Close
Radio Radio Radio Radio

Cerca de 20 líneas de colectivos en Chillán preparan alzas en sus tarifas

Preocupación existe en los usuarios de la locomoción colectiva ante la posible alza del precio del pasaje que se podría registrar en las próximas semanas. En el caso del gremio de los colectivos, evalúa un reajuste con el propósito de paliar los efectos económicos que les genera el alza sostenida del precios del combustible y repuestos, mientras que los dueños de taxibuses no podrán realizar modificaciones en tarifas a raíz de un contrato que sostienen con el ministerio de la cartera, el cual en el futuro regulará el valor en base a un polinomio.

La Federación de Taxi Colectivos de Ñuble (Fedeco), que agrupa a 16 líneas de colectivos, sostuvo que si bien el aumento de la tarifa es decisión de cada una de las líneas que operan en la ciudad, diversos conductores están considerando la posibilidad de elevar en $100 el precio del pasaje.

“El aumento sería de $100 y llegaría el valor del pasaje a $600. Cada línea es libre de aumentar o no, puede haber líneas que no estén de acuerdo o líneas que piensen subir solo $50 pesos. La ley no nos permite actuar en bloque, entonces cada línea es libre de tomar su decisión, por ejemplo, si dentro de mi organización la mitad quiere subir y la otra mitad no están en todo su derecho, es algo que no se impone”, explicó Juan Campos, presidente de Fedeco.

Campos señaló que una vez que la línea de colectivos acuerda aumentar la tarifa, deben comunicarlo a la Seremi de Transportes y esperar 30 días para que entre en vigencia el incremento.

Respecto a las causas que motivan el posible aumento, destacó que es “porque los repuestos están escasos y los precios han subido prácticamente mucho más del 50%, y eso nos está afectando bastante”.

Taxibuses no podrán subir valor

Una realidad distinta presenta el gremio del transporte mayor de la capital regional, desde donde informaron que en este momento no están en condiciones de efectuar alzas al valor del pasaje por un contrato que sostienen con el Ministerio de ramo. En el se determinó que en los próximos meses la decisión de modificar los valores estará en manos de la misma cartera, a través de un “polinomio”, basado en cuatro factores;  alza del dólar,  petróleo diésel, Índice del costo al Transporte y mano de obra, los que definirán si es pertinente hacer modificaciones.

Así lo explicó el presidente de la Asociación Gremial de dueños de Taxibuses Urbanos de Chillán, Humberto Llanos, quien dijo que la nueva regulación del transporte mayor, estipulada en el contrato, se espera que comience a regir en noviembre próximo.

“Históricamente nosotros subíamos la tarifa. Con el decreto 212 las empresas de transporte pueden subir la tarifa según estimen conveniente, avisando con 30 días de anticipación a la Seremi y al público, ese era el conductor regular. Nosotros a diferencia de los colectivos, hoy estamos en una etapa que estamos a punto de entrar a una regulación del transporte. El famoso “perímetro de exclusión”, que es un contrato entre operadores y ministerio, por lo tanto, dentro de esa negociación quedó que desde que esto empiece, lo más probable desde noviembre, nosotros ya perdemos el derecho de pedir el alza de tarifa cuando lo estimamos conveniente. Ahora el alza de tarifa quedó normada, se va mover en base a un polinomio, que se maneja por cuatro variables; según el alza del dólar, el petróleo diésel, el Índice del costo al Transporte y la mano de obra. Esos cuatro factores van a ir moviendo la tarifa en forma mensual, por lo tanto, hoy estamos en la etapa que prácticamente nos tenemos que olvidar de un alza tarifa, según nuestra voluntad, ahora a contar del próximo mes vamos a quedar en manos del Ministerio”, explicó.

Según el representante, en el pasado el valor del boleto de las micros se elevaba en 50 pesos aproximadamente cada tres años.

“La tarifa se va mover igual que en Santiago, que en Concepción, por lo tanto, ya no nos da el tiempo y no alcanzamos a pedir un alza. Lamentablemente nos demoramos mucho. La última vez subimos la tarifa, cerca del 2014, creo, nosotros la subíamos 50 pesos cada tres años prácticamente. La tarifa es un tema sensible que no se conversa, no se puede negociar. Cada línea es autónoma, porque todas las líneas son distintas y tienen distintos kilometrajes. Hoy en la realidad de Chillán, tenemos líneas que están en $430, $450 y otras en $480. Así que con estas tarifas vamos a entrar a esta regulación y a futuro, no las vamos a poder fijar, sino el ministro a través de un polinomio”, indicó Llanos.

Se estima que a partir del mes de diciembre en adelante será el “polinomio”, descrito en el acuerdo entre ministerio y operadores, el que determine si corresponde aumentar el valor del pasaje o no en las micros en forma mensual.

“El polinomio va entrar a operar prácticamente creo en el mes de diciembre, en enero, vamos a ver los ajustes si corresponde subirla o no, y ahí la tarifa se va ir moviendo con un monto mínimo de 10 pesos, puede ser 10 pesos hacia arriba o 10 pesos hacia abajo, pero en forma mensual se va ir evaluando eso. Así quedó estipulado, por lo tanto, en este minuto no estamos en condiciones de pedir un alza de tarifa porque ya estamos con un precontrato con el ministerio”, señaló.

Finalmente Llanos indicó que en este momento los taxibuses de Chillán tienen la tarifa más económica en comparación a otras ciudades del país como Concepción, por ejemplo.

“Obviamente el petróleo tuvo un alza sostenida como de 40 semanas y ahí hicimos unos pequeños ajustes como de 20 pesos un par de meses atrás, pero en este minuto no vamos a subir, independiente de que los colectivos suban, nosotros no tenemos un alza”, expresó.

Solicitudes para elevar precio

La Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Bárbara Kopplin, manifestó estar consciente de que pandemia ha provocado grandes problemas a muchos rubros y sobre todo afectando también al del transporte público, siendo uno de ellos el transporte público menor de colectivos.

“El proceso inflacionario que estamos viviendo como país es algo que le afecta directamente al bolsillo de las personas y también, a los operadores debido al alza del precio del combustible”, expresó.

Con respecto al alza de tarifas, la autoridad regional detalló que han recibido cerca 20 solicitudes de distintas líneas de colectivos urbanos para establecer un alza entre 50 y 100 pesos en el pasaje.

“Bajo el Decreto 212, el cual rige al transporte remunerado de pasajeros, establece que los operadores deben informar con un mínimo de 30 días a la seremi de Transportes y Telecomunicaciones para hacer efectivo el alza. Asimismo, la normativa describe que para el pasajero debe existir, en el mismo periodo anteriormente descrito, difusión sobre la nueva tarifa”, informó.

“Es un abuso”

Desde la Unión Comunal de las Juntas de Vecinos de Chillán cuestionaron el posible aumento del pasaje, y señalaron que actualmente las personas se están viendo afectadas económicamente por el aumento de precios en diversos productos y servicios.

“Hemos conversado con algunos vecinos y dirigentes el tema y la verdad es que nos llevamos más que sorpresas con tantas alzas que están ocurriendo, ya sea el gas o una u otra cosa, y ahora los pasajes nuevamente. Va a ser desastroso y es una pena, despreocupación y hasta una falta de respeto para todos porque en los taxibuses se dice que los adultos mayores tienen un valor bajo, pero a los choferes les cuesta mucho cobrar el pasaje preferencial y eso trae problemas, y ahora si es la línea de colectivos es una pena”, dijo Cecilia Henríquez, presidenta de la Unión Comunal.

La dirigente vecinal extendió un llamado a las autoridades a velar por el bienestar de la población, pues es un número importante de personas la que a diario se moviliza en transporte público.

“Creo que es un abuso y ya se están pasando, aquí es la Seremi de Transportes quien tiene que tomar cartas en el asunto y darse cuenta de que no puede suceder esto, las alzas ya están cubriendo demasiado los bolsillos de las personas y hay que pensar que no solo los adultos mayores están sufriendo con los bajos sueldos, sino que hay mucha clase media que está sin trabajo, y ahora se van a terminar los bonos, que en cierto modo habían ayudado un poco, pero ahora otra vez vamos a partir de cero y significa muy poca consideración para todos los usuarios”, cerró Henríquez.

 

Texto: Susana Núñez / Antonieta Meleán

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top