Close
Radio Radio Radio Radio

La experiencia de estudiantes de Ñuble que cruzaron las fronteras

Por primera vez Ángela y Loreto cruzaron las fronteras para vivir una experiencia que con sus propios medios no hubiesen podido financiar por los altos costos asociados para sus realidades. Mientras que Benjamín está próximo a iniciar la aventura.

Se trata de estudiantes de establecimientos públicos de las comunas de Chillán Viejo, San Nicolás y Quirihue, quienes tuvieron la oportunidad de abrazar la interculturalidad y mejorar el dominio del idioma inglés, gracias a acciones desplegadas desde la educación municipal.

[bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

A sus 16 años, Ángela Pino Fuentealba, oriunda de Los Ángeles, viajó por primera vez en avión y fuera de las fronteras de Chile. El sábado 6 de agosto voló con destino a New York, EE.UU, para perfeccionar uno de sus ramos favoritos, inglés. Ella es estudiante del Liceo Tomás Lago de Chillán Viejo, donde su promedio en esa asignatura es de 6.8 y el general supera el 6.0.

Previo a su viaje, durante dos meses participó de clases de la red de inglés del Daem los sábado y gracias a su desempeño accedió a la pasantía en el campus Queens de la Universidad Saint John’s, en Nueva York.

Para la adolescente esa experiencia fue gratificante en lo escolar y personal, ya que no solo logró comprender y aplicar mejor lo aprendido, sino también disfrutar de un baño cultural, que bajo sus propios recursos hubiese sido difícil financiar.

En este caso, el Daem financió la totalidad de sus gastos y de otras tres alumnas como una oportunidad de crecimiento. Ángela solo tuvo que costear su visa y documentos notariales.

“Para mí era difícil pensar que iba a poder tener esta oportunidad y menos estando en un colegio municipal, ya que esta es una oportunidad en un millón y tenía que aprovecharla al máximo y lo hice. La verdad es que me imaginaba viajar, pero cuando estuviera más grande y pudiera juntar mi dinero, pero nunca me imaginé que estando en el colegio iba a poder tener esta oportunidad”, expresó.

Ángela asistió a las clases de la pasantía en EE.UU que se realizaron durante cuatro días, donde pudo acceder a dinámicas de trabajo que le permitieron vincular el idioma y la cultura norteamericana.

“Mi nivel de inglés es intermedio, comprendo, solo que me cuesta formular las oraciones, pero el resto todo bien. Nos enseñaron cómo hacer un mail en inglés, también nos enseñaron como se pronuncian las palabras. Teníamos que aplicar el inglés, nos presentamos frente a nuestros compañeros y la profesora nos evaluaba. Hablamos entre nosotros. Nos daban guías, veíamos videos y debíamos responder en relación a eso. También hicimos un juego y responder bien sobre las partes de New York”, recordó.

“Recuerdo que los profesores de las clases eran muy divertidos y nos hablaban todo el tiempo en inglés. También pudimos recorrer lugares importantes, conocimos la estatua de la Libertad, visitamos el Top of the rock, entre otros lugares. Ellos nos iban explicando todo, nos hacían un tour”, añadió.

La adolescente consideró que su viaje de estudio asigna un sello especial a su trayectoria estudiantil, que le ayudará, manifestó, a cumplir uno de sus anhelos, estudiar pedagogía en Inglés en el futuro.

“Me sirve esta experiencia, aparte que tengo una historia para contar y decirle a las demás personas que igual pueden, ya que como venimos de un colegio municipal van a pensar que es imposible que hagamos eso, pero sí se pudo y para poder entrar a una universidad obviamente no tengo que depender 100% de eso, pero igual me sirve. Mis planes son estudiar, ya sea en instituto o universidad, Pedagogía en Inglés y poder ayudar a las demás personas que les cueste el idioma. A mí, en general, me gustan los idiomas, me resulta un poco fácil. Me gusta la idea de conocer otras culturas, lugares y creo que esta carrera me lo puede permitir. (…) Esto me va a ayudar demasiado más adelante, porque aparte que nos dieron un diploma que puedo mostrar en una universidad o instituto para acreditar que yo fui a esto, y eso me puede beneficiar”, valoró.

“Una experiencia única”

Hace una semana la estudiante de cuarto medio del Liceo Bicentenario de Excelencia Carlos Montané Castro, de Quirihue, Loreto Hernández Gómez, llegó de realizar una pasantía en la Universidad de St. John’s. Durante siete días, y junto a otros tres alumnos del establecimiento, perfeccionó el inglés y participó en un curso de liderazgo educativo.

“El viaje fue una maravilla, una experiencia asombrosa, ya que a pesar de que fue poco tiempo logramos conocer mucho de Nueva York y vivimos esa experiencia de tener clases en una universidad estadounidense, de estar dentro del campus, de vivir ahí, convivir con otras personas y desenvolverse en otro país que no es de tu idioma”, destacó Loreto.

Las horas del día estaban distribuidas entre las clases de inglés y las visitas guiadas a los lugares más icónicos de la ciudad como el puente de Brooklyn, el Rockefeller Center, la estatua de la Libertad, Times Square. Mientras que en Washington conoció la Casa Blanca y el Capitolio.

“Los primeros dos días las clases fueron en relación al inglés, nos enseñaron sobre el idioma. Estas clases empezaban a las 9.00 hasta las 12.00, teníamos un break para almorzar y luego teníamos clases desde la 1.00 hasta las 3.00 y luego en la tarde nos enseñaban los lugares. Otros dos días fueron más que nada en desarrollar el liderazgo, donde nos hacía todas las exposiciones en inglés y nosotros también debíamos hablar en inglés”, recordó.

Para la estudiante de 17 años vivir esta experiencia fue todo un sueño hecho realidad, y más el poder ampliar sus conocimientos respecto al idioma inglés, ya que considera es una herramienta indispensable para su futuro académico y profesional.

“Aprender inglés es súper importante hoy en día, dado que toda la información que podamos encontrar siempre va a estar en inglés independiente del área al que uno se quiera dedicar en un futuro. Si uno quiere seguir estudiando, quizás las mejores universidades están en países donde se habla inglés y a fin de cuentas hoy en día el inglés es el idioma universal”, expresó.

La joven considera que el liceo debe seguir brindando estas oportunidades a más alumnos para que puedan motivarse a estudiar cada día más.

“Fue un viaje totalmente gratuito, el liceo nos pagó todo y creo que es fantástico que el liceo pueda otorgar este tipo de oportunidades a los estudiantes porque eso nos motiva más a tener buenas notas, en este caso, a aprender inglés, porque se pueden ganar una pasantía como ésta. Así que estoy agradecida con el liceo y con mi familia por darme esta oportunidad”, dijo.

El jefe del Daem de Quirihue, Roberto Ferrada, explicó que esta iniciativa nació del convenio bicentenario en el 2019 y ese mismo año un primer grupo de alumnos viajó a Denver, Estados Unidos, a realizar una pasantía. Por la pandemia estuvo paralizado el programa y se retomó este año con el envío de tres alumnos del área técnico profesional y uno del área científico humanista, este último cupo fue el que obtuvo Loreto Hernández, tras realizar una serie de pruebas y entrevistas.

“Hacemos un concurso interno de diferentes etapas, donde hay evaluación psicológica y de habilidades lingüísticas, donde ellos sacan un puntaje y la comisión determina quienes son los que tienen el puntaje más elevado o reúne mayoritariamente las competencias”, dijo el director del Daem, agregando que se trata de una pasantía completamente gratuita para los beneficiados.

Ferrada adelantó que trabajan para que los estudiantes puedan tener la opción de postular a becas de intercambio a otros países.

Intercambio intercultural

Para principios de septiembre está programado el viaje que hará Benjamín Erices González, de 15 años, a Estados Unidos, y su estadía se extenderá hasta enero del próximo año como parte del convenio del Liceo Bicentenario Polivalente de San Nicolás y la agencia intercultural AFS (American Field Service Chile).

Pese a que aún no está definido quién será la familia anfitriona que lo reciba durante ese tiempo, Benjamín mantiene intactas las expectativas y emociones por esta experiencia que está por iniciar.

“Mi viaje a Estados Unidos está programado para el 7 u 8 de septiembre, a qué lugar específicamente, aún no lo sé porque ha habido inconveniente para encontrar una familia anfitriona. La organización encargada del intercambio es quién se ocupa de eso. Cuando me asignen a la familia anfitriona la organización envía un correo diciendo que estos van a ser tus papás, les gusta tal cosa, vas a vivir en tal parte, vas a ir a tal colegio y creo que hay un contacto para intercambiar los números de teléfono”, indicó.

El estudiante de segundo medio y que vive en el sector rural de Bajo El Membrillo, en San Nicolás, aseguró estar preparado para enfrentar y aprender de este desafío de estudiar y vivir en un país donde predomina el idioma inglés, con cultura y costumbres diferentes a la suya.

“Quiero volver con un nivel del idioma más avanzado y con habilidades sociales más desarrolladas, porque allá voy a tener otra visión de mundo, voy a convivir con gente que piensa distinto a la gente de Chile y siento que eso me hará muy bien para mi futuro. (…) Me siento preparado para enfrentar el intercambio”, dijo.

Respecto a las ventajas de dominar un segundo idioma, Benjamín resaltó que “con el mundo que tenemos hoy en día que está tan globalizado, tener dos idiomas es indispensable y vital para poder desarrollarse en mundo profesional y laboral”.

Su familia ha sido un pilar fundamental, pues lo respaldó desde el primer momento que manifestó que quería postular al Programa de Intercambio Intercultural del establecimiento. “Mi familia me apoyó desde el principio, me dijeron ‘si te quieres ir, ándate, porque tienes todas las capacidades para hacerlo’ y creo que confían en mí y lo voy hacer bien allá. Mi papá ha viajado a Estados Unidos antes y me dice cómo es la gente y cómo me debo comportar allá”, recordó.

Valoró que el Liceo Bicentenario Polivalente de San Nicolás suscriba este tipo de convenios que permiten un crecimiento académico a los estudiantes.

“Si bien hay convenios y muchas becas, pero ninguna es gratuita al 100%. Hay becas que cubren el 70% u 80% del convenio, pero aun así que el liceo tenga esos convenios con las organizaciones es una muy buena oportunidad. Además, que el liceo esté en San Nicolás y no en una ciudad grande es como una oportunidad única que pocos liceos la tienen y que los alumnos que salgan de acá vayan al exterior y le den las herramientas para hacerlo es algo súper bueno”, subrayó.

Además de Benjamín, otros seis alumnos del liceo comenzarán sus viajes de intercambio al extranjero en los próximos días.

Texto: Susana Núñez- Antonieta Meleán

[/bg_collapse]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top