26 parejas del mismo sexo contrajeron matrimonio en 2022 – La Discusión
Close
Radio Radio Radio Radio

26 parejas del mismo sexo contrajeron matrimonio en 2022

Este 10 de marzo se cumplió un año de la entrada en vigencia de la Ley de Matrimonio Igualitario en Chile, proyecto que marcó un hito en la lucha de derechos por parte de las organizaciones que reúnen a minorías sexuales. Concretamente, Chile fue el sexto país de Sudamérica en implementar esta medida, algo que ya habían hecho Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay y Ecuador. En ese sentido, el camino fue largo, pero distintos líderes regionales destacan la implementación de una ley que fue buscada por años, con trabas y problemas constantes, pero que durante 2022 al fin se pudo concretar.

A raíz de eso, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) realizó una encuesta con motivo del primer año de la entrada en vigencia de esta importante ley. La encuesta, denominada “Las parejas del mismo sexo tras la aprobación del matrimonio igualitario en Chile”, fue aplicada entre el 3 de enero y el 9 de marzo de este año. Se trata del segundo sondeo de este tipo, ya que el primero fue aplicado antes de la entrada en vigencia de la Ley 21.400. En ese sentido, para el 69,8% la aprobación del matrimonio igualitario en Chile fue “un hecho histórico”.

La encuesta también reveló que durante este primer año, fueron 2.254 las personas que contrajeron matrimonio, de las cuales 1.127 fueron entre mujeres y 1.027 entre hombres. Por otro lado, el conteo además, indica que 452 personas fueron inscritas como hijos de dos madres y 21 como hijos de dos padres.

En ese sentido, del total de matrimonios efectuados en este periodo, solo 26 son de la región de Ñuble, de los cuales 12 fueron mujeres y 14 hombres.

Los números también dan cuenta que el 58,6% de los matrimonios vive en la Región Metropolitana; seguida por Valparaíso, con un 11%; Biobío, con 5,3%; y O’Higgins, con un 3,9%. Ñuble aparece en el lugar 12 con un 1,3% del total nacional.

Ramón Gómez, representante del Movilh en la región de Ñuble, detalló que hay que considerar el contexto regional, para comenzar a estudiar las cifras. Al respecto, evaluó como “positivos” los números, acotando que “si uno analiza las cifras del matrimonio igualitario a lo largo de todo el país, uno podría pensar que en Ñuble quizá es bajo el número de personas que lo han contraído. En ese sentido, considerando el contexto sociocultural distinto que hay en cada región, Ñuble ha comenzado recientemente a debatir sobre los derechos de las personas, este es un número bastante aceptable y bueno. Estaría dando cuenta de que la población, de la diversidad sexual y de género en Ñuble, están dispuestos a luchar por sus derechos y a empoderarse. La lógica que uno esperaría ahora, principalmente, es que esto se descentralice”.

Gómez comentó que la mayoría de las políticas públicas y municipales en beneficio de estas personas, solo se han concentrado en Chillán, por lo que espera que también puedan aplicarse a otras comunas, ya que han quedado “abandonadas”. En esa línea, el representante del Movilh añadió que “nosotros apreciamos eso en los casos de discriminación, ya que todos los incidentes de ese tipo que recibimos, que son pocos, provienen en casi su totalidad de la capital regional. Nosotros estimamos que las otras comunas de la región debiesen avanzar en políticas públicas preventivas en la discriminación, en dar a conocer los derechos conquistados en materia de diversidad sexual de género de manera que las personas sientan que tienen redes de apoyo”.

Contexto sociocultural y educacional

El 75% de las personas encuestadas considera que el matrimonio igualitario mejoró las condiciones de vida de las parejas del mismo sexo y de sus hijos. Pero, a pesar de estas positivas cifras, el camino sigue siendo largo.

Se puede inferir que en Ñuble, al ser una región recién constituida, con rasgos y patrones socioculturales distintos a otras regiones, como la Metropolitana, el tema sigue siendo un tabú, sobre todo en comunas rurales. Así lo explicó Gómez, quien afirmó que el debate “es distinto” en zonas urbanas. Al respecto, subrayó que “el debate a nivel familiar, estoy hablando a nivel cotidiano, entre cercanos o amigos, es bastante bajo en comparación con las zonas urbanas. Es por eso igual que el llamado a otras localidades de la región es a que efectivamente contribuyan a que se incremente el poco debate que existe en las zonas rurales. Hay que lograr llegar con el mensaje de la no discriminación y con las campañas a las zonas rurales, ya que han estado bastante abandonadas”. A partir de eso también hizo un llamado a que los gobiernos regionales contribuyan a la descentralización y a generar los espacios para poder crear una apertura del debate en ese sentido, ya que muchas veces las personas “no pueden comentar quienes realmente son y qué es lo que realmente sienten”.

Por su parte, Alen Alegría, abogado de la ONG Somos Ñuble, organización que tiene como objetivo la defensa de la Diversidad Sexual y Violencia, también analizó los números que ha dejado el primer año de la implementación de la ley, asegurando que son “buenas cifras” y que viene conectado al acuerdo de unión civil que también incrementó sus números, lo que “es un claro signo de que se siguen ocupando ambas leyes”.

El abogado también expuso el tema educacional y cómo la organización está trabajando en eso, detallando que tienen muy buenos vínculos con instituciones y el seremi de Educación. Alegría sostuvo que la base para hacer cambios sociales pasa también por la educación, asegurando que “queremos hacer charlas y talleres en colegios. Se pueden implementar un montón de leyes, pero primero tenemos que entender el por qué están las leyes y eso se hace con educación. Por ese lado tenemos la intención de ir hacia los colegios y por otro lado, también estamos pensando en la posibilidad de hacer talleres específicos para profesionales del área de la salud y de la educación, que van a hacer talleres gratuitos y certificados para que puedan incorporar la perspectiva de género en sus labores, para que puedan conocer también la normativa que hay en su ámbito”.

Todavía existe mucho temor al momento de denunciar actos de violencia. La organización durante el 2022 recibió solo 6 denuncias por implicancia de vulnerabilidad de derechos, destacando, por ejemplo, dentro del ámbito laboral. Alen señaló que “hemos recibido denuncias en el ámbito educacional en donde los establecimientos también han respetado el uso del nombre social de los estudiantes. Hay una circular del Ministerio de Educación que lo autoriza, pero a nivel laboral estamos viendo que se está produciendo. Hay ciertos de actos de violencia ya más directas, no solamente en la diversidad sexual, sino que también colaboramos en contra de la violencia hacia las mujeres”.

Proceso constituyente

Ambos líderes esperan que dentro del nuevo proceso constitucional se garanticen los derechos de las distintas comunidades pertenecientes al movimiento LGBT+. Por un lado, Alegría informó que tienen la campaña “Yo me comprometo”, para que los candidatos y candidatas puedan firmar y completar un formulario de Google con el fin de comprometerse a considerar en su labor ciertos principios en la propuesta de la nueva constitución: “Tenemos en nuestro Instagram un link donde pueden acceder a este formulario. Hasta el momento son tres firmas: Carolina Torres, Josefa Balmaceda y Brígida Escalona. Esperamos que se sumen más candidatos para que el día de mañana, cuando sean electos o electas, puedan considerarlo en la propuesta de la nueva constitución.

Por otro lado, Ramón Gómez fue más crítico en ese sentido, puesto que, en su opinión, la anterior propuesta estaba mejor formulada en el tema: “Hubiésemos querido que se hubiera aprobado. Viendo la composición ya de los expertos que hay, uno se va a dar cuenta que no vamos a llegar ni a la mitad de lo que había anteriormente, por lo que queremos apuntar a dos elementos principales. Queremos que se pongan en igualdad de condiciones al principio de no discriminación, así como un derecho fundamental y lo segundo que se reconozca la diversidad familiar. Hoy, actualmente, la definición legal, estatal y social es muy distinta a la que hay ahora. Necesitamos que se resguarden los intereses de todas las familias”.

Texto: Diego Chacana

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top