Close
Radio Radio Radio Radio

El Multiverso Social

El primero de septiembre no solo fue un día primaveral sino también una fecha para celebrar. Pasar el temido mes de agosto trajo alegría a los que temen la dureza del invierno. Chillán fue la primera ciudad de Chile en instalar el abrazo fraterno de los adultos mayores en la Plaza de Armas. Con ello se quiso simbolizar la satisfacción de una generación que mantiene la vigencia para dar cuenta de una tierra que ha entregado hombres y mujeres notables al servicio del país.

El Covid-19 puso en un paréntesis a este tradicional evento. Transcurridos dos años de la última celebración, empujado por una evolución positiva de la pandemia, resurgió en la comunidad de adultos mayores la necesidad de retomar las muestras de afecto. Algo natural si se considera el difícil escenario que les impuso el riesgo de contagio y sus consecuencias, las que costaron numerosas vidas humanas entre personas de su mismo rango de edad.

Empero, lo que debía ser el retorno a la normalidad se transformó en un fenómeno que generó un gran desconcierto para quienes participaron de la celebración. La reforma constitucional y las reformas legales que posibilitaron la elección de los gobernadores regionales había provocado una singularidad: el multiverso social.

Me imagino que Stephen Hawking (1942-2018) jamás se imaginó que su teoría tiene una manifestación empírica en las ciencias sociales. El multiverso de Hawking considera la existencia simultánea de universos muy parecidos al nuestro, salvo por pequeños detalles. Este fenómeno fue lo ocurrido con la celebración del día después del 31 de agosto donde adultos mayores fueron sorprendidos con celebraciones en eventos paralelos, con pequeñas diferencias.

El Multiverso Social ya había sido mencionado como forma de explicar la coexistencia de realidades paralelas en materia de ingresos. Pero también es un fenómeno que se ha intensificado con el uso de las redes sociales. La sociedad se organiza en comunidades afines cuya vida transcurre en base a códigos particulares. En la época de la guerra fría el control de los bloques permitía que dichas realidades fueran capaces de mantener su hegemonía. Con el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones, los controles fueron desbordados y los conflictos sociales emergieron a nivel global. La búsqueda de integración social ha sido la respuesta frente a esta nueva realidad.

Empero, la naturaleza del ser humano parece ser más fuerte. Mientras las leyes avanzan, las realidades paralelas siguen jugando una mala pasada a los principales agentes de cambio. Los delegados y gobernadores están transitando por mundos paralelos. La población observa con incredulidad como los esfuerzos se duplican y los recursos se diluyen, sin obras claras que resuelvan la gigantesca brecha social y los enormes costos de ineficiencia.

Chile es un país que aun tiene un largo camino por recorrer para alcanzar el desarrollo y la justicia social. El multiverso con leyes unitarias, como ocurre en la actualidad, genera círculos de ineficiencia que atrapan la mayoría de las iniciativas que fueron diseñadas para avanzar hacia el objetivo final. El multiverso con leyes multiversas hace inviable un país cuya principal fortaleza ha sido la unidad para enfrentar el devenir social. El universo con leyes unitarias ya vimos que colisiona con la naturaleza misma del ser humano. Mayúscula tarea tiene el constituyente para resolver un problema que, para mayor de los males, solo es percibido como tal por la elite social.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/