Close
Radio Radio Radio Radio

La grúa de la U. de Chile bajaría al Ñublense si se lleva a Reyes y Campusano

 La teleserie del mercado de pases veraniego en Ñublense la ha protagonizado el volante central, Lorenzo Reyes.
El formado en Huachipato, que fue una de las figuras del Rojo la temporada 2022, ha prolongado su decisión de seguir o no en el cuadro chillanejo, donde fue uno de los artífices de la clasificación a la Copa Libertadores de América 2023.

Hace un mes, Jaime García declaraba que el jugador le había confesado su interés de seguir en Chillán, a no mediar una interesante oferta en el extranjero “porque en Chile solo jugaría en Ñublense”.

Sin embargo, arrancó la pretemporada y de Reyes nada se supo.

Solo cobró protagonismo su nombre, cuando el club salió a desmentir que fuera uno de los anónimos inversionistas del grupo que lidera Sergio Gioino, con casi el 70 por ciento de la propiedad del club.

Tras ese episodio, trascendió que el volante estaba de vacaciones fuera de Chile, que analizaría el nuevo escenario.

El DT Jaime García salió declarando que de Reyes “no he sabido nada”, ante las insistentes consultas del medio.

El domingo, algo hastiado, declaró que lo seguiría esperando, porque era el “caudillo del equipo, un jugador importante”, pero que esa espera tenía un límite, ya que se debía tener “respeto” por el resto. Hace un par de días, el mismo García, aseguró que Reyes podría sumarse esta semana o la próxima al plantel de los diablos rojos que ya está en la recta final de su pretemporada.

¿A la U?

Sin embargo, un nuevo capítulo se está fraguando en esta teleserie. Y es que Reyes optó por prolongar el suspenso ya que espera el llamado de la Universidad de Chile para recalar en el club con el que fue campeón el 2017, pero el mismo, que lo desechó, cuando estaba retirado, con diez kilos de sobrepeso.

“Lorenzo es un jugador importante, si llega, extraordinario, pero si no, bien también, tiene derecho a buscar su mejor opción”, recalcó García, con un dejo de impotencia.

El director deportivo de la Universidad de Chile, Manuel Mayo, en declaraciones al “Aire Libre” en Cooperativa, reconoció que “no se puede descartar un jugador como él, lo conozco porque cuando fuimos campeones el 2017, él fue importante y fue uno de los jugadores destacados en Ñublense el año pasado”.

Y para preocupación de Jaime García, la U también tiene en carpeta al lateral izquierdo y capitán del Rojo, Jovany Campusano, quien ahora pertenece a la agencia 4-3-3, que manejan los ex socios de Sergio Gioino, Pablo Leclerc y Mauricio Valenzuela.

“No tengo idea en realidad”, declaró Campusano, consultado al respecto. “Está entrenando acá”, aportó García, desde Santiago, donde este jueves Ñublense jugará con la Selección Chilena Sub-20 en Quilín, en la antesala de último amistoso del domingo 16 de enero frente a Universitario de Lima.

Lo cierto es que, si Universidad de Chile negocia con Gioino y termina por fichar a Jovany Campusano, terminaría por desmantelar parte de la columna vertebral del 2022, pues ya tiene en sus filas al volante mixto Federico Mateos y al delantero Nicolás Guerra.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top