Close
Radio Radio Radio Radio

Cortes de energía en dos comunas y anegamientos menores en Chillán dejó sistema frontal

Cortes del suministro eléctrico en dos sectores de las comunas de Quillón y Pemuco, y anegamientos menores en Chillán, dejó los dos primeros días del sistema frontal que afecta a la región de Ñuble.

De acuerdo a la información entregada por el director subrogante de la Oficina Nacional de Emergencias del Ministerio del Interior (Onemi) en Ñuble, Cristian Matus, el fenómeno natural se encuentra en los rangos de normal, por lo que no ameritó la instauración de una alerta temprana preventiva.

El funcionario explicó que la interrupción del suministro de energía en las comunas mencionadas fue en zonas puntuales y por lapsos cortos, los que incluso, según Cristian Matus, no les tomó más de una hora a las empresas eléctricas resolver el problema.

Por su parte el jefe de Emergencias de la Municipalidad de Chillán, Víctor Fernández, destacó el trabajo preventivo que se realizó en sumideros y canales semanas atrás, ya que ésto habría permitido que los anegamientos que se observaron en estos días hayan sido menores.

Fernández comentó que si bien se constató eventos en algunas partes de la comuna, especialmente en la avenida Argentina (cruces con Blanco Encalada, Collín, Vicente Méndez y Francisco Ramírez) y algunos puntos de las avenidas Martín Ruiz de Gamboa y Los Puelches, las cuadrillas de emergencia lograron limpiarlos rápidamente y sin dificultades.

Respecto al estado de las vías y ríos de la región, el Seremi de Obras Públicas de Ñuble, Paulo De la Fuente, sostuvo que su cartera está en alerta preventiva por el sistema frontal y precisó que las cuadrillas de Vialidad están permanentemente monitoreando el territorio ñublensino, a través de un equipo interno junto a la Dirección de Obras Hidráulicas y Dirección General de Aguas, todo con el fin de prevenir y evitar cualquier tipo de inconvenientes, alteración de rutas, cortes de camino y eventuales desbordes.

“Los caudales de los ríos están en parámetros normales y el embalse Coihueco presenta un llenado de 13 millones de metros cúbicos de agua al día de hoy (viernes)”, fue lo manifestado la mañana del viernes por el Seremi de Obras Públicas de Ñuble. No obstante y a manera de precaución, al mediodía el MOP decidió suspender hasta el lunes 6 de junio el tránsito de la balsa en Cerro Negro, debido al alza en el nivel del río Itata.

Proyecciones

Un total de 18,8 milímetros de agua y 15 centímetros de nieve cayeron en la región de Ñuble el viernes pasado, el primero de los tres días del sistema frontal anunciado por la Dirección Meteorológica de Chile.

Las precipitaciones vienen acompañadas por ráfagas de viento en la costa, valle y precordillera de entre 25 y 40 kilómetros por hora (kph), con rachas que pueden alcanzar hasta los 60 kph en el sector de la cordillera.

El fenómeno natural se extenderá hasta este sábado y mantendrá las mismas condiciones que se han visto hasta el viernes en cuanto a cantidad de agua e intensidad de los vientos, según explicó el director(s) de la Onemi en Ñuble.

El funcionario indicó que entre el viernes y sábado podrían llegar a caer hasta 50 milímetros de lluvia y 60 centímetros de nieve. Asimismo, agregó que si bien el domingo las proyecciones prevén precipitaciones, éstas serán de baja intensidad.

Puntos críticos

De acuerdo a la información oficial y actualizada de la Onemi, la intercomuna suma 23 puntos críticos, que son los lugares donde se generan problemas a causa de las precipitaciones caídas, sobre todo en la época de otoño e invierno.

Inundación por desborde de cauces, anegamiento de caminos o pasos a desnivel y colapso de colectores de agua lluvia o alcantarillado, son los inconvenientes detectados y recurrentes en los lugares georreferenciados.

En la capital regional son 18 las zonas identificadas, siendo el sector sur oriente de la comuna y las avenidas Argentina y Vicente Méndez los de mayor preocupación, al contabilizarse 14. Los otros cuatro se distribuyen entre la población Zañartu por el poniente (2) y en el lado norte el sector Manuel Rodríguez y la Avenida Francia.

La Onemi muestra que en la urbe de Chillán Viejo existen cuatro puntos críticos y en la zona rural de San Pedro uno, todos con riesgo medio y alto de que provoquen colapso de colectores de agua lluvia o alcantarillado.

Texto: Jorge Chávez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top