Close
Radio Radio Radio Radio

Incertidumbre genera traslado del edificio de la Corte de Apelaciones

Cristian Cáceres

A través de los años, ha sido conocido como la Intendencia o la Gobernación y popularmente como la “Gobe”, pero la verdad es que la estructura de tres pisos y fachada blanca ubicada al frente de la Plaza de Armas de Chillán y con la dirección: Libertad S/N, es el Edificio de los Servicios Públicos.

Desde que en 1942 fue inaugurado en el corazón de la capital regional, se ha convertido en un ícono de la capital ñublensina. Convirtiendo a su explanada en un punto de encuentro para manifestaciones, celebraciones y hasta eventos artísticos.

Nació luego de que el terremoto de 1939 dejara en escombros al antiguo edificio de la Intendencia de Ñuble, una construcción de estilo Luis XIV, obra del arquitecto Víctor Henry Villenueve y llevada a cabo bajo las gestiones del intendente Vicente Méndez en 1910.

Tras la completa destrucción de esta estructura, entre 1940 y 1942 se trabajó en una nueva propuesta para la cuadra ubicada entre las calles Libertad, Arauco, Bulnes y 18 de septiembre, que permanece hasta nuestros días.

“La monumentalidad de la nueva propuesta urbana que se pensó para Chillán está representada en este edificio, concebido para albergar los principales servicios públicos y la gobernación de la malograda ciudad. Su arquitectura racionalista es un caso emblemático dentro de Chile, pues sin grandes pretensiones ornamentales conforma un espacio arquitectónico sin igual, donde además de la extraordinaria envergadura de la construcción, se logra una conexión especial con la Plaza de Armas mediante un patio central abierto que se une visualmente gracias a la abertura generada en el primer nivel. En el Edificio de los Servicios Públicos convergen la historia, la arquitectura y los habitantes de esta nueva ciudad que nació a partir de 1940, en perfecta armonía”, detalla la Guía Patrimonial de Chillán del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Tras la creación de la Región de Ñuble en 2018, la estructura tipo C alberga oficinas de servicios regionales de los ministerios de Educación, Hacienda, Obras Públicas y Secretaría General de Gobierno, además de la Coordinación regional de Seguridad Pública, al Gobierno Regional de Ñuble y a la Delegación Presidencial Regional de Ñuble.

En los cerca de 8.500 metros cuadrados, también se ubican servicios públicos como el Registro Civil, Servicio de Impuestos Internos, Tesorería General de la República, Tribunal Electoral Regional, la Corte de Apelaciones, entre otros.

Esta institución judicial, logró instalarse en el primer piso del antiguo edificio y funcionó dos años hasta el terremoto. En 1944, y tras su paso por distintos inmuebles de Avenida Libertad, volvió para ubicarse definitivamente en el ala derecha y frente a la Plaza.

Ahí, por casi ochenta años, largas escaleras negras han adornado su entrada. Las que prontamente la Corte dejará para trasladarse al nuevo Centro de Justicia de Chillán.

Cambio de casa

Aunque en mayo de 2019 comenzaron las faenas, con un plazo de término de 750 días, el nuevo Centro de Justicia ha tenido un retraso en su planificación debido a las restricciones que sufrieron durante la pandemia.

Sin embargo, a principios de este año el Poder Judicial anunció que la obra ya contaba con un 99% de avance en su construcción. Así, se prevé que el edificio, ubicado en la esquina de Yerbas Buenas con Vegas de Saldías, pronto podría recibir a la Corte de Apelaciones y a los Juzgados de Familia y Civil de la capital de Ñuble, con una dotación total de 98 personas, entre ministros, jueces, fiscales y funcionarios.

El nuevo edificio, de 10.310 metros cuadrados, cuenta con certificación Leed en su grado Oro y contempla la construcción de dos torres, una de cinco y la otra de siete pisos, e incluye nuevos jardines, espacios comunes y piletas exteriores.

En la planta sobre nivel de terreno albergará oficinas, salas de audiencias y sectores.

El presupuesto original, de 18.359.516.325 pesos debió ser modificado por el alza de los insumos de construcción a causa de la pandemia, llegando a una suma de 20 mil millones de pesos en total. Y se espera que este moderno inmueble entregue servicios judiciales a una población cercana a los 200 mil habitantes.

Este nuevo edificio del Poder Judicial forma parte de su plan quinquenal de inversiones con miras al 2025, que involucra el diseño, construcción y operación de nuevos centros judiciales y tribunales. Tales como el nuevo Centro de Justicia de Tomé, inaugurado en 2021; la habilitación del nuevo edificio de la Academia Judicial; la construcción del nuevo tribunal de Garantía y Tribunal de Juicio Oral en lo penal de Osorno y del Centro Judicial de La Serena.

La habilitación de la obra en Chillán se proyectaba para este segundo semestre de 2022, pero el seremi de Vivienda y Urbanismo de Ñuble, Antonio Marchant, precisó que la Corte tiene plazo hasta 2024 para ocupar las dependencias de los Edificios Públicos.

Mudanzas descartadas

Al estar ubicados debajo de la Corte, el Servicio de Impuestos Internos parecía un candidato para ocupar algún espacio de las oficinas judiciales que quedarán libres.

De hecho, hicieron un requerimiento formal para ampliarse a dicho espacio.

El director subrogante del SII, Marcelo Ruíz, comentó que en algún momento evaluaron esa posibilidad y conversaron con los propietarios, pero actualmente esa opción está descartada.

“Expresamos nuestro interés, pero después empezamos a buscar otras soluciones para nuestro problema de infraestructura porque vimos que no había muchas posibilidades de que nos asignaran ese espacio. Así que estamos buscando otros inmuebles”, declaró.

Este problema de infraestructura se habría originado tras el proceso de instalación de la nueva región de Ñuble. “Como todos los servicios públicos de la región, la instalación de la nueva región de Ñuble implica dotación de equipos de trabajo adicionales y nosotros tenemos un déficit de infraestructura que queríamos cubrir con ese espacio”, puntualizó.

Mientras que, desde el Registro Civil, ubicado actualmente al final del ala derecha del edificio público, manifestaron que no han tenido la intención de mudarse al espacio que dejará la Corte.

Posibles candidatos

Antes de la reforma constitucional de 2017, presentada por el expresidente Sebastián Piñera, la máxima autoridad regional era el intendente. Cargo de confianza que era designado históricamente por el propio mandatario, siendo Martín Arrau el primer nombrado en la región de Ñuble.

Tras dicha modificación, se crearon dos nuevos cargos: el gobernador regional, órgano ejecutivo del Gobierno Regional y elegido por voto popular, y el delegado presidencial, representante directo del presidente en la región, en reemplazo del intendente.

Desde entonces, en la nueva región de Ñuble, los edificios públicos han albergado en su ala derecha a las dos autoridades.

Es por esto, que se han convertido en los principales candidatos para ocupar las dependencias que dejará la Corte de Apelaciones.

Sobre el posible traslado a las oficinas judiciales, el gobernador Óscar Crisóstomo detalló que han barajado la opción de sumarlos a sus dependencias.

“Sí, efectivamente, aunque lo correcto no es mudarse, sino que sumar esa superficie al Gobierno Regional porque los requerimientos de infraestructura son múltiples y crecientes; y aumentarán en la medida en que se nos transfieran nuevas competencias, lo que conlleva a integrar nuevos equipos de trabajo, que indudablemente demandará más espacio para el funcionamiento correcto del GORE, que ya cuenta con necesidades urgentes que resolver en esta materia”, informó.

Según lo manifestado por el gobernador, hasta el momento no han negociado este espacio con otras autoridades regionales, sino que su diálogo se ha concentrado con el Gobierno central. “Sólo nos atenemos a las conversaciones sostenidas con el Gobierno central a través del Ministerio del Interior, con quienes ya existe acuerdo respecto a que se trata de dependencias que ocupará el Gobierno Regional”.

Mientras que, sobre la posibilidad de trasladarse a otro edificio, la autoridad señaló que “este edificio tiene un valor simbólico, siempre ha sido la sede de la máxima autoridad regional; antes fue de la Intendencia y hoy le corresponden al Gobierno Regional y en ese sentido, este es el lugar donde debemos funcionar”.

Por su parte el delgado presidencial de Ñuble, Claudio Ferrada, informó que, debido a un compromiso, el espacio que ocupan actualmente deberá ser entregado al Gobierno Regional, por lo que ya están buscando opciones en la región, aunque todavía no han decidido cuál será su nueva ubicación.

“Es un compromiso del presidente Gabriel Boric de entregar los edificios de las delegaciones presidenciales a los gobiernos regionales y Ñuble no es la excepción. Estamos barajando distintas opciones en la región y no hemos descartado ninguna”, finalizó Ferrada.

Decisión de propietarios

Las dependencias que ocupa actualmente la Corte de Apelaciones, todavía le pertenecen a Serviu BioBío. Ya que no se ha completado la solicitud de traspaso a los representantes del Servicio de Vivienda y Urbanismo en Ñuble.

Sin embargo, desde la Seremi Minvu, detallaron que al pertenecerle al mismo ministerio serán ellos los encargados de decidir el uso final del espacio.

Y aunque no han descartado el traslado de alguna institución a esas oficinas, comentaron que ambas instituciones necesitan contar con un espacio propio. Ya que actualmente, la Seremi arrienda un inmueble ubicado en calle Maipón.

“Hay que dejar claro que tenemos necesidad de espacio, tanto la Seremi, que hoy está arrendando un espacio privado, como también el Serviu. Ya que la cantidad de unidades que están creciendo es producto de la instalación de la nueva región y la dirección regional del mismo”, declaró Antonio Marchant, seremi Minvu.

Finalmente, la autoridad precisó que, aunque la Corte todavía puede ocupar el edificio por dos años más, es muy probable que este forme parte de la Secretaría o del Servicio de Vivienda y Urbanismo de Ñuble.

“Tenemos entendido que la Corte de Apelaciones puede estar hasta el 2024 en ese espacio y después será nuestro ministerio el que determine el camino que seguir. Lo que nos queda claro es que será parte de las dependencias que ocuparemos nosotros como Seremi o el mismo Serviu”, finalizó.

Texto: Ignacia Oyarce

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top