Close
Radio Radio Radio Radio

Desafíos para combatir la ineficacia educativa

Los resultados Simce nuevamente nos indican que nuestro sistema educativo tiene un gran problema de ineficacia educativa. En esta ocasión fueron evaluados los alumnos de 4º básico y los de IIº de enseñanza media.

Los resultados han sido altamente preocupantes. Fueron 267 puntos los que promediaron los alumnos de 4º básico en la prueba de lenguaje, situación que indica que se ha retrocedido al nivel de logro del 2016, y la cantidad de niños evaluados que por su puntaje quedó en la categoría de ‘adecuado’ llegó al 40%. Es decir, y siguiendo en esto la categorización que señala la Agencia para la Calidad de la Educación, de cada 10 alumnos de cuarto básico, sólo cuatro han logrado demostrar en forma satisfactoria, los conocimientos y habilidades que exige el curriculum de este nivel. En cuanto a los alumnos de IIº medio, ellos promediaron 243, el logro más bajo en más de dos décadas. El retroceso en este grupo de estudiantes es más que preocupante: sólo un 18% alcanzó un nivel ‘adecuado’ en lenguaje. Cabe subrayar que a la edad de 15 años los aprendizajes previos para consolidar los aprendizajes superiores son clave y no haberlos logrado con solidez es un gran problema formativo. A esta delicada fotografía del mal momento pedagógico, hay que agregar que los resultados en la asignatura de matemática son aún peores en ambos niveles.

¿Qué harán las autoridades? Como hemos señalado en algunas columnas previas, toda la evidencia de la última década nos indica que la gestión de calidad educativa, especialmente en cuanto al análisis, evaluación, comprobación, rectificación e innovación acerca de las causas de esta ineficacia educativa y de cómo abordarlas, han sido estériles o ineptas. Entonces, es necesario abrir nuevos escenarios de acción.

Por ejemplo, se puede aprovechar la iniciativa de poner en acción un programa de tutores más robusto que lo que inicialmente se ha planteado. Disponer de profesionales de la educación que colaboren con eficacia en el fortalecimiento de los aprendizajes y de habilidades de estudio es fundamental, adoptando metodologías personalizadas que no reproduzcan lo mismo que se hace en la clase regular. La crítica realidad sugiere además, que este programa de acción tutorial tiene que incluir un capítulo específico para los alumnos que fueron evaluados en IIº medio, porque el horizonte para este grupo de estudiantes es complejo y abarca a más disciplinas: al 18% de alumnos con un nivel de logro adecuado en lenguaje, hay que considerar que solamente un 15% de los estudiantes de IIº medio logró demostrar un nivel de aprendizajes y habilidades que los sitúa en la categoría de “adecuado” en matemática.

Ahora bien, el Ministro de Educación a propósito de los magros resultados afirmó que el Mineduc se ha impuesto como meta que al finalizar este año no haya ningún alumno de 4º básico que no sepa leer ni escribir. ¿Es esta una meta apropiada?, ¿se condice este objetivo con la ineficacia educativa?

Me temo que el desafío para combatir la ineficacia educativa exige una mirada más exigente, de mayor compromiso con los alumnos y con el país.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top