Close
Radio Radio Radio Radio

La proactividad vecinal es el puntal del desarrollo de tres barrios de Chillán

Una plaza es un lugar de esparcimiento para toda la población, desde los más pequeños a los más grandes, y qué agradable es cuando tiene bancas para descansar, sombra para capear el calor, juegos para los niños y está sin basura. Este escenario es gracias a múltiples gestiones de vecinos y juntas vecinales que se preocupan del entorno de sus barrios, este es el caso de tres villas y poblaciones de Chillán: Villa Los Volcanes 2, Villa Monterrico y la Población El Esfuerzo.

Los Volcanes 2

Esta villa es la segunda etapa de una serie de ocho que llevan el mismo nombre. En este caso, la directiva de la junta de vecinos que representa esta comunidad y que cumplirá funciones por tercer periodo consecutivo, está preocupada y motiva constantemente a sus vecinos para el cuidado del entorno y los espacios comunes para que todos y todas puedan disfrutar.

“Todo lo que usted ve, nada existía; era un verdadero basural, se hacía una laguna, se estacionaban camiones, microbuses, venía la gente y se estacionaba. Y bueno, en proyecto con la municipalidad solicitamos la construcción de la sede social y al ladito el parque, que le llamamos placita de juegos”, describió Magaly Arzola, secretaria de la junta de vecinos.

El trabajo no termina en la construcción de la sede y la instalación de juegos infantiles, sino que continúa con la mantención de los espacios, “porque hay hartas cosas por hacer para que la sede y el entorno se vea mucho más bonito”, comentó José Sánchez, presidente de la junta de vecinos. Y agregó que “tenemos los asientos pintaditos, los juegos intachables -ya van 8 años-, los niños no vienen a hacer maldades, día por medio saco el excremento de los perros y las botellas de licor que dejan los jóvenes. Tenemos una sede social hermosa”.

No es lo único, porque continúan levantando proyectos y postulando a los recursos municipales disponibles para los barrios. Por ahora “conseguimos un container, donde haremos la cocina y donde haremos la oficina, necesitamos que nos pavimenten la otra mitad del patio, me ofrecieron pintar la sede social antes que llegue el invierno, hay tantas cosas a beneficio de la gente”, señaló el presidente vecinal.

A esto se suma una iniciativa que busca remodelar otro sector de áreas verdes más pequeño que tiene césped y que se desea cambiar a otro diseño que no requiera agua para mantenerse.

Aunque el apoyo del municipio es importante, la voluntad y los recursos de los mismos vecinos es fundamental. “Hay dos o tres proyectos que hemos puesto nosotros los materiales y la municipalidad la mano de obra, como el monolito representativo, la pintura de los juegos, la valla de la placita y los asientos, aportamos la pintura y lo que nos faltó en pintura la Municipalidad apoyó”, señaló Magaly Arzola.

A lo que agregó que es de gran orgullo tener un espacio como su placita: “la gente viene en el verano a pasar el rato de calor en las tardes, vienen con los niños y se entretienen, están los padres, se juntan familias. Nos sentimos muy gratos, porque hemos comprobado que desde otros sectores vienen aquí con niños para que se entretengan”.

Si bien el entorno es importante, también lo es la vida en comunidad y esta junta de vecinos lo tiene claro. José Sanchéz dijo que “estoy en una parte muy especial, la gente me tiene mucho cariño y colaboran en lo que nosotros le proponemos, por ejemplo, ahora nos estamos organizando para el día de la madre”.

Y es que “antes de la pandemia y del estallido social, nosotros normalmente organizábamos constantemente actividades tanto propias de la comunidad como facilitar todo que está a nuestro alcance para que instituciones gubernamentales pudieran hacer actividades”, comentó Magaly, por esto están retomando de a poco los eventos y lo más próximo es la celebración para las mamás del barrio.

Estas instancias generan lazos entre las personas que viven en un mismo espacio. “Siempre había un momento para estar juntos y celebrar, no importaba lo que fuera pero nos reuníamos para poder compartir. Mucha gente se acostumbró, porque muchos son adultos mayores que no salen a ningún lado a recrearse, sin embargo, nosotros hacíamos actividades, venían y aportaban”, afirmó la secretaria de la junta de vecinos.

Aunque no siempre todo es celebración, porque cuando se necesita apoyo para otros vecinos, “ahí hay mucho aporte, hay mucha disposición’’, recalcó Magaly.

En resumen, son varios eslabones los que se tienen que articular y funcionar para que se logren grandes adelantos en los barrios, en este caso, la junta de vecinos señaló que “hemos tratado con los vecinos de mantenerlo lo mejor posible, tratamos de que los vecinos tengan conciencia de que esto es para ellos y que deben de disfrutarlo. Como directiva, tratamos de esforzarnos para que la villa pueda mantenerse en condiciones, que sea algo atractivo y bonito, que sea bueno vivir aquí por su buen entorno”.

Villa Monterrico

La villa Monterrico, ubicada en el sector Oriente de Chillán, está comprendida por tres etapas con sus respectivas áreas verdes.

En este momento, una de ellas quedó dentro del mantenimiento de la nueva licitación realizada por el municipio, mientras que las otras dos están a la espera de un encargado municipal para su cuidado.

Aunque la directiva de la junta de vecinos no se queda atrás, pues son ellos quienes están organizados para limpiarlas, regarlas y mantenerlas.

Entre las cosas que gestionaron para hermosear el entorno está la creación de murales que representan a la comunidad, además de pintar las bancas y cercas. “Tuvimos la fortuna de conocer a Nicolás Ramirez, a través de él conocimos a los jóvenes de la agrupación Pinta Arte, nos hizo unos murales en el parque de la primera etapa y de la segunda etapa y eso le ha dado más vida a estas dos áreas verdes, se ven hermosas”, afirmó María Cecilia Fuentes, presidenta de la junta de vecinos Villa Monterrico.

María Cecilia resaltó la labor de su directiva anterior, que es tan buena como la nueva. Por esto, siempre están activos buscando algo a lo que postular. “Estamos pidiendo mejoras, arreglos y avances, cuando hemos podido postular a algo, siempre ha sido para ir mejorando estos espacios. Lo último que postulamos fue un juego infantil que quedó instalado en el parque de la tercera etapa, en la calle El Volcán con Torres del Paine y tienen máquinas de ejercicio. Ahí tenemos otra cancha que hicimos la solicitud para que la pavimenten y le pongan focos”, comentó María Fuentes y se suman las peticiones de poda de árboles.

Además, como una directiva con alta actividad, organizan actividades de esparcimiento para los habitantes de la villa, por lo que generaron una agenda para todo el año con celebraciones, como la del Día de la Madre en mayo, el Día del Padre en junio, el Día del Niño en agosto, Fiestas Patrias en septiembre y en diciembre para Navidad.

Y en marzo se realizó una actividad por el Día de la Mujer, con aportes de los mismos vecinos, fondos de la directiva y recursos externos, con los que lograron comprar bebestibles y la contratación de un cantante, lo que esperan repetir para el Día de la Madre.

Aunque, también por parte de Santo Tomás hicieron una actividad con los adultos mayores, quienes pudieron cantar y bailar. En tanto, para los más jóvenes está programado un taller de danza urbana planificado por la agrupación Pinta Arte desde este 21 de abril, con cinco clases. Y para los amiguitos peludos, se gestionan operativos de mascotas para su cuidado.

En este sentido, una buena directiva es esencial, así lo confirmó la presidenta de la junta de vecinos, quien afirmó que “tuve una buena directiva y la nueva es tan buena como la anterior”, pues fue reelegida desde su último periodo.

“Tenemos a dos miembros en la directiva que se encargan de las actividades recreativas, organizan la sede, ordenan las mesas y preparan lo que es necesario. La tesorera, además, se encarga del tema del emprendimiento, información que llegue sobre esto la comparte y tenemos otra integrante que se encarga de los temas de salud, va a las reuniones del Consejo de Desarrollo del Cesfam Los Volcanes y se han hecho operativos y se seguirán haciendo durante el año”, señaló María Cecilia, y por su parte, postula a proyectos y reúne toda la documentación necesaria y se encarga de los problemas de seguridad y delincuencia.

“Siempre he dicho: soy así, por naturaleza, y mientras he sido de la directiva, he hecho lo más que he podido, el día de mañana cuando no sea dirigente, aquí estaré en mi casa para lo que necesiten”, comentó la presidenta de la directiva de Monterrico.

Por último, en esta villa se está trabajando en un censo, gracias al municipio y especialmente al programa del Senda, donde se hará un registro de todos los habitantes. Esto es cómo se componen los grupos familiares, la cantidad de adultos mayores, niños, jóvenes, mujeres, hombres, entre otros, con el objetivo de postular de manera más precisa a proyectos con las necesidades de la población.

El Esfuerzo

La Población El Esfuerzo, también conocida como El Toro, está ubicada en la zona sur de la ciudad y tiene una larga historia en el desarrollo de la comuna. En ella, su directiva no es muy activa, pero a su falta existe un grupo de vecinos que se preocupan diariamente de renovar y mantener las áreas verdes que los rodean.

“Organizados como vecinos, se han hecho algunos avances, en el sector que vivimos decidimos entre todos comprar unas máquinas para cortar el pasto de la placita nuestra, que siempre ha estado abandonada, y que no ingresa a las licitaciones por un tema legal”, afirmó Beatriz Garrido.

Esta placita está ubicada en la esquina de Los Batallones con Los Montoneros, que hasta hace más de un año solo era pastizales y basuras, hoy está irreconocible, debido a que los esfuerzos de los vecinos lograron limpiarla y habilitarla como el área verde que es.

Así, Pedro Soto, oriundo de Chillán y nacido en este mismo barrio, volvió hace poco meses y se puso manos a la obra: “fue abandonada, el pasto llegaba al metro y medio, por lo que nos pusimos de acuerdo con los vecinos, compramos una orilladora, un bombín mata maleza, y empezamos a levantar el parque. Las intenciones de la Municipalidad son buenas, pero parece que faltara gente, porque necesitamos urgente una llave para agua, arena lluvia y una poda”, contó el vecino.

Con estos trabajos lograron recuperar la forma de la plaza y los caminos para recorrerla, las bancas y los árboles. Aunque no sólo se queda en estas mejoras, porque le dieron un cambio radical a la puerta de entrada de la población.

En este lugar, realizaron un trabajo de jardinería en los prados ya existentes y un letrero en madera tallada que recibe a los visitantes con el nombre Población El Esfuerzo, y prontamente instalarán maceteros de madera impregnada que están armando y pintando.

“Nos gustaría extenderlo a toda la población, pero lamentablemente, no elegimos bien la directiva. Nosotros estamos trabajando solos, hemos pedido ayuda a la Municipalidad, han venido, cortamos los árboles, tres que estaban enfermos, los repusimos altiro, y del municipio nos regalan los árboles y los mantenemos con agüita de nuestras casas”, indicó Pedro Soto.

De esta manera, le hacen honor al nombre de su villa, el esfuerzo que ponen en recuperar, habilitar y mantener los espacios comunes para todos los vecinos, el orgullo es el siguiente sentimiento que los llena al ver el lugar donde viven en buenas condiciones.

Texto: Antonieta Henríquez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top