Close
Radio Radio Radio Radio

Entregan último plazo a empresa a cargo de arreglos de veredas en calle Bulnes

Mauricio Ulloa

El viernes 19 de noviembre la empresa Santa Sofía Ltda, encargada de los trabajos de y construcción de nuevas veredas de calle Bulnes, cuenta con plazo para entregar la boleta de garantía que le permita al Ministerio de Vivienda y Urbanismo realizar el estado de pago y así avanzar con el proyecto.

Sin embargo, y tal como lo han constatado los propios vecinos de ese cuadrante, los trabajos están prácticamente paralizados desde entre dos y tres semanas, lo que significa que exista casi un 30% de retraso en las obras.

Lo anterior quedó al descubierto por el mandante, una vez que activaron los protocolos de rutina de seguimiento a las obras.

Así lo explica el director del Serviu, Álvaro Pinto, quien detalló que dentro del proceso de Control y Seguimiento de las obras, “le pedimos a la empresa que nos entregara una boleta de garantía ,porque había vencido la anterior, y necesitábamos generar un estado de pago, entonces la empresa empezó a dilatar este trámite y hoy estamos con un compromiso que fijó para este viernes (mañana) la entrega de esta boleta”.

En una de las reuniones sostenidas con representantes de la constructora y el director del Serviu, se explicó como empresa que estaban pasando un proceso de reorganización interna, que además, tenían otros proyectos a nivel nacional y que están esperando contar con esta boleta de garantía para generar el estado de pago.

“Ahí se generaron las alertas y en este minuto se lleva un porcentaje de avance de un 50% y estamos esperando una respuesta positiva por parte de la empresa y así poder regularizar los trabajos, ya que hay un desfase –cercano al 30%- y eso queremos recuperarlo lo antes posible”, explicó Pinto.

En el Servicio advirtieron que es en los estudios de licitación donde se hacen revisiones de temas financieros, de balances y “en eso la empresa no mostró ningún tipo de inconveniente, pero hoy día sí los tiene, aunque nos dice que se trata de un problema puntual”.

Pese a que no hay nada que permita prever que la respuesta de la constructora, para el día de mañana, sea positiva, en el Serviu explicaron que pretenden entregarle los espacios a la empresa para que pueda responder y reorganizarse, aunque reconocen que ya han debido pensar en un plan B, es decir hacer un llamado a una nueva licitación para que otra empresa retome los trabajos.

“Para ese plan B, la idea es conseguir esos recursos adicionales, lo que para Ñuble no es ningún problema, recuerda que el año 2019 teníamos un presupuesto de $17 mil millones, el año pasado aumentó a $47 mil millones y hoy vamos a cerrar un año con $112 mil millones; y para el otro, el piso son $130 mil millones”, sostuvo.

Este proyecto, que involucra $1.200millones de pesos, es conocido como proyecto de “Ciudad Inclusiva”, ya que en su diseño se contempla  el tránsito de personas con discapacidad, tal como ya se realizó en la comuna de Iquique.

Este proyecto en Chillán, contempla una segunda etapa, pero aún no se ha llamado a licitación para su ejecución.

“Desmoralizador”

Como era de esperarse, tales dilaciones y suspensiones de faenas han causado malestar entre los vecinos del sector.

Más allá de las incomodidades propias de tener que transitar por calles sin pavimento o deber cambiarse de vereda debido a las cintas que evitan el tráfico en las zonas de trabajos, “lo que más molesta es que nadie explica nada, una no sabe a quién ir a preguntarle por lo que está pasando”, dice Miriam Garcés, presidenta de la Junta de Vecinos, Comandante San Martín, que involucra a uno de los cuadrantes de calle Bulnes.

Como ejemplo, refiere una situación en la que se encontró en las faenas con una persona quien llevaba una camisa con el logo de una empresa sanitaria, a quien se le acercó para preguntarle dónde estaba la oficina de la empresa encargada.

“Y me dijo que no sabía, que él sólo tenía un número de celular, pero que no me lo podía dar. Entonces no me parece que el trato que se no está dando a los vecinos esté a la altura de lo que esperamos de las autoridades, esto es desmoralizador”, comentó.

El abogado Rodrigo Vera Lama, quien tiene su oficina en calle Bulnes, pasó por algo similar.

“Como ya habían pasado semanas en que no se ve a nadie trabajando, un día vi a un trabajador y le pregunté si sabía cuándo terminaban las obras y me dijo que no me podía decir nada”, comentó.

El profesional advierte que “hay tramos que están desnivelados y de ripio, es cosa de tiempo para que alguien se accidente, y eso traería consecuencias”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top