Close
Radio Radio Radio Radio

Hospital ha atendido 891 casos de ACV isquémicos

Hospital de San Carlos

Ante un Ataque Cerebrovascular (ACV) el tiempo que transcurre entre la identificación de los primeros síntomas y la atención médica es crucial. Solo es posible actuar de forma rápida si las personas conocen los primeros signos de este evento para acudir a un centro de salud. Por eso, y cuando se aproxima una nueva conmemoración del Día de la Prevención contra el Ataque Cerebrovascular (29 de octubre), los especialistas refuerzan cuáles son estas señales de alerta.

Presentar un lado de la cara caída o no poder sonreír de forma simétrica; tener debilidad en una o más extremidades o tener dificultad para hablar, son los tres síntomas que alerta de estar sufriendo un infarto cerebral.

De acuerdo con la Dra. Marcela Carrasco, neuróloga de la Unidad de Tratamiento de ACV del Hospital Clínico Herminda Martín, “es muy importante que las personas reconozcan los signos antes mencionados, para identificarlos en caso de estar sufriéndolos o si los advierten en alguien cercano. Estos se pueden presentar en forma aislada o los tres juntos y de inmediato hay que acudir a un servicio de urgencia o un centro de salud, que puede coordinar rápidamente el traslado al hospital Herminda Martín ya que se trata de una emergencia médica”.

[bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

“La unidad de urgencia de nuestro hospital es el único recinto de salud, en el que puede realizar la evaluación clínica e indicar la terapia de reperfusión más adecuada, para conseguir de esa forma reducir al máximo la posibilidad de fallecer o de presentar secuelas severas y permanentes”, recalca la facultativa.

El ACV se produce cuando un vaso sanguíneo se ocluye, lo que detiene el flujo de sangre hacia la zona del cerebro que depende de ese vaso. Es una patología tiempo dependiente, lo que significa que a medida que pasa el tiempo genera más pérdida de neuronas y aumenta la posibilidad de secuelas severa o muerte.

La Dra. Carrasco explica que el tiempo es esencial para iniciar el tratamiento y evitar daños irreversibles. “Para la trombólisis, en el caso de un ataque cerebral isquémico, tenemos un máximo de 4 horas y 30 minutos desde el inicio de los síntomas. Este tratamiento, consiste en aplicar un medicamento que disuelva el trombo o coágulo y permitir que se restablezca el suministro de sangre en el cerebro”.

Hasta septiembre de este año, en el Hospital Clínico Herminda Martín se han atendido 891 casos de ACV isquémicos y se han realizado un total de 89 trombólisis. Mientras que en 2021, se atendieron 1081 casos con este diagnóstico y se realizaron 114 trombólisis, incluyendo la primera teletrombolisis con el Hospital de San Carlos (HSC). 

[/bg_collapse]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top