Close
Radio Radio Radio Radio

Pobreza infantil

Señor Director:

Los resultados de la Casen 2020 permitieron constatar el aumento de la pobreza (2,2%) y la pobreza extrema (4,3), estimándose que más de 2 millones de personas se encuentran en esta condición.

En esta compleja fotografía país, se observan con preocupación los mayores niveles de pobreza en que vive nuestra infancia, particularmente, en las regiones de La Araucanía y Ñuble. En este contexto, es necesario comprender el fenómeno no tan solo con las mediciones tradicionales o en su multidimensionalidad, sino a partir de las necesidades específicas que tienen estos grupos, situados en contextos donde no son posibles de satisfacer sus derechos o éstos son vulnerados. Por ejemplo, según el Catastro Nacional de Campamentos 2020-2021, se advierte un aumento de 132% en la cantidad de niñas, niños y adolescentes que viven en campamentos con respecto a la cifra de 2019.

Por ello debemos preguntarnos si hoy como país ¿contamos con instrumentos que faciliten la medición de la pobreza infantil?, en miras a comprender o unificar su análisis con indicadores complementarios para cada una de las cinco dimensiones (vivienda, servicios básicos, estándar de vida, educación, empleo y protección social), mejorar los dispositivos de ayuda y generar políticas públicas más eficientes para su erradicación.

Pero no sólo es labor del Estado, también es urgente cuestionarse qué estamos haciendo como sociedad para proteger a nuestra infancia de la pobreza. Tenemos la responsabilidad cívica de sensibilizarnos ante los impactos del fenómeno y comprender que la pobreza infantil es distinta a la pobreza adulta.

Claudio Riquelme Neira

Director de Carrera de Trabajo Social USS

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top