Close
Radio Radio Radio Radio

Investigación revela que menores ven menos riesgosa la marihuana que el alcohol o el tabaco

De cerca de 20 mil alumnos registrados en el sistema escolar, y que cursaron entre 8vo y 4to Medio, en las comunas de Chillán, Chillán Viejo, Coihueco, San Carlos y Bulnes, entre el 2019 y hasta marzo del 2020, un total de 2.038 participaron en una encuesta aplicada por el Gobierno a través del Senda, siendo la primera que se aplica de manera focalizada y con datos específicos en la Región de Ñuble, sobre el consumo de drogas, alcohol, tabaco y medicamentos sin prescripción médica.

El estudio, que se realiza cada año par (en los impares se aplica a mayores de 18 años), reveló una serie de resultados cuya radiografía, en términos generales, causaron cierta satisfacción en las autoridades locales dado que los promedios de consumo y edad de iniciación en estas sustancias son mejores al promedio que se exhibe e nivel nacional.

Pero a la vez, propusieron una serie de desafíos que, al menos, en esta oportunidad les permiten conocer cifras específicas de la región para tener una referencia de comparación clara y precisa para poder evaluar la eficacia de los programas que se seguirán aplicando para prevenir el consumo de drogas y alcohol en Ñuble.

“La valorable de tener en la mano los resultados de esta primera encuesta que se realiza con solo datos de la Región de Ñuble, nos da un importante conocimiento de la realidad y eso es un importante pie para poder coordinar trabajos enfocados en lo que todos queremos, que es mejorar los indicadores a nivel regional y claramente, los insumos que arroja esta encuesta nos ayudará a canalizar a través del programa Elige Vivir sin Drogas, entender cuál es la realidad de la región y definir mejor el trabajo que habrá que hacer con el Senda y las distintas autoridades”, explicó el intendente de Ñuble, Cristóbal Jardúa.

Apelando a estas cifras, se desprende de este estudio que en cuanto al consumo de marihuana, una de las drogas de mayor circulación nacional, mostró un descenso en la cantidad de menores que declaran haberla consumido, de un 30,9% que mostró en 2017 al 26,8% en esta última medición, que se hacía a nivel regional cuando Ñuble pertenecía aún a Biobío.

El dato que más se destacó durante la presentación de este estudio, realizado en la Intendencia, por parte de la directora regional del Senda, Carmen Gómez, fue que “hoy se advierte que los menores de edad que cursan entre octavo y cuarto medio perciben la marihuana como una sustancia poco nociva. Al menos, perciben que su consumo es menos dañino y riesgoso que consumir alcohol o fumar tabaco”, precisó la directora.

Y aunque el consumo de alcohol también mostró una baja en su prevalencia entre los adolescentes de Ñuble, pasando de un 31,1% en 2017 al 29,8% en 2019, para las autoridades también genera alarma el que “muchos de estos menores dicen haberse embriagado alguna vez, algunos dicen haberse tomado más de cinco copas o vasos de alcohol en un solo día”, apunta Carmen Gómez.

En rigor, el estudio Senda muestra que mientras en 2017, el 61,7% de los encuestados en la entonces encuesta aplicada a Biobío, admitió haberse emborrachado al menos una vez, se pasó al 64% de los encuestados en Ñuble en esta última investigación.

Tabaco y drogas más duras

En cuanto al tabaco, un 2,7% de los adolescentes de estas cinco comunas en las que se aplicó la encuesta, reconocen consumirla a diario. En 2017, su consumo en Biobío era de un 4,3%.

Respecto a otras drogas más duras, en la región también se detectó consumo de cocaína y pasta base de parte de un 2,7% de los encuestados.

“El consumo de pasta base también ha aumentado entre los menores de la región, en cifras no muy significativas, al igual que como subió el consumo de otro tipo de estimulantes, tranquilizantes o de drogas nuevas en la región como el éxtasis, pero eso porque también se ha detectado más oferta de este tipo de drogas a este grupo etario”, observó la directora.

Este primer estudio regional reveló que mientras el 5,8% de los alumnos reconocen que ese año les ofrecieron consumir cocaína a lo menos una vez, a un 4,5% les propusieron experimentar con la pasta base.

Un 29,5% de ellos, en tanto, admiten haber recibido propuestas para fumar marihuana.

Mayor prevalencia en niñas

Aunque no es la primera vez que este fenómeno se detecta en Ñuble, en este último estudio se vuelve a constatar que en lo que respecta al consumo de marihuana y de medicamentos sin prescripción médica hay una mayor presencia de mujeres que de hombres en este rango de edad.

Para la directora del Senda, esto se debe a que, conforme a diversos estudios sicológicos internacionales, las mujeres demuestran una madurez tanto emocional como física más anticipada que los hombres, por lo que habría una intención natural de experimentar nuevas sensaciones mayor en las niñas que en los niños.

“Entre los 13 y 18 años, las mujeres presentan más riesgo, sin querer estigmatizarlas, de consumir más marihuana y alcohol, y es a lo mejor que a esta edad ellas se atreven más que los hombres”, dijo.

Sin embargo, es también la mujer adolescente quien al igual que las adultas (conforme a lo que se desprende de estudios anteriores hechos por el Senda a nivel nacional) tiende al consumo sin recetas de medicamentos, principalmente aquellos que ayudan a conciliar el sueño, ayudan a bajar los niveles de ansiedad y los que se recetan a pacientes que padecen de algún grado de depresión.

Es una realidad que genera un especial alerta en las autoridades educacionales y de salud, ya que se debe tener en cuenta que -en términos generales- el consumo de medicamentos sin control profesional en Ñuble es de un 9,8%, siendo esta la única cifra en que la región supera el promedio nacional (9,3%).

Y ese casi 10% ubica al consumo de medicamentos solo por debajo del alcohol y la marihuana en Ñuble.

“El llamado que Senda que realiza es a continuar trabajando en la prevención del consumo de alcohol y otras drogas, con foco principal en nuestros niños, niñas y adolescentes. Las cifras que arrojan esta encuesta nos permiten en Ñuble desarrollar estrategias y acciones locales junto al trabajo mancomunado con el intendente, Cristóbal Jardua y el seremi de Educación, Daniel San Martin, al igual que con todas las otras autoridades. Es importante considerar que el primer factor protector más importante es la familia, por lo cual debe seguir fortaleciendo el rol parental, el trabajo de pares y aumentar el esparcimiento a través del deporte y la cultura, esto se potencia por medio del Plan Elige Vivir Sin Drogas el que fue presentado por el presidente Sebastián Piñera en el año 2019”, expresó la directora regional del Senda, Carmen Gómez Carrasco.

Compromiso de la familia

Otras cifras de este estudio demuestran que, por ejemplo, que un 58,5% de los estudiantes encuestados creen que su padres estarían molestos si los sorprendieran con unos tragos demás.

Y un 74,8% plantean que sus padres estarían “extremadamente molestos” si supieran que han probado marihuana.

Esto da pie para pensar que, al menos en la mayoría de los casos, son los propios padres quienes deben jugar un papel clave para prevenir el consumo de drogas en los menores de edad.

Para el intendente Jardúa, “la propuesta es a trabajar en conjunto, a través de lo que puedan hacer el Senda, la seremi de Educación con sus distintos servicios para invitar a las familias a trabajar unidos en pos de lo que todos queremos, que es que los jóvenes de nuestra Región de Ñuble tengan una base más sólida”.

Y un tercer protagonista en este trabajo es la autoridad escolar.

Daniel San Martín, seremi de Educación, recuerda que “los profesores, directivos de establecimientos educacionales al igual que cualquier funcionario público, tiene la obligación de denunciar cualquier violación a la ley, por lo tanto es parte de sus funciones el poder advertir a las autoridades pertinentes cuando se detecta consumo de drogas o alcohol por parte de los alumnos”.

Para San Martín, los resultados de esta primera encuesta regional sobre consumo de alcohol y drogas en Ñuble, supone un desafío “por lo tanto nuestro trabajo es para todos los alumnos y no solo para aquellos que contestaron esta encuesta, que por cierto, es anónima. Nuestras esfuerzos se centrarán incluso desde los alumnos de prekinder, y poder hacer la vinculación del programa Elige Vivir sin Drogas, con que hoy el Ministerio de Educación quiere plantear como programa de salud mental”.

La próxima medición se realizará el año 2021.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/