Close
Radio Radio Radio Radio

El ciudadano Arrau: “No seré un intendente en las sombras”

Martín Arrau García Huidobro, vecino de Cato. Así se presenta para esta entrevista el primer intendente de Ñuble, quien el viernes pasado renunció a su cargo “para tener abiertas las opciones” de postular al congreso, o a constituyente, pues aún no lo define.

Una figura política que hasta marzo de 2018 no estaba en el radar de la contingencia. De la dirigencia gremial en el mundo del agro, saltó a la primera línea como el delegado presidencial para la instalación de la Región de Ñuble, y luego, como intendente.

Forjó un estilo propio. Muy proactivo y trabajólico. Quizás mucho para algunos, alejado de la tradicional política partidaria, lo que quizás le pasó la cuenta en algunos momentos de su gestión, durante la cual le fue un tanto difícil conectar con sus socios de Chile Vamos, en especial, con RN y el diputado Frank Sauerbaum.

“Hablar de izquierda y derecha o del mundo político no sé cuánto está marcando en las encuestas. A las personas poco le importa. Lo que les importa es que los proyectos se realicen, que los servidores públicos hagan su trabajo, y por eso a mí se me criticó que yo no era muy político, y hace dos años yo contestaba que lo encontraba algo positivo. Creo que la gente lo sintió así, porque no nos dedicamos a temas políticos. Sin duda que mi trabajo tiene una vertiente en ese ámbito y la desarrollé, pero lo principal era avanzar en nuestros objetivos. Trabajamos sobre la base de los habitantes de la región.

– Ud. tildó las críticas de la oposición en torno a la transparencia y probidad de su gestión como populistas. ¿Por qué?

– Hay que separar las cosas, es malo generalizar. Yo conversé mucho con personeros de oposición. El jueves estuve con el senador Harboe; con el diputado Sabag conversamos frecuentemente; con el diputado Jarpa tengo una excelente relación, y sin duda, cuando hubo cosas que mejorar lo hicimos, valoramos la crítica constructiva. Pero otro tema son las críticas infundadas que lo que buscan es hacer daño, y después nadie repara ese daño. Nuestro sello fue precisamente lo contrario, la transparencia, la probidad. Siempre hemos entregado todos los antecedentes, y hemos recurrido a Contraloría. Me molesta cuando se aprovechan las redes sociales para difamar a las personas que trabajan en el servicio público, por eso hay que tener cuidado con estas críticas que alejan a las personas de las autoridades.

– También hubo críticas desde su propio sector hacia su gestión…

– Es natural que los partidos políticos busquen espacios y se generen roces. Lo que hay que tener claro es que la confrontación debe estar siempre en el plano de las ideas.

– ¿Tuvo problemas para trabajar con algunos líderes de su sector, como el diputado Frank Sauerbaum?

– Sin duda que hay estilos de hacer política muy distintos al interior de Chile Vamos, es cosa de ver los medios, son estilos muy diferentes, el mío, por decirlo de alguna forma, no es tan político en la operación, pero nosotros hemos hecho un esfuerzo por mantener los canales de comunicación abiertos, realizábamos un comité político semanal en el que se invitaba a los representantes de los partidos, a los parlamentarios, etc. Claro que es lamentable que no todos asistieran, pero las puertas siempre estuvieron abiertas al diálogo.

– ¿Siente que Cristóbal Jardúa realizará una labor de continuidad en la Intendencia, pensando en la cercanía que tenían?

– No me gusta hablar de continuidad, pero sí hay que tener claro que cuando estructuramos los desafíos como región, se hizo un plan a 10 años plazo, y ese plan está hoy en plena ejecución. Por supuesto que hay cosas que seguir ejecutando, pero el estilo, el liderazgo, la forma, son diferentes. Cristóbal es muy distinto a mí, viene de otro mundo, tiene otra experiencia y debe buscar su espacio. Creo que lo hará muy bien.

– ¿Qué le diría a quienes piensan que Martín Arrau seguirá como intendente “en las sombras”?

– A esta hora ya soy Martín Arrau, vecino de Cato, eso soy. No seré un intendente en las sombras, no me verán circulando por los edificios públicos ni en inauguraciones. Si decido hacer algo será en la calle, con los vecinos. Hay que darle espacio a las nuevas autoridades, gente nueva, proba, porque es lo que nuestro país necesita hoy.

– ¿Qué consejo le dio a Cristóbal Jardúa antes de irse?

– Que camine mucho, que se compre un par de zapatillas y converse con todos. Eso es clave, escuchar.

“No me interesa generar conflictos”

– Tras la partida del exsenador Pérez, ¿Cree que podría asumir el liderazgo de la UDI a nivel regional?

– Los liderazgos se van dando de muchas maneras con la trayectoria. Yo no soy de estar en la primera línea de la política partidista, me gusta mucho más estar en la vereda, conversando con los vecinos, soy más ejecutivo. Sin embargo eso genera un nuevo tipo de liderazgo, las palabras conmueven y los ejemplos arrastran. Ahora me daré un gran tiempo para definir qué es lo que haré en adelante, y en ese sentido, están todas las puertas abiertas.

– En el caso que decida ir por el Senado, ¿cómo proyecta una pelea interna por el cupo con el diputado Gustavo Sanhueza?

– Yo no tengo nada definido, puede que vuelva a mi actividad privada o a la actividad gremial. La convención constitucional es también un gran desafío. La prioridad que me he fijado es la unidad, no me interesa generar conflictos al interior de un partido político, las cosas se tienen que dar naturalmente, hay que conversar, incluir a la familia, porque mi trabajo fue 24/7. Hay que ver desde dónde se puede aportar.

– Pensando en la unidad de Chile Vamos. ¿Qué opina de la candidatura de Paola Becker a la alcaldía de Chillán?

– Ese es un tema que está en desarrollo. Chile Vamos espera tener candidatos de consenso, por lo tanto, lo que hay ahora son nombres de uno y otro partido. Ojalá tengamos personas jóvenes y ojalá nuevas, es lo que ha pedido la ciudadanía, y eso es lo que estamos fomentando en la UDI. Aún falta mucho para definir quiénes nos representarán en Chillán, la Gobernación Regional y otras comunas. Soy muy enemigo de hablar de otras personas y generar conflictos, por eso hay que respetar estos procesos. Yo confío en que la UDI tenga una muy buena carta que represente nuestros principios, nuestros valores, que sea una persona joven, proba, para tener una buena carta en Chillán.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top