Close
Radio Radio Radio Radio

Región de Ñuble no escapa al fenómeno nacional del aumento de venta de armas

Cristian Cáceres

Entró a la tienda tiritando. Estaba nervioso (mucho) y tan agitado como decidido. “Me dijo, que dos cuadras más allá lo habían tratado de asaltar y de quitarle el auto. Me dijo que ya estaba cansado de tanta delincuencia y que quería comprarse una pistola. Conversé con él unos minutos, le expliqué lo que tenía, cómo funcionaba y se llevó una”.

El relato corresponde a un hecho ocurrido durante la primera semana de noviembre y quien narra es Pablo Silva, de la Armería Bugue, ubicada en la intersección de la avenida Argentina con Maipón. Y la persona descrita, un chillanejo de la tercera edad, quien seguramente recuerda con nostalgia ese pacífico Chillán de antaño y quien -por lo que pudo advertir Pablo- no sabía casi nada de armas.

Lejos de ser un caso raro, de uníco chillanejo que por miedo se transforma en un cliente de una armería, en el local explican que “las armas como las pistolas traumáticas están agotadas. Nos llegan recién de nuevo dentro de un mes; y de las escopetas traumáticas, nos queda solamente la última”.

  [bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

Y ahí estaba colgada la escopeta traumática. Negra y angulosa. Nada que alguien no aficionado a las armas quisiera llevarse a su casa por monstruosa. Sin embargo, hay tres factores que han incidido en el aumento de las ventas de armas entre los chilenos.

El primero, la crisis social que dejaron las protestas masivas del llamado 18-O, incidió en el promedio mensual de pistolas inscritas prácticamente se triplicara, según los informes de la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN)

En segundo término, la constatación y confirmación por parte de las policías y el Ministerio Público de un mayor uso de armas de fuego en la comisión de delitos en el país, lo que se refleja en un inédito incremento de homicidios, los que al menos en Ñuble ya alcanzan los 16 casos transformando al 2022 en el año con mayor cantidad de asesinatos en su historia, tanto como exprovincia como región independiente.

Finalmente, el anuncio realizado por el Gobierno respecto al propósito de avanzar a una prohibición total de tenencia de armas en el país, lo que para expertos criminólogos del país ha redundado en una mayor presencia de armas prohibidas comercializadas de manera ilegal.

Volviendo a la región, conforme a las estadísticas actualizadas en la página del zosepcar del OS11 de Carabineros, en Ñuble aún hay cerca de 2.600 armas debidamente registradas y unas 4.300 no regularizadas, aunque no necesariamente adquiridas ilegal o irregularmente.

Es esta falta de control sobre la presencia, ubicación y utilización de armas de fuego que el Ministerio Público regional estableció un foco investigativo coordinado con la PDI para poder recuperar esas armas y destruirlas.

La primera estrategia es sumarse al llamado hecho por décadas: devolverlas.

Las estadísiticas del OS11 demuestran que las armas devueltas de manera voluntaria en Ñuble, desde el 2017 a la fecha ha sido la siguiente: 0,3, 173, 37, 88 y 84. En otras palabras, menos del 2% de lo existente.

Miedo, qué otra cosa

Don José Baeza, acompañado de un sobrino acompañó a su padre, el viernes en la mañana, a las dependencias de la Autoridad Fiscalizadora de Armas, en calle Bulnes de Chillán.

“Estamos registrando un nuevo domicilio para una escopeta que teníamos en Ránquil. Ahora, la estamos cambiando para Coelemu”, explican.

Respecto al uso que pretendían darle, aclara que “hace como 20 años que allá está prohibida la caza. Así que la estamos moviendo por seguridad. Allá donde vivimos ante era tranquilito, no pasaba nada malo; pero ya les han entrado a robar a mis dos vecinos, o sea a menos de 500 metros de nuestra casa, entonces está claro que ligerito nos va a tocar a nosotros”, admite.

Coelemu. La semana pasada cuatro venezolanos se vieron involucrados en el homicidio de otro ciudadano de ese país, quien fue apuñalado en la puerta de su casa.

Y en 2020 fue también escenario de un sicariato. “Sí, nos acordamos perfectamente de eso. Fue un hombre al que le pegaron varios balazos”, recordó don Jaime.

En Chillán, en la tienda deportiva El Vencedor, uno de los dueños, Gabriel Venegas, explicó a nuestro medio que “este año, yo diría que la venta de armas ha aumentado al menos un 30%. Pero ese 30% extra son personas que nunca antes nos habían comprado armas, al menos no a nosotros. Y cuando los atiendes, te das cuenta que no saben de armas, así que lo único que te dicen es que quieren algo para defender la casa, el auto y ojalá algo más para meter miedo que para matar, realmente, a alguien”.

Por eso piden esa -ya clásica- pistola a postón de color café claro que asemeja ser una Glock 19X de 9 mm.

“Es la que más les gusta porque a simple vista parece una real. Y aunque vale casi el doble que las otras y tienen que esperar como dos semanas para que les lleguen, lo hacen. Hoy no tengo ninguna acá en el local, están por llegar”, añade.

El problema está en que el truquito está ya harto viejo.

“Cualquier persona que ha tenido en sus manos una Glock de verdad, puede que los primeros minutos se inmovilice al ver que tú tienes una en las manos. Pero le bastará tres segundos en mirar el cañón y otros detalles para darse cuenta que es de fogueo, o peor aún, si no se da cuenta de que no es de verdad, y él está armado, te va a disparar”, advierte el abogado Jaime Carrasco, miembro del Club de Tiro Cornelio Saavedra de Chillán.

Carrasco, hoy abogado particular, ha formado parte del Ministerio Público y de la Defensoría Penal Pública licitada, por lo que suma años de experiencia como penalista y litigante en los tribunales de la especialidad.

Este fenómeno, entonces, lo explica partiendo con que “el tema de la falta de dotación policial es un hecho histórico y que se ha agravado en los últimos años. Mucho carabinero está desvinculándose de la institución porque ven cada día más riesgoso su trabajo, incluso su estabilidad laboral, porque existe una tendencia de la Fiscalía de investigar primero al carabinero antes que al detenido y eso que en Chillán estamos padeciendo de delitos que antes nunca habíamos visto”.

Es ante esta escasez de seguridad capaz de ser proporcionada por el Estado que, a juicio del jurista, la gente “está buscando procurarse seguridad a sí misma, no sólo con armas de fuego, sino que con cualquier dispositivo o elemento que le otorgue algo de seguridad. Como las rejas, los cercos eléctricos, las alarmas, los perros ya no son suficientes, los ciudadanos están optando por armarse”.

Otro abogado penalista con experiencia en manejo de armas es Rodrigo Vera Lama.

Fue fiscal militar en la provincia de Malleco, por lo tanto tenía grado en la institución castrense y, evidentemente, se especializó en las armas.

Pese a que está retirado del Ejército, dice que aún mantiene contacto con funcionarios de esta rama y algunos excarabineros.

“Y ellos, los carabineros retirados también están empezando a comprar armas, porque si bien pueden portarlas cuando están de turno, y a diferencia de los PDI que sí están autorizados a llevárselas consigo siempre, carabineros y gendarmes las deben entregar después del turno”, aclara.

Respecto a la presencia de armas ilegales en el país, dice que “siempre ha existido ese fenómeno, desde el famoso caso de Carrizal Bajo, donde se hallaron miles de armas de guerra que eran armas norteamericanas que fueron recuperadas por el ejército vietnamita, llegando a Chile a través de Cuba. Por lo demás, desde los pasos fronterizos con Argentina siempre fue común que las personas de ese país llegaran con armas marca Bersa de construcción argentina, especialmente a través de pasos no habilitados”.

Sin embargo, hace una asociación entre el flujo ilegal de inmigrantes en esos años, “que era proporcional a la cantidad de armas ilegales que entraban al país, y la cantidad de inmigrantes ilegales que actualmente ingresan, que también es proporcional al armamento que está entrando tanto por mar como por tierra”.

Obediente y no deliberante

El llamado de este Gobierno y el de los anteriores es a devolver las armas. Uno de los argumentos es que muchas de las pistolas, revólveres y rifles que están en mano de particulares son robadas por delincuentes para cometer delitos aún más violentos.

“Si tú me hubieses preguntado esto cuando yo era prefecto de Carabineros, te habría dicho que sí, que era mejor entregar el arma, que para eso estaba carabineros. Pero ahora que me retiré hace rato y ya no estoy obligado a opinar en sintonía con ningún Gobierno, te digo lo que te diría realmente la mayoría de los carabineros: si te sientes más seguro teniendo un arma en la casa, ármate”.

La “confesión” es del coronel (r) y exprefecto de Ñuble, Ricardo Asfura, quien también trabajó en materia de seguridad en la Municipalidad de San Carlos y en la Delegación Presidencial de Ñuble para el gobierno de Piñera 2.

“Te digo, es una maldad querer quitarle el rifle a una persona que vive en el campo con su familia. Si a ellos les entran a robar, puede que junto a algún hijo hagan un par de disparos al aire y te aseguro que los tipos salen corriendo al tiro. Pero si no la tienen, ¿cuánto tiempo crees que le va tomar a una patrulla llegar a esa casa?”, añade.

Respecto a las armas ilegales que circulan en el país, de acuerdo a una entrevista realizada a la analista criminal, Javiera Díaz, de la Fiscalía Nacional, por el portal larazon.cl , existen cinco fuentes principales de ingreso de armas al mercado ilegal o a bandas criminales o a sujetos que cometen delitos.

La primera es el contrabando interno, como se ha hecho referencia, con armas adquiridas en el comercio legal desviadas hacia el comercio ilegal, lo que incluye causas abiertas incluso en contra de carabineros, quienes vendían armas y municiones a organizaciones criminales.

“En segundo lugar tenemos las armas hechizas o modificadas, o armas artesanales, que son aquellas que no son hechas para el disparo, pero son adaptadas posteriormente o modificadas para este fin. En tercer lugar tenemos las armas institucionales o que se encuentra bajo custodia policial o del Ejército, que también pueden ser desviadas al mercado ilegal”, detalló la especialista.

En cuarto lugar están las armas que están en posesión de las empresas de seguridad privada y en quinto lugar, las armas que son internadas ilegalmente a nuestro país”, explica la analista criminal.

Según la Fiscalía, entre 2015 y 2021, existen apenas 303 investigaciones que han ingresado por tráfico de armas a nivel nacional.

Sobre las armas de fogueo modificadas que quedan aptas para el disparo con munición convencional, Díaz señala que, según las cifras que maneja el Ministerio Público, han aumentado en el último año.

“A veces entran personas al local, y después de un rato de hacer preguntas o tratando de entrar en confianza, me preguntan si acá adaptamos armas de fogueo. Obviamente, les decimos que no”, revela Pablo Silva, de la Armería Bugue.

Así mientras el Gobierno pide que la gente se desarme, las ventas aumentan.

¿Comprar o no?, “Depende. Si se compra con todo en regla, si se hacen los cursos necesarios y se está dispuesto a asumir las consecuencias de usarla, no veo el problema. Pero si no se aprende a usar un arma, si no se hace todo por la vía legal, sinceramente no lo recomiendo. Es tan peligroso como manejar un auto sin saber conducir”, advierte el abogado Jaime Carrasco.

Alcalde de Quillón llama a no armarse; el de Bulnes hasta piensa comprarse un arma

Mire, la gente está con un grado de inseguridad mucho más grande de lo que había antes. Pero si hasta a mí, ya siendo alcalde de Chillán Viejo, me han entrado a robar dos veces en la casa”, dice el jefe comunal de esa ciudad, Jorge del Pozo.

Acusa que los disparos en las noches, el lanzamiento de fuegos artificiales anunciando la llegada de droga para la venta, y al aumento de delitos registrados en su comuna, han generado un enrarecimiento indesmentible del ambiente.

“A eso tiene que agregarle que ha llegado mucha gente de otras ciudades y de otros países a vivir a los sectores rurales, incluso a los loteos brujos de la comuna. Y no siempre vienen con la mejor de las intenciones, entonces la gente está sobrepasada y siente que las policías ya no dan abasto”, añade.

Respecto al tema en cuestión, admite que “a veces he pensado en comprarme un arma también, pero sinceramente no me creo capaz de usarla”.

Más seguro de esa opción, asoma el alcalde de Bulnes, Guillermo Yeber, quien dijo a nuestro medio que “yo sí estoy pensando en aprender a usar un arma y más adelante, comprarme una, porque la situación está indicando que para allá va la dirección, a la autodefensa. Por lo mismo, no puedo criticar a nadie que tome esa determinación. Hace poco conversaba con una personas del sector rural que me decían que ellos lo ven como una única opción de protegerse ante tanto robo y tanta delincuencia”.

Por otra parte, plantea que “no queremos terminar con lo que está pasando en comunas como Florida, donde ya hay sectores rurales que se transformaron en tomas hechas por extranjeros ilegales y personas que llegaron de Santiago o Concepción a vivir a nuestra comuna, quizás con qué tipo de antecedentes”.

Yeber, espera tener esta semana venidera una reunión con el delegado presidencial, Gabriel Pradenas, una reunión -precisamente- respecto a materias de seguridad. “En el paso de nuestra comuna ya se han incautado cerca de 14 kilos de drogas, entonces hay algo más, algo que antes no existía”, concluye.

En la vereda opuesta, se encuentra el alcalde de Quillón, Miguel Peña.

“Yo no creo que armarse sea la opción adecuada. Nosotros, acá en la comuna de Quillón hemos trabajado fuerte en la prevención del delito y al menos, acá, no he tenido esa impresión de que las personas se estén armando”.

Es necesario aclarar que, a diferencia de otras comunas de la región, la de Quillón ha contado con importantes novedades en materia de equipamiento de seguridad durante este mes. Y eso sería una de las causas que explican porqué el alcalde Peña sigue apostando por la prevención ante cualquier otra estrategia.

“Eso ha disuadido un buen poco y ha espantado a estos malechores que andan robando. La gente nos ha visto trabajando con la general de Carabineros, María Teresa Araya, ya tenemos tres vehículos de Seguridad Ciudadana, equipada con funcionarios; y viene una cuarta camioneta que llegaría en diciembre, para ponerla en funcionamiento en enero y así poder llegar preparados a las fechas estivales que es cuando recibimos una gran cantidad de población flotante”, adelantó.

En la comuna cuentan además con bicicletas para personal de Seguridad, lo que permite dar una nueva opción de rondas preventivas en el sector urbano.

También “estamos apoyando a Carabineros con recursos, ya que eso es lo mismo que ayudar a la comunidad. Hace poco les entregamos dos motos para que puedan patrullar en sectores de difícil acceso. Todo eso nos ha permitido tener rondas preventivas las 24 horas del día y estamos conversando la posibilidad de aumentar los recursos para seguridad el próximo año”, concluyó.

[/bg_collapse]

Felipe Ahumada

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top