Close
Radio Radio Radio Radio

Crisis hídrica

Señor Director:

Estamos en los 70 años más secos y la peor crisis hídrica de la historia, lamentos que se corean como ritos fúnebres, no por convicción, sino por ser políticamente correcto, y serán nuestros compañeros por largas y marchitas décadas. Pero en los hechos, nada, los embalses claman, pero no se hacen. Fue la deuda histórica de las autoridades regionales de Ñuble, especialmente el Punilla, que lo hacían nacer en cada acontecimiento político, pero lo dejaban morir al día siguiente, embalse “nasciturus” que el Presidente inventaba el milagro de revivir en sus visitas a la sequedad de Ñuble.

Las esperanzas, que son lo último que se pierde, están en exigir a las nuevas autoridades regionales y el presidente electo tomen las cosas en serio, y entiendan que los embalses no son un problema de fundamentalismo ambiental ni político, sino una necesidad histórica para sacar a la región del animoso lugar de ser la segunda más pobre de Chile y de la mayor cesantía y desempleo, transformarla en el polo de desarrollo agropecuario más importante de Chile y la fortuna de contar con la Escuela de Agronomía, Veterinaria, Ingeniería Agrícola de la Universidad de Concepción y el INIA Quilamapu, pone a Ñuble en una situación privilegiada de tener instituciones agropecuarias y de prestigio, que otras regiones carecen.

Alfredo Schmidt Vivanco

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top