extender para el verano, pero después la idea el retomar el actual horario”, añadió.

Texto: Susana Núñez / Antonieta Meleán

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/